Libertad!

Libertad!

miércoles, 17 de febrero de 2016

Retén de Catia

Recuerdo cuando trabajaba en el Ministerio de la Juventud que la ministro Pilarica de Romero se fue a ver la destrucción por voladura del famoso Retén de Catia, la cárcel que había dado origen a tantas historias y películas,
.Pilar se puso a llorar cuando vio derrumbarse el edificio.
Caldera había decidido terminar con un ícono de la delicuencia por su hacinamiento yser escuela de antisociales.
En la película brasileña Pixote, acerca de la delicuencia juvenil, a los malandros jóvenes una vez habían caído presos tres o cuatro veces los llevaban a un descampado y los fusilaban
Estando yo joven me agarraron con un grupito  pegando afiches del MAS en los Chaguaramos ,sin permiso. En realidad el permiso existía, pero el Secretario general de Caracas, diputado Victor Hugo de Paola, aun no nos lo había traído.
 Nos  llevaron a Cotiza y nos dijeron que teníamos que estar 15 dias presos.
Alli conocí a un portugués catire que se había robado la caja fuerte de un bar y a violadores y rateros. Cuando por fin Teodoro Petkoff nos logro sacar, en unos cinco días, fui al bar, compré 10 cajas de cigarrillos y se las reparti a los compañeros presos-,
 Si en la calle un paquete de cigarrillos costaba un bolívar en la comisaria valia 10 Bs
De mañanita nos turnábamos para recibir un rayito de sol que entraba a la celda por la ventana .El desyuno era un vasito de carton con arroz y leche y la otra única comida, la merienda otro vasito igual con caraotas blancas y arroz.
La experiencia me fue útil al estudiar Sociologia de la delicuencia en la Universidad con la renombrada autoridad en la materia Rosa del Olmo
Habia tres problemas al respecto fundamentales :los juicios, el hacinamiento y la reinserción
La mayoría de los que habían cometido un delito estaban en la cárcel esperando juicio dos,  tres años y hasta mas.
 Algunos habían sido detenidos en alguna redada y eran inocentes. Su familia los visitaba y había que pasarle algo bajo cuerda al secretario del tribunal para que el juicio se diera .Al salir estaban profundamente resentidos,
Insuficiencia de jueces y alguna que otra arbitrariedad hacían que el sistema judicial fuese poco confiable.
Las cárceles estaban repletas. En una ocasión la Guardia Nacional detuvo 10.000 malandros y a casi todos los tuvo al poco tiempo que soltar.
Hacía falta construir nuevas prisiones y poner en ellas lugares de trabajo para que los presos pudiesen ahorrar y pasarle algo a la familia.
 Un ambiente de mafias y corrupción en los retenes solo daba como resultado la formación integra de los delicuentes
.En EEUU hay experiencias de cárceles granja interesantes de estudiar.
La reinserción era difícil dado que el ex recluso tenia amistades y relaciones de baja estofa.
 Haría faltar darles un pago mensual, ayudarles a conseguir empleo y a muchos de ellos alojarles en casas de reinserción

La delicuencia se ha desatado en el país como nunca y hay que buscarle soluciones.

http://cafedelejos.blogspot.com.es/
Publicar un comentario