Libertad!

Libertad!

jueves, 17 de abril de 2014

DIÁLOGO EN CADENA / Octavio Lepage HOJA DE RUTA POLÍTICA (No 86) /



Octavio Lepage*
 

DIÁLOGO EN CADENA

La MUD corrió un riesgo calculado al acudir al diálogo, sin que el gobierno hubiese aceptado ciertas condiciones previas irrenunciables exigidas por la oposición; a saber,  libertad  de  los  estudiantes  presos,  amnistía  para  presos  y  exiliados políticos, y disolución de los “colectivos” armados con supervisión internacional. La única  condición  aceptada  por  el  gobierno  fue  la  transmisión  del  encuentro  en cadena nacional. Como quedó demostrado, la MUD acertó al concurrir al diálogo. Permitió  ver  en  pantalla,  en  vivo,  el  marcado  contraste  entre  los  equipos conductores del gobierno y los de la oposición.

 Aquel debate pacífico fue ganado amplia y clamorosamente por la oposición. Uno tras otro hablaron los encumbrados jerarcas del gobierno, escuchándolos daba pena ajena. Pusieron en evidencia que carecen por completo de condiciones y aptitudes para gobernar, lo que explica la actual situación de desastre del país al cabo de quince (15) años de ejercicio del poder con muchísimo dinero y sin ningún control.  Todo  fue  amenazas,  retrecherías,  ignorancia,  expresiones descompuestas. Uno miraba en pantalla al canciller Patiño del Ecuador, chavista fanático, y era visible su desconcierto; el rostro amable, atractivo, de la canciller Holguín de Colombia había desaparecido; el canciller del Brasil, pese al estirado estilo  Itamaratí,  reflejaba sorpresa y desazón;  y  Monseñor Aldo Garofalo  lucía estupefacto.

Esta  primera  fase  del  diálogo  es  logro  importante,  pero  uno  sólo,  quedan pendientes todos los demás para el restablecimiento progresivo de la normalidad. Seguir dialogando sería riesgoso para la respetabilidad de la MUD, si continúan presos arbitrariamente, víctimas de juicios amañados por un Poder Judicial que en sus diversas instancias cumple funciones policiales en vez de administrar justicia, Leopoldo  López,  los  alcaldes  Diego  Ceballos  y  Enzo  Scarano,  y  decenas  de dirigentes estudiantiles detenidos en ejercicio legítimo del derecho a la protesta pacífica consagrado een la Constitución.

 ¿Qué  hacer  si  el  gobierno  no  satisface  estas  exigencias  mínimas,  que  una oposición  que  se  respete  a  sí  misma no  puede  declinar?  Tal  dilema es  muy probable que la MUD lo confronte. No será posible acogerse al burladero de las mesas de trabajo funcionando sin término fijo, hasta que el cuerpo aguante. Puede que las mesas de trabajo con los dirigentes empresariales, por la índole de las materias que discuten, puedan mantenerse más o menos indefinidamente, pero no en el diálogo político entre gobierno y oposición. Por lo demás, no debe olvidarse que el gobierno accedió al diálogo televisado para tratar de aplacar la extendida protesta colectiva, generada por el vigoroso movimiento estudiantil que desde el 12  de  Febrero  ha  permanecido  protestando  pacíficamente  en  la  calle  sin doblegarse.

 Caracas, 15 de Abril del 201


HOJA DE RUTA POLÍTICA (No 86)
Publicar un comentario