Libertad!

Libertad!

sábado, 28 de enero de 2012

Las Armas de Coronel

Gustavo Coronel

Arias Cárdenas cambia de principios como de camisa
**Todos tenemos derecho a cambiar de opinión, pero no de principios

Francisco Arias Cárdenas ha cambiado de principios cuatro veces en su vida.

1. En la Escuela Militar juró defender la constitución y las leyes.

2. Luego se embarcó en un golpe en contra de esas instituciones, golpe en el cual murieron unos 200 venezolanos inocentes. Se llenó las manos de sangre venezolana.

3. Sin embargo, posteriormente se arrepintió y se enfrentó a Hugo Chávez, llamándolo asesino e insultándolo de la manera más violenta posible. Ello está bien documentado en http://www.youtube.com/watch?v=Ksc3BJdvFAI

4. Pero, un día cualquiera, se presentó ante Chávez y le pidió perdón de rodillas, como los cobardes sin verguenza. Al arrodillarse Chávez le dió un cambur en las Naciones Unidas, en Nueva York. Le puso un bozal de arepas.

Agradecido por esa limosna Arias Cárdenas se ha convertido en uno de los más notorios adulantes del régimen, junto a Carlos Escarrá y Aristóbulo Istúriz. Es como un sietecueros que se desliza ante su amo.

Esto es lo que acaba de decir en Maracaibo:

“Chávez no excluye a nadie, este es un gobierno de inclusión para todos por igual, hay que impulsar la soberanía alimentaria con los hombres que trabajen la tierra, y la respuesta debe ser trabajo y dedicación”.

Como puede decir este "pluma al viento" que Chávez no excluye a nadie, cuando tiene 14 años excluyendo a la mitad de la población que no está de acuerdo con él? Los llama escuálidos, apátridas, oligarcas, frijolitos, les confisca las propiedades, los manda a la cárcel o al exilio.

Arias Cárdenas es una de las numerosas llagas purulentas en el cuerpo del chavismo. Se nutre de la tragedia venezolana. Se arrastra ante el amo y se presta para el fraude de las 100.000 casas construídas este año, inaugurando unas diez o doce..
Publicar un comentario en la entrada