Libertad!

Libertad!

viernes, 24 de febrero de 2012

Venus, Júpiter, Marte y Saturno, un espectáculo celeste en Marzo

Por: Jesús Otero
Este sábado 3 de Marzo el cielo ofrecerá un hermoso espectáculo celeste al atardecer, cuando los planetas Venus y Júpiter estén en conjunción en el cielo. Una conjunción es un acercamiento aparente de dos objetos celestes en la misma región del firmamento. Este acercamiento será de 3,3º de arco, y los planetas serán muy llamativos en el horizonte del Oeste, justo después de ocultarse el Sol. El brillo de Venus será de Magnitud -4,2 y el de Júpiter de -1,9, ambos muy brillantes. Como referencia baste decir que la estrella más brillante del cielo a simple vista es Sirius, de Can Mayor, con una magnitud de -1.47.
Distinguir a los planetas será muy simple, pues su luz, además de muy blanca y brillante, no titila como la de las estrellas. Además si observamos estos objetos con un telescopio, podremos ver que Venus tiene una fase como la de la Luna, y Júpiter es un disco con 2 bandas oscuras que lo cruzan y 4 satélites que se ven muy cerca de él, con brillo similar entre ellos. A estos satélites se les llaman Galileanos, pues fue Galileo Galilei quien los descubrió hace unos 400 años. Sus nombres son Io, Europa, Ganímedes, y Calisto.
Venus es un planeta de tamaño similar al de la Tierra, pero con una atmósfera muy densa que atrapa el calor del Sol y no lo deja escapar, es lo que se llama Efecto Invernadero, y que hace que su temperatura promedio sea de 465ºC, y no 14,3ºC como nuestro planeta. Si consideramos a La Tierra el Cielo, entonces Venus sería el Infierno. Por su parte Júpiter es un gigante con un tamaño de unas 300 veces el de la Tierra, es algo así como comparar un balón de Básquet (Júpiter), con una metra (La Tierra). Júpiter es un Sistema Solar en miniatura y posee 64 lunas hasta ahora descubiertas.
Por si esto fuera poco, esa noche Marte estará en oposición, esto es alineado con la Tierra y el Sol, y por lo tanto en su máxima cercanía para los próximos 2 años. Marte alcanzará la parte más alta de la bóveda celeste esa noche a las 00 horas o 12 de la noche, pero podrá observarse bien a partir de las 7:30 pm. Será fácil distinguirlo de las estrellas, pues se ve como una estrella brillante de coloración rojiza, y su luz tampoco titila. Al telescopio parece un disco de color naranja con detalles oscuros en su superficie.
A fines del Siglo XIX se creía que existía vida inteligente en este planeta, por ello era común decir que los “Marcianos” nos visitaban en sus “Platillos Voladores”. Hoy sabemos que la vida muy posiblemente empezó en Marte al mismo tiempo que en la Tierra, pero no pasó de la forma de bacterias debido a cambios bruscos en el clima del planeta.
Si no está cansado, hacia las 11:30 pm podrá ver a un cuarto planeta en el horizonte del Este, podrá distinguirlo porque tampoco titila y luce también como una estrella brillante, es Saturno. Su observación al telescopio es fabulosa debido a que posee un impresionante sistema de anillos, muy llamativos. Cerca de él se ve a la luna más grande de todo el Sistema Solar, el satélite Titán, casi del tamaño del planeta Marte. Brilla mucho menos porque está a 1.700 millones de km de nosotros, y no a los 70 aproximadamente, a los que estará Marte.
Saturno es otro planeta gigantesco, y sus anillos se deben a que un satélite entró en el Límite de Roche, esto es una distancia de 2,5 veces el radio del planeta, y las mareas gravitatorias de Saturno sobre este objeto lo desmenuzaron. A diferencia de Júpiter que es un objeto pesado, Saturno es muy poco denso, y si pudiéramos ponerlo en un océano, este planeta flotaría sobre él.
En el ínterin podrá disfrutar de los cráteres de la Luna, que estará en la fase de 2 días después del creciente, produciendo las paredes de sus cráteres sombras que permiten distinguirlos mejor. En la mancha oscura más cercana al Mar de las Crisis, una marca oscura y muy circular en la Luna, es el lugar donde el hombre posó sus pies en otro objeto celeste por primera vez. Esto fue en Julio 29 de 1969, y ese hombre fue Niel Armstrong. Si quiere una roca lunar, tome una cualquiera del suelo, pues nuestra Luna se formó por una colisión interplanetaria entre la Tierra y un objeto similar a Marte, esto casi destruyó al tercer planeta y fundió las cortezas de ambos objetos, por ello las rocas lunares y terrestres son idénticas.
No se pierda este espectáculo celeste, esa noche va a ser especial.
Publicar un comentario