Libertad!

Libertad!

domingo, 6 de enero de 2013

Maduro: entre la bolsería y la pequeñez

Por: GUSTAVO CORONEL

gustavo coronelEsto es lo que acaba de decir Maduro:

“No tenemos ninguna duda (…) el señor Aveledo está detrás de todas las campañas de rumores malsanas que se inician por Twitter, por Facebook. Él es el responsable de la campaña contra Chávez”.
Asimismo, rechazó las informaciones divulgadas por el diario español ABC y por Radio Caracol de Colombia. “Se meten con las cosas más sensibles de la vida del comandante Chávez”.
Mientras tanto, el Ministro de Información, E. Villegas, dice que Chávez padece de una severa infección pulmonar que le impide respirar bien. En una persona que acaba de ser operado de algo tan grave, una complicación de esta naturaleza es extrema, casi como decir que se está muriendo. Que más se puede agregar a lo que dice Villeguitas que pueda ser calificado como rumor malsano?
Uno tiene que preguntarse, sobre Maduro:
Jefe de estado? Canciller? Líder alterno? Jefe de una nación en crisis? O chófer de autobús, títere cubano, analfabeta funcional?

Como es posible que Venezuela haya llegado a este grado de mediocridad colectiva para permitir que un tipo como Maduro pretenda manejar un país en crisis? Solo porque lo pidió el agonizante?

A este soberano bolsa llamado Nicolás Maduro no se le ocurre nada mejor en esta hora de ausencia de un presidente, de total caos en la conducción del país, que acusar a una persona honorable, Ramón Aveledo, de estar sembrando rumores sobre la enfermedad de Hugo Chávez, de tener, como él apunta, “una campaña contra Chávez”.

Le pregunto: Maduro, a que te refieres tu con eso de los rumores? Pedir que se diga la verdad? Decir que Chávez está enfermo de gravedad? Eso lo dice Raimundo y todo el mundo. Cada quien opina. Tu dices una cosa hoy y otra mañana, Tu compañera Cilia dice algo diferente. Villeguitas dice lo suyo, Cabello emite el sonido que le venga en ganas, Arreaza habla hasta por los codos por su lado. Evo Morales lloriquea desde Bolivia. La mujer de Mujica, que nunca había abierto la boca para referire a nosotros, desahucia a Chávez desde Uruguay. Tu hablas de la fuerza gigantesca de la mano con que te aprieta Chávez (la misma que ha apretado al país de manera grosera durante 14 años) pero nadie informa cual es su situación verdadera. Hasta la embajada de Japón en La Habana dió una versión, al anunciar su probable muerte clínica.

Y esperas que la nación crea en tus necios balbuceos?

Donde está el parte médico? Ni un solo parte médico ha existido durante estos meses de gravedades van y vienen, solo lo que ustedes se dignan arrojar como migajas al país.

Nadie que no sean sus médicos, sus familiares y quizás tu y/o Cabello saben cual es la verdad. Pero el resto de los 30 millones de venezolanos tienen el mismo derecho que tu a saberla. Que miserables son esos médicos que se prestan a tal sainete desde La Habana! Quienes son los médicos que traicionan su juramento, quienes dicen la verdad o quienes se prestan al encubrimiento? Algun dia sabremos los nombres del equipo que ha acatuado en el caso Chávez y les pediremos cuentas.

No te das cuenta del vergonzoso papelón que ustedes están haciendo ante el mundo? No se dan cuenta del desprecio con el cual tratan al país al negarles la verdad y la transparencia? Que pretenden ustedes ganar con este encubrimiento?

Porque una de dos: o Chávez se recupera o se muere. Cuando Antonio Ledezma dice que exige ir a enterarse de la verdad a La Habana le asiste toda la razón. Los aviones de PDVSA han transportado hasta La Habana hasta al gato de los Chávez, pero se le niega la verdad a quienes no son chavistas.

Con una pandilla tan mediocre y tan corrupta no puede haber reconciliación posible, so pena de rebajar al país entero a su mismo nivel.
La verdad es que estoy asqueado ante la mediocridad de Maduro, el “delfín”.
Publicar un comentario en la entrada