Libertad!

Libertad!

miércoles, 25 de mayo de 2016

Entrevista al diputado Jose Guerra.sobre la economia venezolana


José Guerra: El Socialismo del Siglo XXl arruinó al pueblo Venezolano (entrevista)


Publicado en: Actualidad, Economía, Entrevistas
 20
 2

Diputado José Guerra en entevista en Televen
Diputado José Guerra en entevista en Televen

El diputado a la Asamblea Nacional por la Unidad, José Guerra, manifestó que Venezuela atraviesa por una crisis alimenticia y nutricional.
La crisis está condenando a la juventud y a los niños a pasar hambre… El cerebro de los niños no se está desarrollando adecuadamente”, afirmó.
Con respecto al tema inflacionario, el parlamentario indicó que la economía venezolana está distorsionada.
Un tomate cuesta más de 100 bolívares, mientras un paquete de harina de maíz cuesta 20 bolívares… Es un plan para destruir a quien produce la harina de maíz… Ellos creen que acabando con la Polar destruyen el capitalismo”, indicó.
Durante una entrevista realizada en El Noticiero Televen, Guerra señaló que más de 3 millones de adultos mayores están esperando la asignación, por parte del Gobierno Nacional, del bono de alimentación aprobado en la AN.
Decreto presidencial
El diputado opositor informó que el Decreto de Emergencia Económica, solicitado por el Presidente de la República, no fue aprobado por el Parlamento Nacional, por lo que cualquier ministro o funcionario de la administración pública que ejecute gastos amparados en esa normativa, estaría cometiendo un delito.

Poder adquisitivo del venezolano en huevos

¿Quién tiene más huevos?
En estos días escuché a un par de personas asegurando que Venezuela tiene el salario mínimo más alto del continente americano y creo haber alcanzado a oír a un vocero del gobierno atreverse a afirmar lo mismo una vez más.
Entonces, hice un par de preguntas a algunos de mis amigos emigrantes.
Como en este país, no existe una tasa única de cambio para lograr una referencia comparativa real, busqué otra referencia: el huevo.
Como me gustan las matemáticas, saque mis cuentas para ver ¿quién tiene más huevos? .
Mis amigos me indican que en Ecuador el salario mínimo es de 366 dólares mensuales, sin descuentos. En la ciudad de Cuenca un huevo de gallina cuesta 0,15 dólares, es decir, si el trabajador en Cuenca cobrara en huevos ganaría 2440 huevos al mes. En Ecuador no hay bono alimenticio, ni bono de transporte obligatorios.
Asimismo me indicaron que en Colombia tampoco es obligado pagar cesta tiket, pero sí un bono de transporte de 77.700 pesos colombianos, que sumados a los 689.455 pesos del sueldo mínimo, nos da un salario integral de 767.155 pesos.
En Cartagena un huevo de gallina cuesta 350 pesos, en Medellín y Bogotá vale 300 pesos, es decir, que si un trabajador en Cartagena cobrara en huevos, ganaría
2191,87 huevos al mes.

En el caso de Panamá me informan que el salario mínimo está ubicado en 600 dólares al mes y en la Ciudad de Panamá un huevo de gallina vale 20 centavos de dólar; con lo que, si un trabajador panameño cobrara en huevos obtendría 3000 huevos al mes.
Igualmente me dicen que en Chile el salario mínimo está fijado en 355.000 pesos chilenos, y en Santiago un huevo cuesta 160 pesos. Es decir, si un trabajador chileno ganara en huevos tendría 2218,75 huevos al mes. Ahí no pagan bono de alimentación, ni de transporte.
Podría continuar el recorrido por la geografía continental, pero con esto basta por ahora.
En Venezuela si sumamos el bono alimenticio de 18.585 bolívares y el salario mínimo base de 15.051 bolívares, tenemos un salario integral de 33.636 bolívares mensuales y en Maracaibo un huevo de gallina cuesta 90 bolívares. Es decir, que si un venezolano ganase en huevos, en Maracaibo tendría 373,73 huevos mensuales.
En resumen:
Un trabajador en Cuenca-Ecuador tendría 2440 huevos mensuales.
Uno en Cartagena-Colombia ganaría 2191,87 huevos al mes.
Uno en la Ciudad de Panamá-Panamá cobraría 3000 huevos por mes.
Uno en Santiago-Chile obtendría 2218,75 huevos mensuales.
Y uno en Maracaibo-Venezuela tendría 373,73 huevos al mes.

Calcule y compare con la tasa de cambio que prefiera, pero antes de asegurar que nuestro país tiene el sueldo mínimo más alto de América Latina pregúntese y responda ¿Quién tiene más huevos?.
¿Será que alguien se queda con los huevos que nos faltan?, ¿Será verdad que escondieron la gallina?, ¿Cuándo y cómo podemos llenar de huevos nuestras alacenas?.
Esto no pretende ser un estudio científico, solo es una referencia. Tomado prestado.
El sueldo minimo en venezuela deberia ser 180 mil bs para ganar x lo menos 2000 huevos al mes, venezolano que se respeta, copia, pega y difunde!!!! Para que el mundo sepa que en Venezuela hacen falta huevos!!!!

