Libertad!

Libertad!

sábado, 23 de enero de 2016

La Destrucción Sistemática de la FF.AA.NN Venezolanas por la revolución Bolivariana, Socialista del Siglo XXI y Chavista 1999-2015 III. Parte


Oscar J. Márquez*

A pesar de que hemos titulado este escrito  “…La Destrucción Sistemática de la FF.AA.NN Venezolanas por la Revolución Bolivariana, Socialista del Siglo XXI y Chavista 1999-2015…”, los hechos y las circunstancias  frente a la  realidad del desmontaje y el deterioro  de  las antiguas  FF.AA nos indica que fue un proceso  que se inició en primer lugar con la captación por parte del Partido Comunista de Venezuela (P.C.V) de algunos de sus integrantes y en segundo lugar,  por  una  parte de los graduados en la Promoción de Oficiales Simón Bolívar, egresada de la Academia Militar  el 05 de Julio de 1975.   Esta promoción se convirtió en una logia militar para  provecho y manipulación por parte de Hugo R. Chávez Frías, Jesús Sanoja Hernández, Jesús Ortiz Contreras (quien falleció en Francia en 1995 en un accidente automovilístico), Felipe Antonio  Acosta Carles (fallecido el 28 de febrero de 1989 y hermano de Luis Felipe Acosta Carles),   Joel Acosta Chirinos y Francisco Arias Cárdenas de la  promoción de 1974 como señaláramos en la Parte II de este escrito.

Hugo Rafael Chávez Frías, desde capitán, inició un proceso de convencimiento para sumar a sus planes a  oficiales de otras promociones al interno del Ejército dentro de las FF.AA venezolanas,  especialmente las que estaban por debajo de la suya o las de menor antigüedad,  cuando se desempeñó  como oficial de planta de la Academia Militar.  A principio   de los ochenta junto a Douglas Bravo y grupos radicales de izquierda inició sus planes de conspiración contra el Estado Nacional y el sistema democrático.

Pero estas conspiraciones concluyeron en el fracaso de las  insurrecciones militares del 4 de Febrero  y  27 de Noviembre de 1992, en un abierto acto de sedición con el  agravante que en  esta última se combatió contra  los propios compañeros y hermanos de armas y en la que ejercieron  toda la violencia que pudieron y en   donde se vieron  involucrados  los siguientes oficiales: 2 Almirantes;  1 General de la Fuerza Aérea;  2 Generales retirados del Ejercito; 2 Coroneles Ejército; 2 de las Fuerza Aérea; 1 Capitán de Navío; 4 Tenientes Coroneles del Ejército; 12 de la Fuerza Aérea; 1 Capitán de Fragata; 1 Teniente Coronel adscrito a la Dirección de Inteligencia Militar  (DIM); 2 Capitanes de Corbeta; 18 Mayores de la Fuerza Aérea; 1 Ejército; 2 de la Guardia Nacional; 4 Capitanes del Ejército; 20 de la Fuerza Aérea;  9 Tenientes del Ejército, 43  de la Fuerza Aérea; 1 de la Guardia Nacional; 1 Teniente de Fragata; 3 Subtenientes de la Fuerza Aérea; 29  Suboficiales Profesionales de Carrera (SOPC); 21 Sargentos de Tropas y 56 Civiles, sin contar los que no asistieron al Tribunal Extraordinario por conveniencia, amiguismo, compadrazgo o pactos políticos, a los cuales deberíamos de sumar entre un 10 o 15 % más de involucrados de las FF.AA.NN.   Esto indudablemente  afectó y fracturó a lo interno los cuadros de  organización y composición de las FF.AA. especialmente del Ejercito Aviación y Armada. 

