Libertad!

Libertad!

domingo, 20 de mayo de 2012

LOS BEDUINOS: OTRO SENSIBLE DESAFÍO A LA ESTABILIDAD ISRAELÍ. Por el Lic. Samuel Leillen


Publicado en "AURORA", 25.4.2012
Publicado en "JAI", el Sitio de la Comunidad de Uruguay, 30.4.2012

CONTRADICCIONES

Como de costumbre, los titulares van "in crescendo":

  • "Israel planea expulsar  a 30,000 beduinos del Negev".

  • "El Estado de Israel destruye pueblos árabes beduinos".

  • "Israel expulsa a beduinos de la zona de Jerusalén Oriental".


Paralelamente a esos recientes y frecuentes  titulares mediáticos, días atrás, en uno de sus frecuentes recorridos por el país, el Presidente Shimón Peres anunció la inauguración de un campus universitario en Rahat, la ciudad beduina más grande de Israel (53 mil habs.).  Según el proyecto, estudiarán allí estudiantes beduinos y judíos, bajo la supervisión de la Universidad Ben Gurion de Beer Sheva.

Los periódicos señalaron que esto será factible como resultado de una conversación mantenida por el Presidente Peres con una misión de profesores de la Universidad de Harvard, una de las casas de estudios superiores de mayor prestigio e influencia de los EE.UU. quienes aseguraron su pleno apoyo al nuevo campus. 

En la misma oportunidad, Shimón Peres, en coordinación con la Intendencia de Rahat,  inauguró un nuevo barrio que incluirá 8,000 unidades de vivienda, por primera vez en torres.

¿Cómo entender estas contradicciones?

ORIGEN DE LOS BEDUINOS


El nombre  beduino  proviene del idioma árabe y  significa morador del desierto: allí donde no existe población fija.  Son árabes nómadas originarios de la península arábiga  que, en el siglo VII, con las conquistas árabes, se expandieron por el norte de África.
La relación entre las distintas tribus fue siempre difícil e inestable. Sus características eran el sentido de la hospitalidad, el honor y el valor guerrero, el aprecio a la poesía y a la elocuencia, facultades éstas que sirvieron para preservar la "memoria colectiva" del pueblo árabe. Los beduinos llevaron de generación en generación el recuerdo de sus orígenes, recuerdo que mitificaron como una idílica época primitiva.
No eran monoteístas. Aceptaron enseguida las enseñanzas de Mahoma y se hicieron musulmanes con más intensidad y fervor que el resto de los árabes. La mayoría de los beduinos son musulmanes sunníes. Algunos beduinos han adoptado el sufismo, concepción mística  musulmana que trata de alcanzar una relación más intensa con la divinidad.
Recordemos que hasta principios del siglo pasado, esta región era parte del Imperio Otomano, durante cinco siglos una sola unidad política en la cual el traslado era libre, sin fronteras interiores. Los resultados de la derrota turca al finalizar la Primera Guerra Mundial son el origen de muchos de los conflictos que afectan a la región, en la cual viven unos 9.4 millones de beduinos, la mitad en países africanos (Túnez, Egipto, Libia, Argelia, Mali) y la otra mitad en Arabia Saudita, Siria, Jordania, Irak e Israel.


LOS BEDUINOS DE ISRAEL

Se estima que en Israel viven unos 260,000 beduinos, un 3.3% de la población total de Israel

En el norte de Israel se han radicado unos 52 mil beduinos, la mayoría en diversas localidades exclusivamente beduinas en la zona de Tzipori y aledaños, habiendo dejado el
pastoreo como actividad central de su forma de vida. Los beduinos de esta zona se han impregnado de las perspectivas políticas del Movimiento Islámico local, que despliega una amplia e intensa actividad en todos los poblados beduinos del país, y en las últimas elecciones logró copar todas las intendencias beduinas del sur de Israel

Otros 15,000 beduinos están esparcidos en localidades mixtas étnicamente  en el centro del país, en particular Lod, Ramleh, etc.