Me gustaMostrar más reacciones
C

Jazz arabe


martes, 24 de mayo de 2016

Llegada de Albert Rivera lider de Ciudadanos de Espana a Maiquetia


Militares, un factor mas de crisis

Ascensos militares, un factor que se suma a la actual crisis política de Venezuela

Ascensos militares, un factor que se suma a la actual crisis política de Venezuela
Si el gobierno de Nicolás Maduro sigue impidiendo el cambio en Venezuela, va a provocar un golpe militar. “Yo creo que lo que está aguantando eso es, sencillamente, el problema de las promociones militares. Todo el mundo está esperando a ver qué pasa en julio con los ascensos”, advirtió este lunes el analista político Carlos Raúl Hernández al examinar la situación del país.
Según Hernández, la situación que se vive actualmente en el seno de la Fuerza Armada Nacional (FAN) es “casi de anarquía”, y el descontento con la crisis del país que sienten sus miembros es muy similar a la del resto de los ciudadanos. “La inmensa mayoría de los militares no tiene absolutamente nada que ver con la toma de decisión política. Son funcionarios técnicos que hacen su trabajo”, indicó.
“La situación de ellos es igual o hasta peor que la de los civiles. Se levantan en las mañanas, llevan a sus muchachos al colegio, pasan todo el día trabajando y regresan en la noche a casa, pero antes pasan por los supermercados a buscar productos que tampoco encuentran. Además, viven aterrorizados porque los matan, los secuestran; tienen órdenes de no andar uniformados y de no cargar sus credenciales cuando están de civil. Y encima de todo eso, son perseguidos dentro de las propias FAN por parte del G2 cubano”, explicó.
“Yo creo que lo que está aguantando eso que está pasando en las FAN es sencillamente el problema de julio y las promociones militares. Todo el mundo está esperando a ver qué pasa en julio con los ascensos”, advirtió.
El también profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) aseguró que tanto a la opinión pública nacional como a la internacional le resulta “muy claro” que el de Nicolás Maduro  “es un gobierno de facto” que no tiene más apoyo que el de la cúpula militar. “Ya el Ejecutivo dejó de ser un poder. Es, sencillamente, un apéndice de la FAN”, indicó.
“El gobierno hace lo que hace porque está colgado de las botas de un cierto grupo de militares, que son los que toman decisiones”, aseguró, por lo que no descartó que una salida a la actual crisis institucional que sufre el país se da a partir de una negociación no con el gobierno, sino entre la FAN y la Asamblea Nacional.
Añadió que los ejercicios militares realizados el pasado fin de semana en varios estados contienen un claro mensaje “dirigido a la política interna del país, para hacer ver que tienen el apoyo militar y que no hay forma cívica de hacerlos perder el poder.  Es decir, nada de lo que está en la Constitución es viable para ellos, porque es un gobierno de fuerza”.
“El papel que juega eso que llaman Tribunal Supremo de Justicia, que no es tal sino simplemente un equipo jurídico del PSUV, es sencillamente violar la Constitución y justificar las violaciones a la Constitución”, dijo cuando se le preguntó sobre la medida dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo que prohíbe, a partir de ahora, realizar protestas ante las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Palacio de Belvedere en Viena






Freddy Guevara :Maduro debe cumplir la Constitucion

Freddy Guevara: Si el CNE no desea protestas debe cumplir con la Constitución (Video)


Freddy Guevara: Si el CNE no desea protestas debe cumplir con la Constitución (Video)

El coordinador nacional encargado de Voluntad Popular, diputado Freddy Guevara, aseguró que la presión de calle ejercida por el pueblo venezolano en las últimas semanas ha funcionado y la muestra de ellos es la sentencia emitida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en la que prohíbe la protesta en las inmediaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Una vez más el Tribunal Supremo de Justicia pretende que el pueblo proteste ante el Consejo Nacional Electoral. Lo que esconde esta media es el temor a la protesta del pueblo porque sabe que tiene resultados, lo vemos al observar que tuvieron que recurrir al Tribunal para prohibir la manifestación pacífica. El régimen sabe que perdió el apoyo del pueblo y por eso prohíbe la protesta pacífica, esta medida evidencia el profundo temor que tiene el régimen al pueblo y a su manifestación popular. Esa revolución que comenzó con un discurso de democracia y hoy está diciendo ‘me da miedo el pueblo en las urnas electorales y en la calle’”.

Guevara afirmó que si los rectores del CNE no desean que los venezolanos protesten en las inmediaciones del máximo órgano comicial  deben cumplir con sus obligaciones estipuladas en la Constitución. “La mejor forma para evitar que la gente le proteste al CNE no es llevando un recurso al Tribunal Supremo de Justicia, es cumpliendo el reglamento y facilitando que el pueblo sea el que decida si Nicolás Maduro debe continuar en la presidencia o no. A ustedes no le gusta que el pueblo le reclame que no están haciendo su trabajo, a nosotros no nos gusta que violen la Constitución. El llamado es las rectoras del CNE y a los magistrados del TSJ, no sean parte del barco que se hunde de la cúpula de Nicolás Maduro”.

El presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional recalcó que en años anteriores el régimen ha buscado trabas para la práctica de las protestas por parte del pueblo. “Esto forma parte de una serie de medidas que ha tomado el régimen hace bastante tiempo para limitar el derecho de la protesta de los ciudadanos. Una de las primeras fue las medidas en la zona de seguridad. Hasta en la Casa Blanca se protesta, nadie en su sano juicio puede decir que Nicolás Maduro y el Palacio de Miraflores tiene más amenazas que Obama. En esos lados protestan frente al Palacio de Gobierno, pero al régimen no porque se creen intocables. En años anteriores sacaron una sentencia en la que la gente le tenía que pedir permiso a los alcaldes para protestar. La Constitución es muy clara, exige una notificación, pero de ahí a aceptar que uno le debe pedir permiso a la autoridad para protestar es una locura”.

Entrevista aL historiador Elias Pino Iturrieta


Actualidad

Elías Pino Iturrieta: “Por primera vez, Juan Bimba habla en nombre de sus intereses”.


Por Hugo Prieto | 22 de mayo, 2016



Elías Pino Iturrieta retratado por Daniel Loaiza
Elías Pino Iturrieta retratado por Daniel Loaiza
Esta entrevista —aun para los lectores—, puede ser el vivo ejemplo del lema >. La sola propuesta de indagar en el pasado sobre las experiencias de cambio político en la historia de Venezuela puede resultar desoladora. Casos hay muchos y casi todos, por no decir todos, han desembocado en la violencia. Desde la sampablera en el Congreso, en los tiempos de Monagas, hasta el 23 de Enero de 1958. Sobre este tema gira la conversación periodística con el historiador Elías Pino Iturrieta, quien no necesita presentación.
Hay nuevos interlocutores, la Iglesia Católica, que pudiera jugar un papel importante, aunque el gobierno de Maduro canceló la visita del embajador del Papa. Al parecer, mató al tigre, pero le tuvo miedo al cuero. En la mesa de diálogo, hay un nuevo interlocutor, Juan Bimba, que es muy distinto al Juan Bimba papá y al Juan Bimba abuelo. Este nuevo Juan Bimba descubrió que tiene un arma y lo demostró el 6-D. Transición puede haber, aunque el término suene presuntuoso, arreglos quizás, pero si nos atenemos a la historia venezolana, seguramente va a imperar la transacción. Y esa palabra es un disgusto para todos.
En la perspectiva de la crisis y de lo que se advierte, que podría ser la idea del cambio político y de la transformación del país, ¿Qué antecedentes hay en Venezuela?
¿Antecedentes en el sentido de que se busque un camino, que no sea tan traumático?

No, no, en el sentido de que se advierta la necesidad del cambio y de que hay que conjugar fuerzas para impulsarlo.
Ah! Antecedentes en ese sentido hay muchos, pero las soluciones, en general, han sido violentas. Cuando Monagas reforma la Constitución para continuar en el poder, primero, porque él estaba muy asentado, había gobernado un primer período, había gobernado su hermano un segundo período y él volvía por un tercer período, con una debilidad inherente de la oposición, si se puede utilizar el término. El partido de Páez, el partido conservador, los godos, están como desaparecidos del mapa, el descontento es brutal, hay problemas económicos muy serios, comienzan fenómenos de hambruna, se oye el grito ‘viva la libertad, muera el ganado’, la gente mata las reses en el campo para mitigar el hambre, hay una crisis muy grave que obliga a que los liberales, que se supone habían apoyado a Monagas, y los godos, que habían sido echados del poder por más de una década, se agruparan, pero la agrupación desembocó en una guerra. No quedó más remedio que lanzar el grito de revolución, hablar de olvido del pasado, hablar de armonía social, y con esa bandera, la de armonía social, se le da una arremetida militar triunfante a Monagas. Entonces, sí, hay situaciones previas de molestia, de reagrupación de fuerzas contrarias al régimen, liberales y conservadores, pero cuya salida no será sino una guerra civil.

Es la constante del siglo XIX en Venezuela.
Durante el primer período de Guzmán Blanco, ocurre lo mismo. Ya el exceso de la corruptela, la petulancia de Guzmán, el control de un partido que él está creando a su manera, todo eso provoca una reacción que se pretende canalizar por el camino institucional. Se proclama a su sucesor como el gran demócrata, para oponerle ese título a la demasía y al personalismo que había caracterizado al período llamado el septenio y se trata de hacer un movimiento en el Congreso, en la prensa. Comienzan a surgir periódicos antiguzmancistas para mover a la opinión pública, abundan los discursos en el parlamento para la reforma de la Constitución, para evitar el retorno de Guzmán y eso también fracasa y desemboca en una guerra civil. Todo se soluciona por el camino de las armas. Es decir, no se soluciona.

Si tenemos esa experiencia, que es muy venezolana, cuyo desenlace ha sido la violencia, la guerra, uno podría decir que en este momento hay una incapacidad para encaminar el conflicto por vías constitucionales y el gobierno está jugando con candela. ¿Falta como el detonante, no?
Sí, pero hay una suerte de transición que no desemboca en violencia en las primeras de cambio. Es importante, porque es una cuestión de mucha lentitud que, sin embargo, no puede evitar la violencia, pero que lo intenta. Es la transición que se produce en el seno del propio gomecismo. Uno, después de 27 años de tiranía, puede imaginar que ‘todo está atado y bien atado’ como dijo Franco en España. No sucedió así. El gomecismo comienza a languidecer y muestra sus primeros síntomas de desaparición histórica y física, durante el régimen de López Contreras y especialmente en el régimen de Medina cuando las fuerzas antigomecistas crecen y se aclimatan. Regresan los exiliados, comienza un tímido movimiento de opinión pública, se echan las bases de los partidos políticos, lo que va a permitir la propuesta de un país distinto. Eso es lo que se llama el postgomecismo. Lo importante es que comienza una transición, pero el hecho es que no la provoca la oposición, ni la sociedad en principio, sino la misma cúpula que considera que la situación no puede continuar de ese modo. También hay problemas económicos, problemas de hambruna y terribles problemas sanitarios y el general López Contreras, en los primeros discursos dice: ‘señores, el país es una ruina. Esto no puede continuar así’. El heredero, el escogido del benemérito, se atreve a decir eso. Pero el distanciamiento no fue suficiente hasta el punto que va a provocar un golpe de Estado en octubre de 1945.

Pero digamos que el distanciamiento no fue suficiente porque había unas fuerzas políticas y unos militares que no estaban satisfechos con ese distanciamiento. O que querían imponer una visión distinta del país.
¿A qué militares se refiere? ¿A Pérez Jiménez? Es bueno que lo diga para aclarar la situación partiendo de su argumento.