A esto se suman ciertas actitudes de la superioridad, de complacencia, indiferencia, omisión, apatía  e ineptitud  al  dejar pasar el  plan de insurrección hasta 1992  ¿con  qué  finalidad…?.   No lo sabemos,  lo cierto del caso es que   NO,  se tomaron ni los correctivos ni las medidas pertinentes  ante las  informaciones   incluso las  delaciones de algunos oficiales que habían sido invitados a sumarse al movimiento de Chávez, el MBR-200  que informaron   a  los  Generales, Alfredo Salazar Montenegro en 1990 Jefe de Inteligencia del Ejército;  General (EJ)  Herminio Fuenmayor Director de la Dirección de Inteligencia Miliar (DIM)  en 1990 – 1991; Peñalosa Zambrano 1991 (ex comandante del ejército). Entre los informes se encontraba el del Mayor (Ej) Orlando Antonio Madrid, quien  había consignado  un escrito en junio de 1991,   con nombres, lugares, fechas de los involucrados en las reuniones  conspirativas por haber asistido algunas de estas.  Incluso el propio Hugo Rafael Chávez Frías reconoció en una  entrevista concedida a Ignacio Ramonet que “…nuestro Proyecto fue delatado por un oficial (el capitán René Gimón Alvarez) que se pasó al adversario. Aunque no conocía los detalles, ni sabia cómo y dónde se  produciría el golpe…”

A la fecha, ninguno de los generales y almirantes  integrantes del alto mando entre 1983 y 1992    ha podido dar una explicación satisfactoria y concreta de ¿por qué no se tomaron con seriedad estas informaciones?, ¿por qué no se   procesaron?, ¿Por qué no se pusieron bajo vigilancia  a los conspiradores para  comprobar la veracidad de las mismas?, ¿Por qué fueron nombrados comandantes de unidades tácticas a nivel batallón? o ¿por qué no fueron puestos a disponibilidad o pasados a retiro?  

Esta actitud ante unos hechos inciertos o desconocidos para los comandantes naturales de los involucrados, el Alto Mando Militar y el Presidente de la República,  les dio a los complotados cierta libertad apertura y seguridad y comenzó  a resquebrajarse  la disciplina, la subordinación y el respeto hacia los superiores,  la estructura de  las FF.AA y el sistema democrático venezolano. Los participantes de las asonadas especialmente los del 27 de noviembre demostraron incluso una agresividad y crueldad sin precedentes en la historia militar venezolana en contra de sus superiores, compañeros y subalternos, aspecto éste del cual poco o nada se ha comentado hasta ahora.

La paradoja   de todo lo anterior es que los derrotados militarmente fueron victoriosos electoralmente  y al llegar al poder Hugo R. Chávez Frías, se convertiría en el primer trasgresor a las normas del país en contra de las FF.AA.   En efecto al lograr el poder, inició el  proceso sistemático de desmontaje de las Fuerzas Armadas venezolanas para moldearlas e involucrarlas y hacerlas partícipes de su proyecto político, personalista y autoritario de corte castro comunista, Esto para crear paralelamente al PSUV,  un partido militar según la tesis de Norberto  Ceresole “líder -  ejército - pueblo”, con las FF.AA. 

Este proceso se fue dando paulatinamente así como el escultor o el artista  va moldeando la arcilla o brea para formar la figura que quiere y desea crear. Así se hizo  con las FF.AA,  de forma sistemática y constante a través de una serie  de procesos entre los que podemos señalar los siguientes:

Algunos de los factores entre los años desde 1960 hasta 1999, que conllevarían  a la destrucción sistemática  de las FF.AA.:
1.   La política de captación por parte del Partido Comunista de Venezuela (PCV) dentro de las FF.AA.NN después de los fracasados alzamientos de Cárupano y Puerto Cabello en 1962 y las acciones de la guerrilla urbana y rural, incluyó las fuentes de nuestro pasado histórico, reivindicando a Simón Bolívar, Simón Rodríguez y  Zamora que no eran hombres  ni de derecha ni de izquierda,  eran simplemente hombres de su tiempo. Con la estrategia de fracturar a las FF.AA  se conformó lo que sería el Tercer Ejército o el Ejército Continental de Simón Bolívar ya que el Primer Ejército defendería el sistema; el Segundo Ejército luchaba por la Revolución y el Tercer Ejército sería la fase  final, la victoria, con la fragmentación y destrucción del enemigo para logar la incorporación a la revolución de aquellos elementos ideológicamente permeables dentro de las FF.AA.

