domingo, 4 de octubre de 2009

Entrevista // Antonio Cova, Sociólogo, profesor universitario


"El régimen está perdiendo sus bases de apoyo en todo el país"
"El Chávez de ahora no es el Chávez glorioso de épocas pasadas. El de ahora apostó más allá de sus fuerzas y recursos"

Al referirse a la huelga de hambre estudiantil, Cova advierte que ningún movimiento histórico de significación ha insurgido planificadamente o con perspectiva de futuro (Cheo Pacheco)

Si alguien tiene una manera típicamente venezolana de esgrimir ideas, desmenuzar temas y aplicar la pedagogía al análisis de los temas sociales y políticos, ese es Antonio Cova.
No en balde ha dedicado su vida a la enseñanza universitaria en la UCAB y en la UCV, donde su figura y su verbo, entre ilustrado y coloquial, no pasa desapercibido entre los estudiantes. Ahora se dedica, entre otras actividades docentes, a un seminario sobre el derrumbe de las revoluciones socialistas, tema que desarrolla sobre la marcha y a la luz de la segunda emergencia del movimiento estudiantil en el curso de dos años.
-¿No resultó demasiado abrupto el fin de la huelga de hambre protagonizado por los universitarios, tomando en cuenta que el gobierno cedió tan rápidamente a la primera de las exigencias que la provocaron? -
La medida contundente y feroz contra un joven estudiante, cuyo único delito fue participar en una marcha del movimiento democrático venezolano, se inscribe en la estrategia del régimen para generar un escarmiento.
La idea es hacer un daño no excesivo en zonas sensibles y muy concretas para que la reacción sea manejable. Eso se perseguía con la detención de Julio Rivas, pero ocurre que estudiantes del interior, básicamente del oriente del país, sobre la base de la experiencia de Antonio Ledezma, inician una huelga de hambre en el mismo sitio en que la hizo el alcalde y eso genera una reacción nacional en cadena.
Pero el régimen no preveía tal fenómeno y por tanto tampoco encontraba la manera de reaccionar ante un hecho sin precedentes.
-Un desconocido y un grupo de estudiantes del interior prenden la mecha de la protesta.
-Entre el paro petrolero y este momento hay un cambio de 180 grados. A diferencia de aquella época, cuando la protesta se localizaba en Caracas, ahora la reacción en zonas como las regiones petroleras de oriente, la zona del hierro y la Costa Oriental del Lago, son los puntos álgidos del malestar.
Allí, a diferencia de Caracas, no hay manera de evitar los problemas creados por el gobierno.Sólo que es en Caracas y no en el interior donde un hecho político como la huelga de hambre genera un gran impacto nacional e internacional.
Por eso, de repente, la situación le estalla a un gobierno en las manos.
-¿No puede ocurrir que movimientos espontáneos como éste, sin conducción política, visión a mediano y largo plazos y objetivos bien definidos más allá de la coyuntura, se puedan ir diluyendo porque, al fin y al cabo, no son partidos políticos?
-No ha habido ningún movimiento histórico de significación que lo haya planificado todo o con una perspectiva de futuro. Imagínate al Estado Llano francés, en 1789, cuando le dicen que la votación que habría en los Estados Generales sería discriminada ( un voto de la nobleza, otro del clero y el de ellos). Inmediatamente se rebelaron ante la trampa porque iban a estar en minoría ante la unión del clero y la nobleza.
Se fueron en tumulto hasta un campo de juego de pelota y allí juraron que no volverían hasta que se cambiara la forma de votación.
El 19 de abril de 1810 tampoco fue algo planificado, surgió en el momento porque todo movimiento de grandes cambios en la historia siempre comienza como fenómenos espontáneos. -Según eso es evidente que el episodio de la huelga de hambre se vincula con la insurgencia estudiantil de mayo del 2007.
-Somos los mismos actores. Algunos fueron sacados del camino, de un lado y del otro. Pero el grueso de quienes actúan en este drama que se está desarrollando somos los mismos. El movimiento democrático no puede evitar la aprobación de la Ley de Educación, pero sí hacerla inoperante y no aplicarla.
De la misma forma todo el mundo sabe que no fue el tribunal 37 de control el que liberó al joven Rivas sino Chávez, ante la presión de la opinión pública y para evitar que las cosas se le enredaran.
-Usted se refiere a formas de lucha no convencionales como la resistencia pasiva o la desobediencia civil. ¿Implica eso el descarte de la vía electoral?
-La vía electoral puede ser una forma de resistencia.El caso del fraude electoral en Irán ha puesto de relieve la verdadera naturaleza del régimen encabezado por Ahmadinejad. Aquí Chávez no se puede dar el lujo de que la Asamblea Nacional sea ilegítima y por eso necesita unas elecciones para las cuales ya está en campaña.
-Y las puede ganar, si nos atenemos a los resultados de las elecciones celebradas en Fedepetrol. -Podría, pero no es lo mismo una asamblea donde tienes las mayoría abrumadora a otra donde tu mayoría es endeble.
-Lo otro es que pierda la mayoría. ¿Estaría el dispuesto a aceptarlo?
-La gente no se da cuenta que, como decía Heráclito, jamás nos bañamos en el mismo río. Para que Chávez pueda hacer lo que le dé gana en el 2010 tiene que ser un Chávez mucho más fortalecido. La gente dice: "tanta marcha y tanta protesta y ahí sigue el hombre".
Eso es verdad, pero se le olvida añadir: "y nosotros también".
El Chávez de ahora no es el Chávez glorioso de épocas pasadas. El de ahora ha apostado más allá de sus fuerzas y de sus recursos. Siempre recuerdo el 28 de diciembre del 2006, cuando lanzó la amenaza de liquidar a RCTV. Jamás habría brotado el movimiento estudiantil de no ser por esa torpeza.
El interpretó que su triunfo del 6 de diciembre era un voto por el socialismo cuando, en realidad, lo era por la manguangua, los reales y las becas. El régimen ya no tiene la misma fuerza y si está creyendo que por haber colocado unos perros falderos en el sindicato petrolero va a cesar la agitación en PDVSA, desconoce cómo es este país y no tiene idea de lo que es la naturaleza humana. Eso va a seguir porque las razones para la agitación dimanan de la estructura y funcionamiento horrendo de la Pdvsa contemporánea.