SI DESEA VER LA ENTREVISTA COMPLETA OPRIMA EL ENLACE 
http://prodavinci.com/2016/05/22/actualidad/elias-pino-iturrieta-por-primera-vez-juan-bimba-habla-en-nombre-

lunes, 23 de mayo de 2016

La OEA y la crisis

Almagro, Zapatero y la crisis



Días difíciles se avecinan para Venezuela. Las soluciones políticas a la crisis no pueden seguir el ritmo del rápido deterioro social y económico. Ya no hace falta exponer cifras y argumentos, la magnitud de la crisis se suda a diario en las calles del país, al punto de que manifestar es una actividad complicada ante el agobio que suponen las múltiples diligencias y recorridos que es preciso hacer para conseguir lo básico (y cuando se consigue, su costo más que duplica el precio pagado un par de semanas atrás). El drama humanitario en materia de salud es tan descarnado que todavía a muchos en el exterior les cuesta entender cómo pudo, una de las naciones con mayor riqueza natural de Latinoamérica, potencia energética no solo por ser país petrolero, sino por sus recursos hídricos y gasíferos, llegar a tan precaria situación, que incluye el espantoso déficit de suministro de energía eléctrica, por efecto de una corrupción atroz.
Nadie da crédito a lo que escucha, pero las imágenes hablan más que mil palabras.
En ese contexto, esta semana escaló la confrontación entre Nicolás Maduro y Luis Almagro, secretario general de la OEA. Sin saber si la voz de Almagro tiene resonancia en el Consejo Permanente de la OEA, y sin poder identificar que algún país miembro de la organización haga solicitud formal ante dicho Consejo, mucha gente escucha… y algunas voces especialmente sonoras en la opinión pública hablan de la activación de la Carta Democrática. La inmensa expectativa que esto ha despertado nos conduce a pensar que este asunto exige una reflexión que nos permita entender cómo se come este plato de la aplicación de la Carta Democrática, asumiendo que fuese posible su concreción.
Si se aplicase la Carta Democrática de la OEA al caso de Venezuela, todo desembocaría en una instancia de diálogo entre gobierno y oposición; específicamente, entre el Ejecutivo Nacional, el Congreso y el TSJ, para encauzar el conflicto en el marco constitucional, previo reconocimiento de ambas partes del conflicto político. Este diálogo podría pasar por acuerdos espinosos, que irían desde la liberación de presos políticos hasta un posible proceso de amnistía y reconciliación en el que se encuentren reflejadas las demandas de ambos sectores, pues hasta ahora el proyecto de amnistía es expresión de las justas demandas del campo opositor.
Finalmente, estaría en la agenda, como ocurrió con la mesa de negociación y acuerdos coordinada por el ex-presidente Gaviria junto al Centro Carter, el asunto crucial del referendo revocatorio, para viabilizar su convocatoria. Y quién sabe si, para cimentar las bases de una transición, lograr garantías electorales en torno a las elecciones regionales.
Si no se diera una instancia de encuentro como la descrita, si el gobierno mantuviese su hostilidad al diálogo ante la invocación de la Carta Democrática, la primera consecuencia sería la exclusión de Venezuela del sistema interamericano. En palabras sencillas, nos expulsarían de la OEA; en cuyo caso, el gobierno podría quedar librado de un compromiso que le estorba tanto como la Constitución.
Sí, amigo lector, la aplicación de la Carta Democrática es, en el mejor de los casos, la base para iniciar un proceso de diálogo y negociación política. No es una fórmula mágica para lograr la salida de Maduro de la Presidencia; y mucho menos, una forma de intervención extranjera de equivalente efectos. Aplicar ese instrumento es entrar en un proceso de negociación, tal como el que en este momento se proponen los ex presidentes Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá), con el apoyo de UNASUR y posiblemente del Vaticano. Si se logra ensamblar con fortuna este entramado que apenas comienza, también podría incluir otros facilitadores para cuestiones específicas, pero sobre todo destrancar el camino al revocatorio.
Entonces, ¿por qué no agarrar el rábano por las hojas y comenzar de una vez con esto, en lugar de crear expectativas en torno al periplo de la OEA y la Carta Democrática? Parece lo lógico, lo más sensato, lo que nos podría poner a las puertas del cambio que pide a gritos el país... Sí, pero no es fácil. Es cuesta arriba lograr una simetría entre los morosos tiempos de la política, y lo acelerado y urgente de la crisis económica. Para ello, en el marco de aquel proceso, el país tiene poco tiempo para que un clima de cooperación entre el sector privado y el gobierno, esto último es más urgente. Y, si no se atiende ya, las consecuencias podrían ser irreversibles.
Se avizoran tiempos complejos. Confiemos en que se impondrá la buena fe, la fortaleza de ánimo y las decisiones fraguadas con la vista puesta en el bien de Venezuela. Toda nuestra esperanza está concentrada en las bondades del diálogo y el buen avenimiento entre todos los sectores del gran paisaje nacional.
Nos leemos por twitter @lecumberry


Recuerdo de hace unos anos 2011 ?Como esta la situacion postelectoral?



Por Joaquin Ramon Ch
Queridos amigos
  De repente y en pocos dias bajo la temperatura y estamos en invierno
.Los cristales se humedecen con gotas de lo que es un rocio helado que impregna el ambiente un poco humedo de Valencia 
Desde mi balcon un poco solitario diviso la vieja estacion del tren con sus hangares de vidrios rotos por el viento, escudos del Valencia club de futball y la  maleza.
Estos viejos futuros escombros, las estaciones de tren, en Francia los convirtieron en museos en algun lado , creo que en Paris, y parecen estudios de cine, abandonados e inaccesibles por el muro que las guarda, lleno de pinturas un poco infantiles; que las separa de la avenida;  
 Me entrtengo buscando expresiones culturales puras o que a mi me lo parezcan.
 Como un jazz arabe que escuche y se me ha quedado pegado en la mente
 Turquia , Croacia , Bolivia,,Segolene Royal, la Union Europea y Bulgaria , Cuba ,Mejico; Chile o cualquier otra noticia interesante 
 Trato de entender eñ transfondo literario español con su sobriedad castiza y su solidez linguistica , ya dejando un poquito el realisnmo magico; y lo natural para uno como seria Vargas Llosa.
Si tuviera a Faulkner lo leeria para; conservar las raices del Missisipi  
Leo El Pais siempre que puedo, y como  verdura y como ya les dije la fruta de estas tierras, que ya vuelven a presentar los arboles cargados de naranja y  perfume de azahar
  Diciembre es un poco melancolico
.La Navidad es muy de casa y familia y espero que Enero me traiga algunos `proyectos nuevos.;   Eso si aqui se come muy bien.   ¿Como esta todo?;   La situacion  post electortal   Contesteme que los echo a todos de menos   Un abrazo
 Joaquin---------------------------------------------------