Como bien lo señalaba el estudioso del llamado proceso revolucionario bolivariano,  Alberto Garrido hoy fallecido:  “…Este tercer ejército sería el producto de la fusión de los militares revolucionarios  y el pueblo armado y tendría como misión realizar la gran ruptura  histórica en Venezuela y la ansiada Segunda Independencia de la América  Hispánica por la vía de una insurrección cívico – militar – religiosa, para instalar   una nueva civilización que reivindicaría   la democracia directa, el indigenismo, entre otros puntos…”

2.   La violación de los Protocolos de los exámenes académicos, psicotécnicos, y físicos para los aspirantes  a ingresar  a las diferentes escuelas y academias militares por parte de algunos de los participantes en las insurrecciones del 4 F y 27 N., entre los que se encontraba Hugo Rafael Chávez Frías, quien fue ayudado a ingresar palanqueado  a la Academia Militar (ACADEMIL)  como bien solía decirlo él mismo,  por ser un buen pícher,  con la finalidad de incorporarlo  en  los juegos Inter Institutos Miliares.

3.   La captación de William Izarra por parte de la izquierda radical  en 1976 y la fundación por parte de éste en  el año de 1983, del movimiento clandestino Movimiento 83, que no  llegó a consolidarse, pero sí posteriormente la Alianza  Revolucionaria de Militares Activos,  (ARMA). Aunado que para ese  año de 1983 estaba previsto la insurrección cívica militar y la destrucción del sistema democrático venezolano por esta unión cívica militar.

Estos, juntos a otra serie de pequeñas células y organizaciones existentes dentro de las FF.AA coordinaban con los elementos subversivos existentes en el país pertenecientes a partidos políticos  de izquierda Bandera Roja, ex miembros del Partido Revolucionario Venezolano (PRV) y Venceremos   como las llamadas 1) Junta Pro Rescate de las FF.AA.NN; 2) El Comité de Militares Bolivarianos; 3) Patriotas y Revolucionarios;  4) Ejército Bolivariano 200 (EB 200);  5) a finales de 1982 en el seno de Ejército venezolano surgió Hugo Rafael Chávez Frías con  su movimiento Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR200), quien coordinaba  la conspiración contra el gobierno elegido democráticamente junto a Douglas Bravo.  

4.   La visita de Fidel Castro  a la toma de la Posesión del segundo Mandato del Presidente Carlos Andrés  Pérez y su acercamiento a la Dirección de  Inteligencia Militar venezolana (DIM) y de otros sectores que produjo una carta de bienvenida al brutal y vetusto  dictador firmada por elementos intelectuales de izquierda,  importantes pero  complacientes  que parecieran haber ignorado la realidad de la sociedad venezolana. 

5.   La eliminación en los pensum de estudios en  las diferentes escuelas militares la asignatura de Guerra de Guerrilla y Subversión Armada a finales de 1989 en los que se explicaba tales acciones a raíz de la caída del muro de Berlín,  más no así  los cursos de contrainsurgencia. Por esta razón las promociones a partir de 1990 no tuvieron conocimiento ni están sensibilizadas de la agresión castro comunista a Venezuela en las décadas de los sesenta y setenta.

6.   La recolección y destrucción de  la obra Cinco en Línea, referente  a los Cinco Teatros de Operaciones que combatieron, neutralizaron y derrotaron a la subversión armada castro comunista en Venezuela, por presiones políticas de los Senadores y Diputados de los partidos políticos de izquierda en el Congreso Nacional,  quienes no deseaban que se conocieran los  hechos de la violencia armada de sus integrantes, a partir de  1958.  

Este movimiento subversivo se sometió a la pacificación  a principios de 1969 con el Presidente  Rafael Caldera. Entonces comenzó un proceso de reconciliación del país y la gran mayoría se reincorporó a la vida pública nacional sin mayores problemas a excepción de  sectores de la ultraizquierda que  nunca lo reconocieron y siempre se llenaron de resentimiento, odio, amargura y  frustración ante la derrota.   Que mereció por cierto uno de los más bellos poemas que se hayan escrito en Venezuela “Derrota” de Rafael Cadena.

7.   El desmantelamiento de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y sus órganos de búsqueda y procesamiento en mayo de 1991 al  destituir a su Director el General (EJ) Herminio Fuenmayor, independientemente de los presuntos hechos de los que se le acusaban a  unos ocho meses antes de la insurrección del 4-F.

8.   La conspiración de los capitanes, tenientes, mayores,  y tenientes coroneles  (Comacates) y su MBR-200 a partir del  año 1982 que después de diez años de labor conspirativa ininterrumpida lograron comprometer a  diecisiete comandantes de batallones para que se insurreccionaran de acuerdo a lo señalado en la Orden de Operaciones  Ezequiel Zamora,   contra un gobierno electo democráticamente, aunque al final sólo cinco participarían en las asonada del 4-F.  Los otros doce no participaron, o porque se rajaron o jugaron a ganador como buenos oportunistas que fueron.

9.   La conspiración del 27. N de elementos de las Fuerza Aérea y la Armada quienes estaba previsto  participarían  en la asonada del 4-F y no salieron.  Hasta ahora se desconocen las causas de esto, principalmente los de la Fuerza Aérea ya que todos los indicios así lo señalaban, en 1er. lugar en  la Orden de Operaciones Ezequiel Zamora  donde no se previó tomar las bases aéreas al inicio del movimiento y en 2do.  Lugar en el anexo de la citada Orden de Operaciones en el Párrafo Instrucciones de Coordinación,  había cuatro hojas con paneles de señales (especies de sábanas de 3 m2) predeterminadas.  Estas eran señales  que indudablemente era para   los pilotos de las aeronaves indicándoles cómo y hacia dónde debían de atacar, bombardear,  ametrallar  o dirigir el fuego de sus cañones o misiles.

Y en 3er. lugar  el Tcnl (AV) Wilmer Castro Soteldo, uno de los principales involucrados y   comprometido en la asonada había sido  enviado a Centroamérica y no regresaría sino cuatro meses después de la insurrección.  A esto sumados los elementos  de la Armada Nacional y del Ejército y algunas individualidades de la Guardia Nacional para  el 27 de Noviembre de 1992 que finalmente no se involucraron.

10.  La justificación del Dr. Rafael Caldera ante  la  insurrección militar del 4. F en su alocución ante el Congreso Nacional al señalar:   “…Es difícil pedirle al pueblo que se inmole por la libertad y por la democracia…”. Palabras estas que dispararían todos los eventos a partir de ese entonces hasta nuestros días.

11. La impunidad ante la falta de sanciones concretas contra los presuntos involucrados en las   insurrecciones militares del 4. F  y  27. N de 1992 y de otras que no trascendieron a la opinión pública por ser desmanteladas a tiempo. Incluso,  ante la premura de los juicios  sumarios que se  realizaron   se perdió  para la historia la verdad de los hechos ya que no se grabaron ni filmaron los mismos. Estos individuos en su gran mayoría fueron reincorporados a las FFAA, otros fueron becados y otros enviados al exterior. Lo que fue interpretado por el resto de la oficialidad como una recompensa y  como una injusticia contra los que habían permanecido leales a la institución armada y al sistema democrático. 