La comunidad beduina del Negev,  unos 193,000 integrantes (31% de la población de la región), está experimentando una transición social y económica radical. A fines de la década de 1960 y comienzos de la de 1970, el gobierno israelí comenzó a implementar planes para establecerlos en poblados de tipo suburbano en el norte del Negev.

Aproximadamente 67% de los beduinos del Negev vive hoy en siete centros urbanos. El otro tercio, que prefiere vivir en asentamientos no urbanos, ha resistido los esfuerzos del gobierno, y viven en "poblados no reconocidos", careciendo de infraestructuras mínimas: agua, electricidad, desagües, dispensarios médicos, escuelas, etc.

Rahat es la concentración urbana más importante – 53,000 habitantes - segunda ciudad después de Beer Sheva por su tamaño en el Negev, segunda ciudad árabe del país después de Nazaret, la jurisdicción municipal musulmana más grande del estado de Israel. Rahat está más poblada que ciudades israelíes cercanas a ella como Kiryat Gat, Dimona, Netivot, Ofakim, Arad y Shderot, y en población es semejante a Guivataym (junto a Tel Aviv)  y Nahariyah (en la costa de la Galilea).


EL PRECIO DEL DESARROLLO

Tradicionalmente, los beduinos del Negev estaban organizados en 96 tribus nómades o semi-nómades que vivían de la cría de ovejas, cabras y camellos y de la agricultura estacional, y hasta 1948 eran casi los únicos pobladores del Negev. Después de la Independencia, la movilidad de los beduinos resultó muy restringida, imposibilitando a la mayoría su estilo de vida tradicional y sus actividades económicas.

La transición ha sido costosa en términos de desarrollo social y económico y las dificultades son evidentes. Hay un incremento del desempleo, delincuencia y uso de drogas.

El abismo educacional que comienza en la enseñanza primaria culmina a nivel universitario. Sólo el 30% del alumnado beduino aprueba el bachillerato (35% en el sector árabe y 52% en el sector judío). Según datos del 2006, hubo en las universidades israelíes 501 estudiantes beduinos, 18 de ellos para doctorado.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

Mientras la tasa israelí de desempleo se redujo a 5.6% en 2011, en el sector beduino la desocupación gira alrededor del 16-18%. Hay aquí un círculo vicioso producido por los bajos niveles de educación  que limitan la incorporación a lugares de trabajo en el área industrial, alta tecnología y servicios.

Los niños menores de 14 años representan un 60% de la población y la tasa de natalidad se aproxima al 4% anual - uno de los ritmos de crecimiento más altos del mundo. En la población árabe de Israel los menores de 14 años son el 40% y en la población judía sólo el 25%, con tasas de natalidad de 2.4% y 1.5% respectivamente.

Un  censo reciente de beduinos adolescentes refleja fuertes sentimientos de alienación y hostilidad hacia Israel. Si bien están exentos de servicio militar, siempre se enrolaron algunas centenas de beduinos en el ejército de Israel, en particular como rastreadores. Estos números están en constante disminución desde el año 2000.

Los índices de pobreza – 77% - son más graves que en la población árabe israelí – 55%- e incluso mayores que los del sector judío ultra-ortodoxo (jaredim). El índice de pobreza en la población judía gira alrededor del 16% (datos comparativos de 2007).




LAS DIFICULTADES

Los beduinos insisten que son los habitantes originales de la región, y reclaman tierras en una amplia extensión en el triángulo Beer Sheva, Shderot, Arad. Alegando "igualdad de derechos" por ser "ciudadanos miembros de la democracia israelí", reclaman trato equivalente a la población judía de la región, lo que se traduce en reclamaciones por 78,000 hectáreas – según ellos semejante en proporción a lo adjudicado a los kibutzim y moshavim de la región. (El área reclamado es mayor al de las ciudades de Tel Aviv-Yaffo y Hertzliya juntas).

Sostienen que tienen títulos de propiedad sobre los terrenos donde están sus carpas, sin que los puedan presentar en forma coherente. Se calcula que existen  50 mil viviendas no legales, y se han pronunciado unos 700 fallos judiciales que instruyen la destrucción de gran parte de ellas. 


LAS PROPUESTAS DE SOLUCIÓN

En noviembre 2000 el gobierno anunció una nueva política en cuanto a los "poblados beduinos no reconocidos", aglutinando 9 de ellos en un consejo municipal para mejorar su administración, que se constituyó en 2004 como Abu Basma, con 16,000 pobladores.

En los últimos años se tomaron resoluciones gubernamentales destinadas a concluir el conflicto de las tierras y la situación de los "no reconocidos", y mejorar las condiciones generales de nivel de vida, sanidad y educación de los pobladores.

Las medidas más notables se tomaron en 2009 al aceptarse las recomendaciones de la Comisión  presidida por el Juez ® Eliezer Goldberg, orientadas a proporcionar soluciones estructurales a todos los temas en cuestión, incluso el de la propiedad de las tierras.

La Comisión Goldberg, integrada por ocho miembros más dos representantes beduinos, recomendó legalizar a las aldeas beduinas "no reconocidas", incorporarlas al esquema municipal existente, estableció los parámetros para indemnizar por las reclamaciones de tierras, pero insistió en que también se deben cumplir las leyes con todo rigor.

LA IMPLEMENTACIÓN

Los beduinos manifestaron su beneplácito por el espíritu de las recomendaciones de la Comisión Goldberg, pero elevaron su malestar pues no se señalaron medidas efectivas a tomar para mejorar el nivel de vida, desarrollar estructuras, mejorar la educación y ampliar los servicios sociales y de sanidad.

Todo esto será factible si los beduinos mismos verán en la integración en las estructuras y los procesos de desarrollo del Negev un objetivo real acorde con sus aspiraciones sociales, culturales y económicas. El gobierno deberá tomar medidas de "discriminación correctora" para superar realidades que acumulan errores de épocas pasadas, y los dirigentes beduinos deberán hacer el máximo de los esfuerzos para hacer ajustes culturales y por extirpar desviaciones de conducta como violencia, desocupación, falta de educación.

En septiembre 2011 se designó al Sr. Ehud Prawer, Jefe del Departamento de Planificación Política de la oficina del Primer Ministro, para que comience a implementar las recomendaciones aprobadas. Se destinaron unos 2 mil millones de dólares, pero los primeros pasos no fueron bien recibidos. 

El interés de los gobiernos de Israel y la creciente preocupación de factores internacionales por los problemas de los beduinos en Israel, en una zona que es la reserva territorial del país y linda con Egipto, Jordania y la Autoridad Palestina, con las sensibilidades de seguridad que eso implica, hacen que las estrategias actuales ofrezcan horizontes alentadores.

*** El tema fue expuesto, analizado y debatido en el seminario "La Sociedad Beduina del Negev en una Realidad Cambiante" organizado por el "Programa Konrad Adenauer para la Cooperación Judeo-Árabe" y por el "Centro Moshé Dayan de Estudios del Medio Oriente y el Norte de África", realizado en la Universidad de Tel Aviv, con la participación de 10 expertos – cuatro de ellos del sector árabe israelí, y la presencia de un numeroso público.

Lic. Samuel Leillen – 18.4.2012


* El. Lic. Samuel Leillen es Estadígrafo, Asesor financiero, Publicista, Conferencista y Miembro Honorario de la Cámara de Comercio Israel América Latina y de CEVI – Cámara de Economía Venezolana Israelí.


ww.raoulwallenberg.net/files/6407.pdf
http://www.raoulwallenberg.net/files/6407.pdf

Publicar un comentario