Testimonial de un ciudadano haciendo cola

Jesús Ramírez en Venezolanos en Miami
11 h ·
Me siento tan decepcionado, ayer me fui al supermercado hacer la cola a las 9:30 de la noche, en la que se encuentra 400 personas por delante de mÍ, a la 1:30 de la madrugada (HOY), nos ha caído un chubasco de agua que duro hasta las 3:00 am, todos nos mojamos en la cola del HiperBaratta, muy cansados, trasnochados, agotados, unos que otros con rabia. bueno a las 7:00 am abren el mencionado, se colean muchas personas en la entrada al supermercado que ni siquiera se trasnocharon como nosotros, ellos son los famosos (BACHAQUEROS). Para finalizar, lo más triste, es que uno va con la esperanza de que vendan jabón Ace, de-sobrante, pasta de diente, champú, leche. y nos salen hoy en el supermercado con puro pasta de comer y mantequilla. no pude lograr el ultimo rubro. por lo que es injusto hacer una cola. para nada. cansado, mamado, me duelen los pies, la cabeza. Ya no soporto más. tremenda burla para el pueblo venezolano.

Algunas politicas municipales y autonomicas del PSOE



Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.

El PSOE es uno de los partidos más veteranos de Europa, un partido que ha vivido tres siglos de la historia de España. También es uno de los partidos que apostó antes y más intensamente por la democracia. Y que entiende que democracia es bastante más que votar cada cuatro años. A veces se olvida que sobre todo, la democracia es una forma de entender la convivencia y la relación de los ciudadanos y ciudadanas con el poder. La democracia es una cultura política rica en sus formas e instituciones.
El socialismo español siempre ha sido municipalista y federalista. Lo es en su forma de entender su propia organización interna y, coherentemente, también en su forma de entender la organización política de la sociedad. Que el poder esté bien distribuido, que sea accesible, es una condición institucional de la democracia. Y eso nos lleva siempre lejos del centralismo, por muy democrático que se declare. Por eso, al hacer nuestra Constitución, los socialistas apostamos por el Estado de las Autonomías, y cuando hemos gobernado lo hemos hecho con respeto no sólo al pacto constitucional, sino a la realidad de España. Porque la pluralidad territorial de nuestro país es algo más que una creación jurídica, es una realidad social. Una realidad sentida y querida que aborda y resuelve, cada día, algunos de los problemas más importantes de la vida de cualquiera de nosotros.
La democracia es una forma de entender la relación de los ciudadanos con el poder
Por eso es bueno recordar, ahora que se cumple un año de las últimas elecciones municipales y autonómicas, el desempeño de los gobiernos socialistas a lo largo de estos doce meses. Los socialistas concurrimos a aquellas elecciones con la voluntad de llevar a los parlamentos y a los gobiernos autonómicos las demandas y aspiraciones de los ciudadanos. Y de hacerlo responsablemente, es decir: de hacerlo. De cumplir lo que dijimos. Eso significa, por ejemplo, la puesta en marcha de planes contra la explotación laboral y la precariedad en Baleares. Mejorar la oferta hospitalaria, como lo hemos hecho con dos nuevos hospitales públicos en Asturias. Crear un Fondo de Garantía Social para luchar contra la pobreza, como ha hecho el gobierno socialista de Extremadura. Poner en marcha un programa para garantizar la gratuidad de los libros de texto, como lo ha hecho el gobierno de la Comunidad Valenciana. O mejorar la situación de las escuelas rurales, como han hecho los socialistas castellano-manchegos desde el gobierno de su Comunidad. Apostar por el empleo y crear uno de cada tres puestos de trabajo de los que se crean en España, como hace Andalucía. Recuperar la Ley de la Dependencia como ha hecho el gobierno socialista de Aragón.
Y significa también cumplir allí donde cogobernamos. En Canarias, triplicando el número de beneficiarios de la Prestación Canaria de Inserción; y en Cantabria, con la recuperación de la universalidad de la Sanidad.
Políticas que se multiplican en los ayuntamientos gobernados por socialistas, donde cumplir se traduce, por ejemplo, en luchar contra los desahucios y responder a situaciones de emergencia social, financiando suministros básicos como agua, luz, gas y alimentos a familias que no pueden sufragarlos.
Políticas, en fin, impulsadas por los socialistas en autonomías y municipios, y que traducen a la vida real de nuestra sociedad sus mejores valores. Y, en estos tiempos difíciles, también es justo reivindicar el trabajo de quienes, como hacen mis compañeros, se empeñan en mejorar el mundo y lo consiguen.

domingo, 22 de mayo de 2016

Venezuela y su situacion poltica

 Una video muy interesante sobre la politica en Venezuela
http://elpais.com/elpais/2016/05/21/videos/1463790553_180170.html?id_externo_rsoc=FB_CC

En un cafe en El Danubio en Viena tomandome un refresco













Maduro y el pais que se dehace entre sus manos

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela/ Foto: Archivo
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela/ Foto: Archivo

La bloguera cubana publicó un artículo criticando las políticas del presidente venezolano que han llevado al país a una severa crisis