12.  El Decreto de sobreseimiento  de los implicados en las causas del 4.F  y  27 de Noviembre, por parte del entonces Presidente Rafael Caldera a pesar que la Dirección de Justicia Militar (DJM) elaboró un informe sucinto al respecto recomendando el indulto y no el sobreseimiento.
  
13. El pase a retiro de Hugo Rafael Chávez Frías como medida de gracia, frente a todos los desmanes que había cometido en sus años de conspiración violentando  toda la legislación, así como  la ética y  moral militar de las FF.AA.NN.  E  incluso a pedimento del mismo Hugo Rafael Chávez Frías se le concedió la gracia de  llevarlo a la Academia Militar una vez que salió del Cuartel San Carlos donde como buen artista y manipulador lloró por sus pecados.

Pero una vez libre, se volvió en contra de la institución armada, para desmontarla, cambiarla y  centralizarla   bajo su poder.  Como se suele decir, no tuvo  paz con la miseria y la  misericordia, primero contra los oficiales disidentes ante  su gobierno  de los cuales hoy  unos han ido a la cárcel, otros al exilio y otros enviados a sus residencias ante cualquier duda o incertidumbre frente a una posible  adversión respecto a su  proceso revolucionario de corte castro comunista y personalista.  Así mismo se volvió en contra de sus adversarios políticos y como él mismo solía decir por propia experiencia  e invocando  a Simón Bolívar que con   “…cada perdón hay un traición…”….?

14. Y otros tantos factores de los cuales no tengamos conocimiento o se nos hayan pasado desapercibidos, o se hayan perdido en el espacio y el tiempo.

Algunos de los factores entre los años desde 1999 hasta 2015 que conllevarían  a la destrucción sistemática  de las FF.AA.:

15. La Constituyente y  la promulgación de la Constitución Bolivariana de la República de Venezuela.  En  el Título VII de dicha Constitución se  le otorga  preponderancia a la Institución Armada  para colocarla más tarde a la orden y servicio  del Presidente de la República en defensa de su proyecto oculto con sus lamentables  consecuencias por: 1)La eliminación  de la tradicional  prohibición de ejercer el poder civil y el poder militar simultáneamente; 2) La eliminación de la subordinación del poder militar al poder civil; 3) La eliminación  del requisito de autorización de los asensos a oficiales   Generales y  Almirantes de  Coroneles y  Capitán de Navío del Congreso Nacional; 4) La eliminación  del  tradicional  texto en la constitución nacional  del carácter no deliberante y apolítico de la institución militar ya que no se cumple y es común ver las diferentes frases, oraciones y gritos a favor del proceso revolucionario; 5) La eliminación de las Fuerzas restándole a cada una de ellas su autonomía administrativa y financiera, el espíritu de cuerpo e identidad propias a cambio de aspectos ideológicos partidistas.

16.  La reforma en  fases sucesivas de la ley Orgánica de las Fuerza Armadas (LOFAN),  1) 2005 - Ley Orgánica de la Fuerza  Armada Nacional;  2) 2008 - Ley Orgánica de la Fuerza  Armada Nacional Bolivariana (LOFANB); 3) 2009 - Reforma Ley Orgánica de la Fuerza  Armada Nacional Bolivariana (LOFANB); 4) 2010 – Reforma Ley Orgánica de la Fuerza  Armada Nacional Bolivariana (LOFANB); 5) 2011 – Reforma Ley Orgánica de la Fuerza  Armada Nacional Bolivariana (LOFANB)

17.  La defensa de la revolución bolivariana y no la defensa de la Nación por parte de las FAN...? Esto motivado  al  discurso reiterativo  y contínuo del occiso Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, al señalar que “…la  revolución no está desarmada…” y ahora el discurso del Sr. Presidente Nicolás Maduro,  quien por sus palabras establecen   que las  “…las armas…”  de la República están supuestamente a al servicio y  la defensa de un proyecto revolucionario ya sea este  Bolivariano, Socialista del Siglo XXI  y ahora Chavista.

