Libertad!

Libertad!

lunes, 30 de julio de 2012

DESIGNADA NUEVA DIRECTIVA DEL CÍRCULO DE ESCRITORES DE VENEZUELA



 El viernes 27 de julio a las 6 pm se efectuó la toma de posesión de la nueva Junta Directiva del Círculo de Escritores de Venezuela, que encabeza el  historiador Carlos Alarico Gómez, secundado por el profesor Jon Aizpúrua como Vicepresidente, el poeta Luis Beltrán Mago en la Dirección General, la poeta Carmen Cristina Wolf como gerente, el ensayista Ildemaro Torres en la Dirección de Cultura, la escritora Anabelle Aguilar en Finanzas, el dramaturgo José Tomás Angola en el Consejo Consultivo, además de grandes figuras de las letras como Carlos Gottberg, Ildemaro Torres, Magaly Salazar Sanabria, Alvaro Pérez Capiello, Enrique Viloria, Rosario Anzola,  Heraclio Atencio, Ana Teresa Torres, Carlos Pacheco, Lidia Salas, Frank Zicarelli, Ligia Colmenares, Jorge Gómez Jiménez, Lesbia Quintero, Edgar Vidaurre, Jason Maldonado.
El acto se llevó a efecto en el Aula Magna de la Universidad Alejandro Humboldt, con asistencia del Rector, la participación del Orfeón de esa Casa de Estudio y la asistencia de numerosos escritores y periodistas, destacándose la presencia de los presidentes del Instituto Nacional de Cultura Hispánica, del Club Médico Caracas y de FundaBolívar, doctores Luis Pilonietta, Julián Viso y Ricardo Meneses, respectivamente.
Al dirigirse a la concurrencia el nuevo presidente del gremio de escritores, Dr. Carlos Alarico Gómez, expresó que los miembros de la Directiva estaban conscientes de la enorme responsabilidad que tenían ante sí y añadió: “Los escritores de hoy día tenemos clara que nuestra tarea es trabajar en un mundo cambiante e inseguro, donde la libertad de escribir raya a veces con peligros tales que requieren mantener el ánimo alto, la voluntad aferrada a la convicción intelectual más profunda y el valor en su grado más firme. Esos aspectos –indicó Gómez- no son nada nuevos para los escritores, sobre todo en los escenarios donde priva la tiranía en cualesquiera de sus matices y agregó: “La tortura y el asesinato son prácticas constantes en países como Irán, Siria o Bielorrusia, donde no es posible expresar el pensamiento libremente, al igual que en Myanmar que mantiene a un poeta en la cárcel por el delito de expresar en verso su aversión a la dictadura; y en Cuba, donde una periodista es acosada por discurrir a favor de la democracia. En la actualidad –precisó- el derecho a disentir le ha costado la vida a muchos pensadores en algunos países árabes, donde aún se lucha con tesón por hacer valer la libertad de opinar.
El dirigente gremial expresó además que ese es el reto al que se enfrentan los escritores en la actualidad, expresando que se debe luchar contra los gobiernos que miran con desagrado a los que opinan diferente, buscando dominar con la teoría autocrática de “una sola voz”. Se debe hacer un esfuerzo – añadió- para que la obra de los creadores y de los científicos sea respetada, lo que incluye de manera especial a las ciencias humanísticas. Ese debe ser el primer objetivo de la nueva Junta Directiva: velar por la libertad de expresar libremente las ideas, sobre todo las que están sustentadas en investigaciones documentadas. Se debe vencer la tendencia que existe en nuestro país a usar la historia para apoyar un proyecto político o una ideología, sea de la corriente que sea. La verdad debe ser el único fin sustentable, aun cuando ella pueda ser diferente a la propia concepción del ideal que cada uno pueda tener. Lo importante es lograr que se comprenda y se respete el trabajo intelectual de los creadores.
En su disertación, Carlos Alarico Gómez propuso una acción dirigida hacia tres vertientes: una de tipo informativa en la que prevalezca la idea de difundir  la labor de los escritores venezolanos, lo que debe hacerse en los centros educativos donde se forma al nuevo ciudadano, llevándoles la posibilidad de analizar los grandes hitos de la historia en foros, seminarios y otros eventos que los ayude a comprender a su país en un ambiente favorable al proceso de enseñanza-aprendizaje, esfuerzo que debe alcanzar a los medios -especialmente los impresos-, donde muchas veces se le da preferencia al escritor extranjero, como si en Venezuela no hubiera suficientes pensadores de talla; a lo que hay que agregar los editores, para que se estimule la creación mediante premios a la inventiva que abarquen diferentes ramas del saber, tal como está ocurriendo en la actualidad con editoras como Planeta, Santillana y la Fundación Herrera Luque, que acaba de crear el Premio Iberoamericano de Novela con el nombre del ilustre novelista venezolano. El Círculo de Escritores apoyará esa feliz iniciativa que está siendo patrocinada por la Corporación Andina de Fomento, Banesco y el Centro de Estudios Latinoamericanos de Salamanca.
Finalizó su intervención recordando la afirmación del gran escritor Arturo Uslar Pietri en el sentido de que los valores humanos tienen que imponerse, expresando su esperanza de que ese objetivo se pueda lograr en el transcurso del presente siglo.

Publicar un comentario