Libertad!

Libertad!

lunes, 9 de julio de 2012

Eloy Alfaro y el Conflicto Anglo venezolano por la Guayana Esequiba al centenario de su fallecimiento I. Parte

Oscar José Márquez*



 Eloy Alfaro 

Con motivo de conmemorase  hoy 28 de enero de 2012 el centenario de la trágica y lamentable muerte de quien fuera  Presidente de la Republica del Ecuador Eloy Alfaro, en dos oportunidades 1897-1901 y 1906-1911,  manifestó defensor de la causa venezolana por la reclamación de los  territorios al oeste del río Esequibo conocidos como la Guayana Esequiba  o Zona en Reclamación.
La Fundación de la Guayana Esequiba, sus blog:

La Guyana Esequiba 1994 MARNR Servicio Autonomo
 de Geografía y Cartografía Nacional 3 Edición I
http://www.laguayanaesequiba.org/; así como  sus cuentas asociadas de Facebooks y Twitter, le rinden  a este ilustre ecuatoriano un justo y merecido reconocimiento por sus acciones a favor de la reivindicación y unificación de los citados territorios ubicados al oeste del río Esequibo. 
Eloy Alfaro, fue un connotado político ecuatoriano (1842-1912), nacido en  la población de Montecristi en la Provincia de Manabi región costera del Ecuador al suroeste,   quien según los historiadores liderizó, la revolución liberal (1895-1924), al combatir por  treinta años al conservadurismo de su país.
Al logar  la transformación político, y social más importante que se haya dado en el Ecuador después de su guerra de independencia, al promulgar la constitución de 1906 y con ella consolidar el Estado Nacional,  separar la iglesia del Estado, introducir  la educación pública gratuita y laica, la defensa de los valores democráticos, la unidad nacional,  el  establecimiento del matrimonio civil, la legalización    del divorcio, la secularización de la  cultura, la proclamación de  los derechos  individuales más amplios,  el establecimiento de  la libertad de expresión, la  profesionalizar  al ejercito, procedió a si mismo  a dar  los pasos iniciales  de un capitalismo incipiente,  hizo lo posible por  mejorar las condiciones de vida y trabajo de la población, finalizo la construcción del ferrocarril trasandino que unió las ciudades de Quito  con Guayaquil y defendió la integridad territorial del Ecuador.
Sin embargo al oponerse al Gobierno de Emilio Estrada Carmona,  y criticar su administración, e iniciar algunos partidarios de   Eloy Alfaro algunas sublevaciones es desterrado a Panamá durante el Gobierno interino de Carlos Freile Zaldumbide.
El 04 de enero de 1912 regresa a su país con el fin de dialogar con el Gobierno, pero es encarcelado  por el General Leónidas Plaza, y el 28 de enero de 1912,  en la ciudad de Quito, una multitud de personas   incitadas y dirigidas  por sus enemigos políticos y adversarios entre ellos  placistas y conservadores, ingresan al penal García Moreno,  donde estaba detenido Eloy Alfaro,  es asesinado  y algunos de sus partidarios fueron linchados,  luego  arrastran su cuerpo junto a los de  otros seis líderes liberales hasta el Parque El Ejido,  donde los queman hecho este llamado  por el escritor Alfredo Pareja como “…la Hoguera Barbará…”.