Esto a pesar de que a través  de una constituyente  supuestamente originaria se elaboró una constitución en la cual   por ningún lado aparecen los conceptos de Proceso RevolucionarioRevolución, Socialismo, Socialismo del Siglo XXI, Revolución Bolivariana,   Comuna, ni poder Comunal lo cual tuvo como consecuencia que se comprometiera la institucionalidad de  las FAN quienes están obligadas a defender la soberanía, la integridad territorialidad y no a un partido o a una parcialidad política  y mucho menos a una ideología externa a los valores fundamentales de la Nación venezolana de corte eminentemente castro comunista, como desarrollaremos más adelante.

18. El Uniformarse del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías,  que había sido dado de baja luego de la asonada de 1992, quien volvía a utilizar el uniforme militar cada vez que lo creía conveniente a  pesar de que  había jurado ante un Crucifijo de que no volvería a hacerlo  después de los sucesos  del 11 de Abril de 2002 convirtiéndose así en un perjuro. Y lo hacía reiteradamente en actos de proselitismo político,  de proyección de imagen,  lavado cerebral a la población o guerra psicológica.   O con la finalidad de que la población rechazara al sector militar al proyectarlo en su persona al uniformarse.

19. Las voces de mando dadas por el Presidente Hugo Rafael Chávez  de movimiento de  orden cerrado de las unidades desplegadas en actos militares,  al  creerse que era el Comandante Presidente y que tenía derecho a ello. Acción ésta que no le correspondía pero a través de la cual buscaba la sumisión de las FAN.  

20. La imposición de manos o la sobadera y  agarradera  del Presidente Hugo Rafael Chávez  para con los oficiales, SOPC y tropa en general  como método psicológico de someter su voluntad, lo cual no está permitido de acuerdo a los reglamentos militares, ya que todo militar debe de pararse a dos paso de un superior y saludarlo  

21. La colocación en unidades militares de banderas símbolos e insignias diferentes a las de las FF.AA.NN –FAN- FANAB de Venezuela. como son  las imágenes de  Fidel Castro, el Che Guevara y la bandera cubana, por encima de los símbolos venezolanos.

22. Los Sucesos del 11 de abril de 2002  ante el pronunciamiento de los oficiales disidentes ante las graves violaciones de los DD.HH. Hechos estos que marcarían un antes y un después del oscuro proyecto paralelo a la Constitución Nacional al verse obligado acelerar el mimo, y que serán objeto de un ulterior análisis.   

23. La Desobediencia Militar e invocación de los Artículos 328, 333 y 350 de la Constitución Nacional   en la Plaza Altamira en 2002. Al igual que el punto anterior terminaron de  convencer  a los ideólogos  del llamado proceso revolucionario bolivariano de que las FAN debían de ser rediseñadas. Hecho este que será objeto de un  posterior análisis.  

24. La destrucción de todos los manuales y literatura militar estadounidenses por instrucciones del Presidente Hugo Rafael Chávez. Entre ellos todos los manuales FM ( Field Manualds )  como los de Táctica  Individual, de Compañía, de Batallón;  los de Mando y Control Naval, Terrestre y Aéreo; los de Logística Naval, Terrestre y Aérea; los de inteligencia Terrestre,  Naval y Área, los de operaciones, los de Comando y Control de Operaciones, los de Contra Inteligencia, los insurgencia    así como tantos otros incluso de utilidad pública y social  como los de ingeniería, abastecimiento,  sanidad entre tantos otros.   

25. La modificación de los programas de educación en las Escuelas y Academias Militares e Institutos Militares Universitarios con la finalidad de impartir la ideología bolivariana – Socialista del Siglo XXI y ahora Chavista de corte castro comunista.  

Continuará….