Todas las señales apuntan al colapso de Venezuela. Cada minuto que pasa el país se deshace en manos de un Nicolás Maduro que insiste en mantener con la violencia revolucionaria un poder que no ha sabido conservar a partir de la eficiencia ni de los resultados. Su tozudez ha llevado a una nación rica en recursos a la miseria y su incendiaria oratoria la empuja ahora hacia un estallido violento.
Frente a los micrófonos, Maduro dice defender un quimérico socialismo del siglo XXI que solo ha funcionado en la cabeza de sus progenitores. Sin embargo, su accionar político y represivo va dirigido a preservar los privilegios de un clan que despotrica contra los burgueses mientras vive en medio de la opulencia y del saqueo de las arcas públicas. Se cree el Robin Hood de las historias infantiles, pero esta vez ha vuelto invivible el bosque de Sherwood, hasta para los pobres.
Cortes de luz, inseguridad en las calles, desabastecimiento de alimentos, una emigración que se ha llevado a los más jóvenes y profesionales, junto a la más alta inflación del mundo, son algunas de las señales del deterioro que ha vivido una nación atrapada desde hace casi dos décadas en un populismo que la ha desangrado en lo económico y ha polarizado su sociedad.
La corrupción, los malos manejos y una recua de países vecinos que se han comportado más como sanguijuelas que como aliados, han hundido a Venezuela en menos de veinte años. Pocos tienen aún la desvergüenza de apoyar públicamente al régimen delirante que se ha instalado en Miraflores y que ha puesto a la nación a punto del quiebre. Hasta los antiguos compañeros de ruta, al estilo del partido español Podemos o el ex presidente Pepe Mujica, se han distanciado de Maduro.
Pocos tienen aún la desvergüenza de apoyar públicamente al régimen delirante que se ha instalado en Miraflores y que ha puesto a la nación a punto del quiebre
Un miembro de la formación que lidera Pablo Iglesias ha criticado los ataques del mandatario venezolano contra España, mientras que el político uruguayo catalogó de "loco como una cabra" al heredero de Hugo Chávez. Otros, como Raúl Castro, guardan silencio cómplice mientras entretejen en las sombras los hilos del apoyo a las fuerzas bolivarianas. No en balde Evo Morales ha viajado con prisa a La Habana, para recibir las instrucciones de cómo proceder ante el camarada que se tambalea.
Sin embargo, el chavismo y su mala copia, "el madurismo", han entrado en una dinámica de final. Sus fieles motorizados pueden infundir miedo a la población y el Consejo Nacional Electoral retrasar ad infinitum la revisión de las firmas para un referéndum revocatorio, pero eso no logrará devolverle la popularidad de la que gozó en aquellos tiempos en que un militar golpista hipnotizaba a millones con su retórica revolucionaria intercalada de anécdotas y canciones.
Nicolás Maduro se hunde y consigo arrastra a una nación. En esa caída hacia los abismos del estallido violento, del golpe militar u otros demonios, no ha mostrado una sola vez la grandeza de poner por delante los intereses de Venezuela, en lugar de su filiación partidista e ideológica. La historia lo recordará en los peores términos y se lo merece. Ha gobernado desde el capricho y la exclusión, para terminar insertando su nombre en esa deplorable lista de caudillos, sátrapas y autoritarios que han pisoteado nuestro continente.

Es el hambre, Maduro



Leonardo Morales P.: Es el hambre, Maduro


Publicado en: Opinión
 6
 0

thumbnailleonardomorales 
El murmullo generalizado es que Maduro se va, que está a un tris de renunciar, que lo van a tumbar, que se cae o que no resiste una tenue brisa para abandonar las  funciones que en mala hora le adjudicaron. Es el anhelo diario de millones de venezolanos – en esas magnitudes hay que medirlo- que al mismo ritmo de las horas tropieza con una realidad distinta a sus aspiraciones; cada día Maduro se presenta con un uso abusivo, eso es este régimen, de los medios de comunicación para anunciar nuevas medidas: decretos de emergencia, estado de excepción y amenaza con el de estado de conmoción como si  ya no lo estuviera la nación con su infame e incompetente  presencia.
Maduro no se quiere ir. La esencia del poder le impide hacerlo, su obligación es mantenerlo y conservarlo como sea. “Nicki” no conquistó el poder, lo heredó dejando perplejo a un buen número de chavistas conocedores de las limitaciones intelectuales, culturales y políticas del personaje de marras. Cómo fue posible tal acontecimiento es una interrogante persistente entre chavistas prendidos de la ubre del poder y de los echados fuera por la nueva oligarquía revolucionaria; las conquistas de los estados siempre han estado asociadas a guerras, encuentros sangrientos donde valientes caballeros cruzan sus espadas, hoy bayonetas, lanzan sus flechas, en estos tiempos misiles… En el amor se busca seducir al otro o la otra, es una suerte de guerra en la que se exhiben otras armas. Cuáles elementos seductores habrán sido utilizados para hacerse acreedor del manjar del poder: secretos palaciegos, de alcoba, de la Isla de la felicidad. Nadie lo sabe, por lo pronto poco importa.
Para “Nicki” como para su padre político asirse al poder fue para este, y es para aquel, esencial y enjundioso, por lo que para los que gustan vincular la política con valores éticos y morales no les queda más remedio que reprochar, con razón, el abrazo de Maduro al poder.
Bastante se ha dicho, y creo haberlo escrito antes, que no basta el ejercicio de la coacción y la coerción para mantener el poder sino que resulta indispensable la aquiescencia del pueblo para revestirse de legitimidad. Las circunstancias presentes nos indican que, por ahora, Maduro podrá seguir ejerciendo su violencia contra los ciudadanos pero a costa de una pérdida sistemática de adherentes y seguidores.
La crisis social es la fundamental causa por la que Maduro puede ser revocado, cosa que sabe y lo atormenta. La ausencia de políticas claves para llevar a los ciudadanos paz y sosiego lo tienen a un paso de desalojar el poder.
Mucho se ha dicho sobre las colas, bachaqueros, carestía de medicinas, hampa desbordada, fallas en el servicio de agua y electricidad, ahora el problema, de mayor envergadura y calado, se centra en el aumento colosal de los precios de los bienes necesarios para la subsistencia. Ahora no basta hacer colas, la angustia es saber si se tendrá el poder adquisitivo. Ahora, “Nicki”, para aumentar la tragedia de los venezolanos, se pasará hambre. Ya no solo se trata de que aparezcan los productos, el drama es mayor y terrible, la gente lo grita y lo advierte: ¡tenemos hambre!
@LeoMoralesP

Vetusta Morla :La cuadratura del circulo y Otro dia en el mundo


sábado, 21 de mayo de 2016

Entrevista a Capriles Radonsky en El Pais Espana

 


“Maduro prefiere un golpe de Estado a un revocatorio”

El líder opositor y excandidato presidencial confía en el referendum como la mejor vía para el cambio político y económico en Venezuela






Entrevista a Henrique Capriles.  Fabiola Ferrero
Hay una palabra prácticamente ausente en las conversaciones del pasado de Henrique Capriles (Caracas, 1972) que repite sin parar desde el 17 de febrero: revocatorio. Ese día, poco más de un mes después de que se constituyese la nueva Asamblea Nacional de mayoría opositora, ante la cerrazón del Gobierno, que ya se intuía que no daría su brazo a torcer, el excandidato presidencial y gobernador de Miranda instó a los venezolanos a activar un referéndum. “No es que tenga una bola de cristal, pero estoy convencido de que la ruta del cambio pasa por ahí”, asegura Capriles, que insiste en el deterioro del país, desde la alarmante escasez de alimentos y medicinas hasta el aumento de la violencia, que alcanza registros históricos.
Pregunta. Lleva meses diciendo que Venezuela es una bomba a punto de explotar. ¿Dónde está el límite?
Respuesta. Hay que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que no haya una reedición del Caracazo de 1989. Lo que puede darse en Venezuela son muchos estallidos que generen una situación que se nos escape de las manos. Nos gustaría que existiese reconciliación y diálogo. La política siempre debe ser el instrumento de resolver conflictos. Pero la solución a la crisis de Venezuela es una elección. Por cómo ha sido el ejercicio del poder de los últimos años se ha perdido la fuerza y el valor de la política. Aquí se impone, es un autoritarismo. Como dijo el vicepresidente Aristóbulo Istúriz: “Se la tienen que calar”. La política no es eso, compañero. Maduro actúa como si fuese el presidente y dueño de una empresa. No, mire, usted es un político, usted no pude rehuir al escrutinio popular.
P. ¿Cuál es el mayor riesgo que se corre?
R. Que en el camino haya un estallido social y, como hemos repetido, un golpe de Estado. No queremos golpe de Estado. La solución en Venezuela no es un levantamiento militar. Eso sería peor que lo que hoy tenemos.
P. ¿Qué posibilidades hay de ello?
R. Es una preocupación que tenemos. Ahora, los civiles no damos golpes. Si aquí se da un golpe no es porque la oposición lo esté instigando. En las filas de la Unidad ninguno es militar. Ahora, que eso está en el ambiente… Maduro acaba de dictar un decreto de estado de excepción que ha sido rechazado por la Asamblea Nacional. Este decreto se llevó por delante la Constitución. Escuchándolo, parece que Maduro va a seguir para adelante con ese decreto. ¿Qué posición van a asumir las Fuerzas Armadas? ¿Va a defender el decreto y a Maduro o la Constitución?
P. ¿Usted qué cree?
R. No lo sé, no le puedo dar la respuesta. Pero esto coloca en una situación sumamente peligrosa a Venezuela. Cuando Maduro diga: “Usted me desplaza unos tanques y unos efectivos armados ante una fábrica y me la toma por la fuerza”, ¿cuál va a ser la actitud cuando el teniente coronel que lleve ese pelotón le diga que eso es inconstitucional y que no lo va a cumplir? ¿Qué viene después de eso? Una insurrección. Estoy preocupado porque esto termine con un levantamiento militar. Si hay un estallido social, ¿quién lo contiene? Las fuerzas armadas. ¿Y qué van a hacer las fuerzas armadas, matar gente o tomar el poder y decirle a Maduro que se eche a un lado porque no van a matar al pueblo? Las condiciones están ahí, por eso mi insistencia en el revocatorio, es la solución a la crisis política que vive el país.
P. ¿Cuánta fidelidad a Maduro cree que hay en las Fuerzas Armadas?

Maduro actúa como si fuese el presidente y dueño de una empresa
R. Creo que hay una Fuerza Armada dividida. Una, la de la tropa, los soldados, que sufren las consecuencias de la crisis. Luego hay una cúpula corrupta, privilegiada, que pareciera que vive en otro país, que está comprometida con la corrupción del Gobierno. La cúpula está comprometida con Maduro y harán lo que sea para conservarlo. A las Fuerzas Armadas les viene la hora decisiva: decidir si están con la Constitución o con Maduro, que está cada vez más alejado de ella. Tenemos que hacer todo lo posible para que Maduro entre por la Constitución.P. Siempre defendió que las protestas tenían su momento, que no se trataba de salir a la calle porque sí. ¿Es el momento de la calle?
R. Siempre hemos estado en la calle. Lo que hay que hacer es cuidar tu discurso, explicar por qué estás ahí. El revocatorio no podía hacerse hace dos años, pero no voy a entrar en algo que ya está más que debatido, sobre todo sus resultados. El revocatorio surge a partir del 10 de enero. Mi propuesta fue el 17 de febrero, cuando vimos que el Gobierno solo quiere que gobernemos un cementerio.
P. Las marchas hasta ahora han sido bloqueadas y reprimidas, ¿cómo van a gestionar las protestas a partir de ahora?
R. Es un tema de constancia. Sumando actores, sumando gente, hasta que llega un momento en que la solución se convierte en un sentimiento. Hasta que sea inevitable el revocatorio.
P. La última manifestación de Caracas acabó con incidentes y varios detenidos. Usted habla de infiltrados, pero es innegable que dentro de la oposición también habrá grupos radicales. ¿Cómo se pueden controlar el odio y las pasiones?
R. Hay que aislar a esos grupos. El que quiere revocatorio no quiere violencia. Si hay otros actores cuya agenda es la violencia ellos están allá y nosotros acá. La responsabilidad penal es personalísima. Esto no es una escuela en la que uno está cuidando a unos niños. Nosotros convocamos a una solución pacífica. Si algún actor quiere violencia, que el peso de la ley caiga sobre él. De lado y lado.
P. ¿Se puede dar un escenario como el de 2014?
R. El Gobierno no está en condiciones para hacer lo que hizo en 2014. Un escenario de radicalización del Gobierno como la de entonces determinaría su caída. Un escenario de anarquía lo que haría es barrerlos a ellos.
P. “Estuvimos varios, faltan otros”, dijo al terminar la manifestación del miércoles. ¿Se siente respaldado en este proceso?
R. Hay mucha más unidad en el cambio, pese al ruido que pueda haber, que en el Gobierno. Hemos logrado que todos hablen del revocatorio. Todos y todas. A buen entendedor… Hay un respaldo unánime, bien por convicción o por interés. Un revocatorio es salir por la puerta de atrás. Maduro prefiere un golpe que un revocatorio, porque un golpe lo victimizaría, le daría otra oportunidad quizás. El revocatorio es hasta luego, para siempre. En política no hay muertos pero sería muy difícil que después de que el pueblo te revoca no te despidas de la política. Por eso tanta resistencia.
P. Si el CNE y el Gobierno siguen dando largas al revocatorio. ¿cuál es el plan?
R. No tenemos por qué hablar de otros planes. Tenemos que insistir en que se cumpla la Constitución. ¿Por qué tenemos que plantearnos otro escenario? ¿Por qué me voy a dejar chantajear por Maduro?

No queremos golpe de Estado. La solución en Venezuela no es un levantamiento militar
P. Cualquier paso de la Asamblea es anulado por el Tribunal Superior de Justicia. ¿La vía política está cerrada?R. La Asamblea fue elegida para cinco años, lo que queremos es tener instituciones, con un cambio todas estas dificultades quedarán atrás. La Asamblea está empezando, no podemos caer en que es inoperante.
P. ¿Qué le ha parecido el intento de mediación de varios expresidentes, entre ellos el español José Luis Rodríguez Zapatero?
R. Valoro la visita de Zapatero, de Torrijos, de Fernández... De Pepe Mujica si fuese el caso. Mire, antes de que cayera Lula estuvimos haciendo gestiones para que ayudara en un diálogo con Venezuela, para que hablara con el Gobierno, para que les dijese que no pueden seguir en la posición que tienen, porque están presionando un final violento. No pudo ser. Pero si el presidente Zapatero quiere hacer el esfuerzo, por supuesto, bienvenido. Todo el que quiera ayudar de buena fe,
P. ¿Vino invitado por la oposición, por el Gobierno o con el visto bueno de los dos?
R. Viene con Unasur. Pero Unasur va hacia un proceso de cambio. Y el expresidente Samper también. A algunos se les olvida a veces que son políticos y se ponen a ser una suerte de diplomáticos, como si fuesen enviados del Papa. No, no, los enviados del Papa visten como deben vestir. El expresidente Samper o se monta o se encarama. Es un político. La realidad del sur ha cambiado y va a seguir cambiando. Pero esto no es una ola dirigida desde el imperio para barrer a los Gobiernos de izquierdas del sur. Por Dios. Macri ganó en Argentina por el pueblo lo decidió. Yo, por ejemplo, no estoy de acuerdo con el impeachment en Brasil. Todo lo que he logrado ha sido con el voto y creo en el voto como el arma que tiene el pueblo para poner y quitar. Pero nos guste o no, cambia la realidad de la región por el peso que tiene Brasil. ¿Qué le va a quedar a Maduro en Unasur? ¿Ecuador, Bolivia? ¿En qué condiciones? Rodríguez Zapatero vino de la mano de Unasur. Es una invitación oficial en el marco de esta Comisión de la Verdad, que es una Comisión del Gobierno.
P. ¿Qué le parece que acepte esa invitación si el Gobierno ha negado una Ley de Amnistía aprobada por la Asamblea?
R. Se le dijo que la oposición, que es mayoría, quiere diálogo. Para que el país sea gobernable tiene que haberlo. Como estamos seguros que en Venezuela va a venir un cambio, queremos que existe un clima de gobernabilidad.
P. ¿Cuál cree que debe ser el papel que juegue la comunidad internacional?
R. Maduro necesita de la comunidad internacional. Este gobierno necesita financiamiento. La solución de los problemas es nuestra, pero si Maduro toca la puerta internacional le tienen que decir que entre por la Constitución. El apoyo internacional tiene que ser para que haya revocatorio.
P. Uno de los grandes aliados ha sido Cuba, en torno a cómo está esa relación ahora hay mucho hermetismo. ¿Cómo es la relación ahora entre Cuba y Venezuela?
R. Es como si alguien que estuviese en tu casa y se acaba la comida se va, como el tío rico que dejó de serlo. Cuba dependía tanto de Venezuela… Obviamente la caída del ingreso petrolero ha cambiado radicalmente la situación, parece que no es la misma. Ves la visita de Obama y Cuba y escuchar a Raúl Castro decir que no tuvo tiempo de hablar de Venezuela y llama poderosamente la atención.