El Latinoamericanista
En referencia a las actuaciones de  Eloy Alfaro, destaca su actuación hacia la unidad latinoamericana, y la defensa de  su territorialidad, al convocar a un Congreso  con la finalidad de crear un Derecho Público Americano y “…dar a la Doctrina Americana de Monroe, toda la extensión que se merece  y la garantía necesaria para hacerla respetar…”.
Estas últimas palabras eran la razón y el objetivo fundamental que perseguía Eloy Alfaro, a mediados de 1895, como consecuencia de la actitud de  la Gran Bretaña de  imponer su voluntad  mediante  la agresión y con la fuerza de sus cañones  en su conflicto con  Venezuela por los territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos como la Guayana Esequiba.
Ante la actitud dócil e indiferente de   los Estados Unidos  que permanecían    aislados  del resto de los países del continente americano al sur del río Grande, y de  no hacer respetar la Doctrina Monroe,  frente a las pretensiones y aspiraciones de  la Inglaterra imperialista seguramente por  su  relación  debido a la esfera de sus influencias  con el Caribe anglosajón.
Para  1895 el conflicto anglo venezolano había escalado  grandes proporciones  con la intervención de los Estados Unidos, debido principalmente a la actuación de Eloy Alfaro, en razón de que histórica y jurídicamente los territorios al oeste del río Esequibo son venezolanos y habían   pertenecido  a España  primero por el Tratado o Periodo de Tregua 1609-1621 y segundo  por el Tratado de Munster, o de Westfalia de 1648.  En que España reconoció a los países bajos las posesiones, hasta entonces ocupadas por ellos que solo  llegaban hasta el río Esequibo.
 Ante  la comunidad internacional y desde el punto  de vista del derecho interno español e indiano existen innumerables, escritos, comunicaciones y acciones de armas en contra de los holandeses que se habían asentado ilegalmente al oeste del río Esequibo.
Por lo que no existían  tierras nullas en los citados territorios al oeste del río Esequibo y   en materia político territorial estos dos instrumentos regulaban las relaciones hispano - holandesas en América. Por lo que el Reino de España después de 1648 y en violación franca al tratado de Munster, todas las pequeñas factorías que llegaron a tener los holandeses al oeste del río Esequibo, en especial en la costa baja, entre el Moruca – Pomerún, la primera a ciento treinta kilómetros al este de la desembocadura del Orinoco
Fueron declaradas usurpaciones violatorias del Tratado   Munster, o de Westfalia. A pesar de que Holanda consideraba este punto como la frontera más avanzada de su colonia pero España rechazo de plano esto al considerar que la frontera estaba en el río Esequibo a doscientos kilometros aproximadamente de las bocas del Orinoco.
Con motivo de las guerras napoleónicas en las cuales la Gran Bretaña luchaba contra Holanda aliada de Francia toma en 1797,  la colonia del Demerara y Esequibo. Con el tratado de Amiens en 1802, entre los países en conflagración la Gran Bretaña restituye todas las posesiones y colonias ocupadas o conquistadas por las fuerzas británicas en el curso de la guerra entre ellas las colonias holandeses  de Berbecí-Demerara y Esequibo. Con excepción de la Isla de Trinidad que era española y de las posesiones holandesas en la isla de Ceilán.   
En 1804 al reanudase  los conflictos en Europa los ingleses toman nuevamente las colonias de Demerara y Esequibo y posteriormente las Berbecí. Por la convención de  Londres de 1814 entre la Gran Bretaña y las Provincias unidas de los  Países   Bajos estos últimos ceden los establecimientos de Demerara Esequibo y Berbecí. En esta última etapa de las guerras napoleónicas la antigua Capitanía General de Venezuela se encontraba involucrada en plena   guerra por su  independencia 1810-1823.
 El naturalista Robert  H. Schomburgk,   procedió por encargo de Real Sociedad de Londres  a   explorar  entre los años de  1835 a 1839 las ex colonias holandesas de Berbecí, Esequibo y Demerara,  penetrando a lo más profundo de la Guayana venezolana, la Orinoquia  de  lo que es el territorio nacional hasta el Roraima hoy Estado Bolívar,  a las nacientes del río Arobopó, el cual cae  al Kukenan, y este al Caroní, que desemboca a su vez en el Orinoco, sin  haber solicitado ninguna autorización del  Gobierno venezolano.
Posteriormente realizo otra exploración  hacia  la amazonia por territorio brasileño al pasar a la cuenca del rio Branco (Blanco) remonta los   ríos Uraicuera, Mucajai  traspasa la sierra de Pacaraima que  separa la cuenca del Amazonas con las del Caroní, Caura, Orinoco para bajar por el río Meravari,  subir y  traspasar la sierra Maigualida,  divisoria de las aguas que  separan  las  sub cuencas al norte del  Caroní-Caura y al sur  Parima-Mavaca-Ocamo  pertenecientes a la cuenca  del rio Orinoco para  bajar por el  río Parima-Mavaca-Orinoco hasta llegar a la Esmeralda en el Estado Amazonas y retornar a la colonia del Demerara por la ruta Casiquiare, río Negro, Branco, Esequibo.
Para arribar a Georgetown en junio de 1839, donde le plantea al Gobernador de la colonia Light Henry, la necesidad de efectuar una demarcación ante la Gran debilidad de Republica de  Venezuela por estar su territorio habitado  solo por tribus indígenas   y del Imperio del Brasil, por esclavizar a estos.
Información esta que a su vez es enviada al Colonial Office en Londres  por el gobernador colonial Light Henry “…solicitando la conveniencia de la celebración de un arreglo con los Gobiernos del Brasil, de Venezuela y de Holanda, que defina exactamente los límites de la Guayana Británica…” .
Todo lo anterior lo había realizado la Gran Bretaña sin consultar  como señalamos anteriormente  con el  Gobierno venezolano y sin tomar en cuenta a su vez que los derechos de los holandeses, de quienes la gran Bretaña derivaba los suyos, debían estar fundados en la ocupación y no en las incursiones furtivas  ni a los procederes como los Robert  H. Schomburgk, de  1841  por instrucciones del Foreing Office y Colonial Office,   a colocar botalones o hitos incluso en punta Barima en las bocas del Orinoco, posesiones estas que considero de vital importancia para la Gran Bretaña por ser un punto estratégico que domina la entrada del Orinoco, repitiendo así las palabas  y ambiciones  de Sir Walter Raleigh.
Venezuela reclamo y protesto ante este  hecho insólito, la Gran Bretaña convino entonces en que   los hitos fueron removidos   alegando que habían sido colocados únicamente como una pretensión. Sin embargo  Robert  H. Schomburgk, publico en esa época un mapa trazando una línea  de frontera entre Venezuela y la Guayana Británica según sus criterios y exploraciones unilaterales. Lo que genero una discusión acerca de la identidad  de este mapa y de la ubicación de la  primitiva línea.
A finales de 1850 se establece un  Status Quo,  sobre la zona en disputa mediante el intercambio de notas entre el Encargando de Negocios de la  Gran Bretaña que propone:  
“... no puede el Gobierno venezolano, sin cometer una injusticia con la Gran Bretaña, desconfiar por un momento de la sinceridad de la declaración formal, que ahora se hace en nombre y de orden expresa del Gobierno de su Majestad, de que la Gran Bretaña no tiene intención de ocupar ni usurpar el territorio disputado; por consecuencia, el Gobierno venezolano no puede, con igual espíritu de buena fe y amistad, negarse á hacer una declaración semejante al Gobierno de su Majestad, á saber, que Venezuela misma no tiene intención de ocupar ni usurpar el territorio disputado ...”.
Y el Ministro de Relaciones Exteriores  de Venezuela se llega a un acuerdo de que ninguna de las partes ocupara el territorio en disputa.  
La usurpación inglesa aumento cuando se descubrieron los yacimientos auríferos del Yuruari lo que permitió y alentó a que los súbditos ingleses y aventureros a que avanzaran gradualmente más  y más al oeste del río Esequibo.  En 1876, Venezuela buscó el apoyo en Estados Unidos,  basado en la Doctrina Monroe infructuosamente.  
Para 1887,  la Gran Bretaña pública un nuevo mapa  con una Línea Schomburgk expandida en la que    procedía  a aumentar sus demandas territoriales de 76,000 a 108,000 millas cuadradas sobre territorio venezolano, que incluía a Punta Barima de importancia estrategia como  se señalo anteriormente.
 Señalando posteriormente el Foreign Office que esa línea  es de estricto derecho pretendiendo usurpar  los territorios al oeste del río Esequibo hasta Upata. Y ante una serie de desmanes, violación del territorio nacional,   usurpaciones y abusos que atentan contra el derecho de gentes en febrero de 1887,  Venezuela suspende  las relaciones diplomáticas  con la Gran Bretaña.

Actuaciones del Ecuador
En  América varias naciones se identificaron con la reclamación territorial venezolana debido a la intransigencia  de   la Gran Bretaña que había rechazado  todas las propuestas venezolanas incluyendo el arbitraje, así como los ofrecimientos de mediación hechos por el Gobierno ecuatoriano presidido por el Dr. Antonio Flores Jijón, de conformidad con el protocolo suscrito en Quito el 03 de agosto de 1891.   Entre el Dr. Pedro José Ceballos, en calidad de plenipotenciario ecuatoriano y el Dr. Burguillos  en representación de Venezuela, que interpondrían sus buenos oficios ante el Gobierno de la Gran Bretaña para obtener un arreglo equitativo de los límites entre Venezuela e Inglaterra.
Respecto de esta mediación ecuatoriana a favor de la reclamación territorial venezolana por los territorios al oeste del río Esequibo el Dr.  Luis Cordero, en su mensaje  al Congreso Ecuatoriano en 1894 señalo: “…por dar una prueba de nuestro fraternal afecto a la   heroica patria de Bolívar verdadera cuna de libertad de cinco Republicas, tuvimos a bien manifestar a la ilustrada y poderosa Inglaterra nuestro cordial  deseo de que alcanzase solución pacífica a la controversia que mantiene desavenidas a las dos naciones sobre dominios de territorios colindantes. El gobierno inglés ofreció lo humanitario de tal deseo y nos indico que trataría directamente con aquella hermana nuestra, para ver llegar a un arreglo satisfactoria. Sensible es que todavía se haga esperar este, no obstante el vivo interés de varios estados, porque el vinculo de la amistad vuelven a unir a la primogénita del libertador con la gran monarquía que tan directamente contribuyo a la independencia de Suramérica…”  
Continuara….
Como citar este artículo

How to cit this article
*Márquez, Oscar J. Eloy Alfaro y el Conflicto Anglo venezolano por la Guayana Esequiba al centenario de su fallecimiento I. Parte, Entrada del viernes 27 de Enero de 2012, consultado el xx / xx/ 2012. URL:


Publicar un comentario