Cómo citar este artículo
How cit this article
*Márquez, Oscar J. “La Destrucción Sistemática de la FF.AA.NN Venezolanas por la revolución Bolivariana,    Socialismo del Siglo XXI y  Chavista  1999-2015”  entrada del  Lunes 18 de Enero de 2016, consultado el xx/xx/
Se autoriza la reproducción o traducción, total o parcial de la información contenida en este escrito siempre y cuando se indique claramente la fuente (los titulares del copyright) [...] 

© Copyright 2015 by Oscar J. Márquez

Bibliografía
Alda Sonia y Saint  Pierre Héctor.  Gobernabilidad y democracia: defensa y transiciones de Brasil y España Barcelona.   Publisher RIL Editores, 201.  Págs. 317

Ballé Manuel. Orden Público y Militarismo en  la España Constitucional (1812- 1983) Madrid:    Alianza Editorial. 1983 Págs.

Beltrán Rafael Virgilio.  El Papel Político y Social de las Fuerzas Armadas en América Latina. Caracas: Monte Ávila Editores 1970  Págs. 350.

Bernardo Jurado Toro.  Armada venezolana derrota invasión guerrillera cubana a bordo del Alecrín

Betancourt Infante Luis Antonio. Imagen y Noticia de las Fuerzas Armadas.Caracas: Impresora Nacional S.A  1994. Págs.

Bronislaw Geremek. Alternativas a las FAN y a las Izquierdas. Caracas 2006  

Diament Rut. Control Civil y Fuerzas Armadas en las Democracias Latinoamericanas. Buenos Aires: Universidad Torcuato Di Tella.  Impreso y Encuadernado por Offset Difo S.H  Págs. 598

C.  Duchemin.  Historia del FLN. Barcelona Editorial Bruguera, S.A  1963. Págs. 331

Comblin Joseph. El Poder Militar en América Latina Salamanca: Ediciones Sígueme 1978. Pág

Debray Regis. La Crítica de las Armas. Mexico: Editorial Siglo XXI .   Pág. 294

Diamint Rut.  Control civil y Fuerzas Armadas en las nuevas Democracias Latinoamericanas Buenos Aires:  Impreso pr Offset Difo SH 1999.  Pág. 586

Díaz Alegria Manuel. Ejército y Sociedad. Madrid: impreso por Torres Hostench, S.A   1972. Pág 204

Dieterich Heinz. La Integración Militar del Bloque Regional de Poder Latinoamericano (Argentina, Brasil, Cuba, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela.  Caracas: Impresión en el Instituto Municipal de Publicaciones de la Alcaldía de Caracas.

Escanilla Ortiz Juan. Las Fuerzas Armadas en Iberoamerica Siglos XVIII – XIX Michoacán: El Colegio de Michoacán A.C 2005. Pág

F.F.A.A  Desarme – Populismo en NUEVA Sociedad

Golinger Eva. Guerra psicológica contra Venezuela en Revista Ámbito Cívico Militar No. 4 Caracas: …. Págs. 77-79

Gómez Sucre Gisela y Dolores Cornet. Civil – Military Military Relations in Venezuela. En Mares, David R, compilador, Civil - Military Relations Building Democracy and Regional Security in Latin American, Southern Asia, and Central Europe. Boulder, Coloeado, Westview Press.  Pág.

Harnecker Marta. Los conceptos Materiales del Materialismo Histórico.México 66 ava Edición  editorial Siglo XXI
____________Venezuela militares junto al Pueblo. Caracas Editorial el Viejo Topo 299 Páginas.  en línea bajo el código  ISBN 8495776707

____________Militares junto al pueblo: entrevista a nueve comandantes venezolanos que protagonizaron la gesta de abril de 2002. Caracas Editorial Vadell Hermanos, 317 Páginas. En línea bajo el código  ISBN 9802123439

Herrera Jiménez Héctor. Las Fuerzas Armadas ante la Nueva Agenda Mundial. Caracas: Ediciones Frecimibol. 2004.

