Libertad!

Libertad!

jueves, 29 de mayo de 2014

Aumenta la pobreza


José Guerra*

Las cifras de pobreza son una variable fundamental para evaluar la acción de cualquier gobierno. En Venezuela el comportamiento de la pobreza ha mantenido oscilaciones durante los últimos quince años aunque es clara su tendencia a la disminución. No obstante ese comportamiento y algunos señalamientos acerca de la medición de esa variable, es altamente preocupante lo que ha sucedido en 2013 y lo que se espera en 2014.

En 2013 la economía se desaceleró notablemente al tiempo que la tasa de inflación se incrementó notablemente. Así, en tanto que la actividad económica se expandió 5,6% en 2012, el siguiente lo año lo hizo a un raquítico ritmo cercano al 1,0%. Por su parte la inflación saltó del entorno de 20,0% a 56,0% entre 2012 y 2013. De acuerdo con uno de los métodos que emplea el Instituto Nacional de Estadística para para medir la pobreza denominado la Línea de Pobreza, los hogares pobres se incrementaron significativamente, como se visualiza en el gráfico adjunto.






En términos cuantitativos se trata de datos muy preocupantes. En apenas doce meses 416. 326 hogares pasaron a engrosar las filas de la pobreza. Ello equivale a 1.873.326 nuevos pobres en Venezuela, cuyos ingresos no les alcanza para adquirir la canasta básica de bienes y servicios. Pero tan grave como lo anterior es que en ese mismo lapso 856.887 personas se transformaron en pobres críticos, es decir que no tienen ingresos suficientes para comer. Ese aumento de la pobreza ocurrió debido a una combinación de semi estancamiento de la economía y principalmente por el alza de los precios.

Conviene recordar que el INE mide la pobreza según el ingreso promedio real, es decir el ingreso devengado por los hogares, ajustado por la inflación. Lo que sucedió en 2013 fue muy claro: el aumento de los precios pulverizó el ingreso que percibieron los hogares. Ello da una idea de lo pernicioso que ha sido la política fiscal y monetaria seguida por el gobierno, traducida en híper expansiones del gasto y del dinero en la economía. Ha sido esa mezcla deletérea la que ha provocado ese empobrecimiento de muchos hogares que hoy tienen en sus bolsillos un dinero carente de valor.
En 2014 las perspectivas para la pobreza no son buenas. Este año se espera una contracción de la economía cercana al 3,0% y una inflación que bordeará el 70,0%. Ello sugiere que la actividad económica acusará un marcado deterioro lo mismo que la inflación. Por tanto, no hay que ser un experto en el tema para deducir que muy probablemente los niveles de pobreza excederán el 30,0% los mismos registros que en 2006. Todo ello con precios del petróleo en el entorno de US$ 100 por barril. En otras palabras, de nada habrá servido esa montaña de dólares que ha recibido Venezuela para mejorar de forma apreciable y sostenida la visa de los venezolanos. Ello es así porque con el modelo económico aplicado por el gobierno la economía no genera riqueza. Produce renta petrolera que es algo totalmente diferente.

Esta situación evidencia una vez que este tipo de políticas como las que adelanta el gobierno de Venezuela, principalmente asistencialista y basada en subsidios masivos sin crear capacidades entre los sujetos de la política social, suelen ser de muy poco impacto y altamente costosas. Da que pensar que en una economía que no se contrajo en 2013 aunque si tuvo un repunte de la inflación considerable, la pobreza aumentó más de seis puntos porcentuales, en 2014 con ambas variables, el ingreso y la inflación, experimentando un agudo deterioro se podría esperar una elevación de los índices de pobreza. El record de Maduro en el gobierno no puede ser peor. En solo un año su política ha tenido efectos devastadores sobre la economía.


 




*TalCual / ND 28 Mayo, 2014
Publicar un comentario