Libertad!

Libertad!

miércoles, 30 de enero de 2013

EL HOMBRE Y LA CIENCIA



Gonzalo Villamizar A
Largo y accidentado es el camino  recorrido por la Humanidad en su viaje planetario, al comienzo despejando  sombras del entorno y de su mente primitiva con apoyo de escasas neuronas,  incrementadas  a través de los milenios que a lo largo de los tiempos se convirtieron  en cinco millones de años. Nació el Homo por disposición del Creador, tomando de entre los mamíferos más avanzados una criatura que llevaba su vida columpiándose en los árboles, con la intención de convertirla en “alguien”, una gente. Le pesaba apenas 400 gramos su cerebro, es el primer Homo,  Australopitecus, que pronto se apartó de su grupo homínido al sentirse diferente y junto con los nuevos individuos distintos sentaron domicilio conviviendo para consagrar la nueva especie merced a la evolución genética. De aquí en adelante se sucedieron cerca de cuatro millones de años y al final ya su cerebro pesaba 800 gramos, el descenso a tierra dejó de ser ocasional para hacerse permanente, el equilibro al avanzar pasó de las manos a los pies: había nacido el Pitecantropus  erectus, por primera vez caminando erguido, mirando de frente los horizontes para otear  caminos, en continuo desplazamiento por las tierras de su Continente Africano. A mitad de este caminar  el Homo presenta un milagro cuando dejó de dar gritos buscando comunicarse, igual que todos los animales, y emite sonidos que muestran el enlace entre las cuerdas vocales y la corteza cerebral pronunciando palabras que adquieren inteligencia, comunicación entre los semejantes, entonces comienza la civilización.  Cuando se acerca el final de este período, de ochocientos milenios, el cerebro del Homo pesa 1.200 gramos conteniendo cien mil millones de neuronas: es el nacimiento del Homo sapiens. Ya está en capacidad de emprender las marchas al abatir los miedos que le impedían ir allende el mar y océanos que lo rodeaban, ahora su cuerpo y su mente lo lanzan hacia todos los confines de la Tierra fundando razas de la especie humana. El agitado caminar, incansable, tuvo sus momentos de moderación cuando distintos pueblos se instalaron en las islas jónicas y áreas continentales de Grecia, donde los recién llegados se volvieron lugareños fundando pueblos, pudieron sentarse a conversar, compartir y discutir ideas, aparecieron los pensadores, algunos elaboraron doctrinas acordes a su mente superior de donde surgieron los filósofos, son los inicios de la civilización occidental. Esta presencia del Homo sapiens acaece hace alrededor de cien mil años, y desde ahí hasta nuestros días los pueblos asentados fueron creando culturas, de las cuales la más sobresaliente es la civilización Occidental, creación grecolatina, llevada por Roma a España y luego la Madre Patria nos la trajo a América. Ahora es global la civilización, ejemplo, Japón adoptando el legado de occidente conservando su fisonomía cultural clásica, adhesión y equilibrio acordes con la era tecnológica actual, la Tierra acoge a sus habitantes para  la Civilización Global.
    




Publicar un comentario