 La Doctrina Militar Bolivariana – El Nuevo Sistema DE Seguridad y Defensa Venezolano. Caracas: …. 2006

Irwin Domingo. Problemas Militares Venezolanos. Caracas: UCAB. Impresos Miniprés, C.A 2009  Pág. 228
____________Militares y Sociedad en Venezuela. Caracas: UCAB. Talleres Editorial Texto. 2003 Pág. 251

Linares Pedro pablo. La lucha Armada en Venezuela.  Caracas: imprenta de la UBV Pág 215

Liscano Alirio El MIR y la Lucha Armada (Testimonios sobre el Ronco Moleiro, Jorge Rodríguez y otros quijotes. Caracas: Vadell Hermanos. Impreso en Talleres de Editorial Arte, S.A Pág 187

Jiménez Sánchez Iván Darío. Los Golpes de Estado desde Castro hasta Caldera. Caracas: Impresión Corporacion Marca S.A. 1996,  432 Págs.

Machillanda José. Propuesta ante la Asamblea Nacional Constituyente sobre la Materia de Rango Constitucional que afecta al Componente Militar Venezolano 1999. Caracas: Centro de Estudios de Política Proyectiva. CEPPRO. 

Marcier Vega Luis.  Bourricaud Francis. Fuerzas armadas Poder y Cambio.Caracas: Editorial Tiempo Nuevo 1971 Pág. 364. 

Márquez Oscar José La Destrucción Sistemática de la FF.AA.NN Venezolanas por la revolución Bolivariana, Socialista del Siglo XXI y Chavista 1999-2015. I. Parte


Las FF.AA venezolanas y su destrucción por la Revolución Bolivariana o Socialista del Siglo XXI

Méndez Cegarra Absalón.  Tres momentos en el proceso de reforma de la seguridad social en Venezuela http://www.eumed.net/oe-vess/lit/amc-mom.htm

Moneta Juan Carlos. Civiles y Militares (Fuerzas Armadas y Transición Democrática). Caracas:   Editorial Nueva Sociedad 1990. Pág. 159

Muller Rojas, Alberto. Nuevo Pensamiento Militar. EE.UU y el Derecho de Preferencia. En Revista  Ámbito Cívico Militar No.  5 Págs 48 Caracas:

Paris Alberto. Guerra Preventiva y Terrorismo. En estrella Digital. Caracas 2004 www.estrelladigital.com 

Regan Geoffrey. Historia de la Incompetencia Militar. Barcelona: Editorial Critica 2001  Pág. 422

Rivera Velez Héctor. Seguridad Multidimensional en América Latina.   Quito: Flacso- Sede 2008 Pág. 511

Rouquié Alain.  El Estado Militar en América Latina. Buenos Aires. Impreso en Compañía Impresora Argentina S.A 1984 Pág. 134

Quintero Vivas, José. Guerra Preventiva y sus implicaciones y la Seguridad y Defensa de Venezuela. 2005 Asamblea Popular de Revolucionaria. www. aporrea .org

Savater Fernando. Las Razones del Antimilitarismo y otras Razones. Buenos Aires: Editorial Anagrama. 1998  Pág.224

Schaposnik Eduardo C. Democratización de las Fuerzas Armadas Venezolanas. Caracas: Instituto de Investigaciones Sociales (ILDIS)  Talleres Tipográficos de Miguel Ángel García e Hijo. 1985 Pág. 391

Smith Louis. Democracia y el Poder Militar. Buenos Aires Talleres Gráficos Cande S.C.A Pág. 414.

Soto Vargas Ali. Análisis y Comentarios de la Ley Orgánica DE Seguridad y Defensa. Caracas:  ….1977

Sugon T. Arthur El Papel de los Militares. Edimburgo: 1963  Pág. 198 
Publicar un comentario en la entrada