-El problema es que las protestas están desvinculadas unas de otras. No hay un movimiento que aglutine, exprese y canalice todo el descontento nacional en uno solo.

-Ese es el clamor venezolano y por eso me pregunto si no habrá llegado el momento de hacerse otro planteamiento. Venezuela es un país mucho más unificado de lo que nos imaginamos.

Esto no es España con el mundo catalán, el gallego, el canario, el vasco etc... Lo que dices es verdad, pero en todas las regiones hay descontento y eso nos dice que Chávez está perdiendo base de apoyo en el país, que está ganando enemigos como no los tuvo nunca antes. Y si pierdes bases de sustentación (que es gente dispuesta a ir a la batalla) cuando aparezca un movimiento serio será evidente toda su debilidad. Eso ocurre en Zulia, en Guayana, en Táchira, Mérida, en el centro del país, en oriente.
_Usted ya lo dijo: "cuando aparezca un movimiento serio".

-Cuando decimos que no hay manera de lograr que la oposición tenga una sola dirección, un solo proyecto, un solo jefe, es porque estamos poniendo todo el peso del movimiento en los enclenques partidos que la conforman.

Lo que le da fuerza a todo esto es la poderosa sociedad civil que está por detrás: en la calle, en las escuelas, en las universidades, en las iglesias, en los conversatorios.
El régimen tendrá mucho cuidado con las universidades, a pesar de todas las leyes que apruebe, cuyo objetivo es molestar y mas nada porque está consciente de que no puede imponer un proyecto. Si lo hiciera la reacción sería de tal ferocidad que si bien sabría cómo comenzó la cosa, no podría prever cómo termina.

Veremos si el régimen puede garantizar su fuerza a la hora de las grandes confrontaciones.
-La gente, sobre todo de oposición, no mira así la cosas y es más pesimista,
-La gente dice que vienen grandes confrontaciones, que van a eliminar la propiedad privada y a convertir las iglesias en otra cosa porque cree que el gobierno puede hacer y salir airoso y eso no es así necesariamente.
Ya lo hemos visto recular con la liberación del joven Rivas, con la ley sapo o con el intento frustrado de la Fiscal para establecer un mecanismo de control de los medios. Ahora, el gobierno no recula porque en él prive la conciencia democrática y la prudencia, sino porque lo están obligando las circunstancias.
No creo que gente proclive a Chávez haya visto con buenos ojos la comparación que hizo de Bolívar con el patético personaje de Khadafi. Jamás llegó Bolívar a instalar una carpa en un hotel cinco estrellas. Chávez está forzando las cosas. Y lo demuestra cuando se atreve a traer a lo peor del África.

El régimen tiene que ir con enorme cuidado para no pasarse de la raya amarilla. El problema es que no lo sabrá sino una vez que la haya cruzado. -Y entonces ya será demasiado tarde.
-Y entonces no podrá hacer nada. Por ahora está logrando una vacunación masiva contra todo lo que representa o propone. De allí la simpatía por el régimen maltrecho de Micheletti en muchas partes del continente. Sólo porque está contra él. Yo sólo le pido a los venezolanos mucha paciencia porque la lucha es larga. También le pido que estén preparados porque en cualquier momento esto se derrumba.
Después vendrá la reconstrucción total del país. rgiusti@el universal.com
Roberto Giusti
EL UNIVERSAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada