Libertad!

Libertad!

miércoles, 25 de enero de 2012

Mensaje a Chávez...

Rafael Muci Mendoza

Al enemigo interno de un supuesto cáncer, se sumó la pequeña-gran adversaria…

La historia de un teniente del ejército norteamericano llamado Carl Rowan se repite... Aquél tenía por misión entregarle un mensaje personal al general cubano Calixto García, de ubicación desconocida en la isla, para coordinar el desembarco de efectivos militares en la región oriental con el fin de "apoyarlos" en la guerra contra España. En la novelada historia, Rowan tomó la carta y sin preguntar "¿Dónde está García?", la tomó, la selló en una bolsa de hule, la amarró en su pecho, hizo un viaje de cuatro días y desembarcó de noche de manera clandestina en las costas de Cuba. Se internó en las montañas y en tres semanas atravesó la isla entregándole la misiva al general García... Desde entonces "El mensaje a García" es paradigma de compromiso sin cortapisas.

María Corina llevó el mensaje desde su pecho... Claro, honesto, sincero y valiente; el mensaje a gritos de millones de venezolanos anhelantes de dignidad, a la propia madriguera y a la misma boca del engendro. Un torpedo inesperado y preciso a la línea de flotación del dictador que atravesando el grueso chaleco abrió una vía de agua en su ruinosa estructura llevándolo a pique: Llamó sin edulcorantes, a la memoria pantomima; a la cuenta, expoliación; a la expropiación, robo; a sus seguidores culpables y a sus propios compañeros, adormilados. Al enemigo interno de un supuesto cáncer, se sumó desde el exterior, la pequeña-gran adversaria. Ya no más eufemismos, no más tapujos, así queremos los ciudadanos honestos que hablen nuestros dirigentes. A la dictadura, dictadura; al comunismo, comunismo; al envalentonado, cobarde; al ilusionista, destructor.

La testosterona surgió desde donde no era natural; ojalá los hombres unidos de este, mi país, sigamos sin cobardía su ejemplo de integridad.

rafael@muci.com; rafaelmuci@mail.com
Publicar un comentario en la entrada