Libertad!

Libertad!

jueves, 9 de junio de 2011

Respaldar las protestas

La MUD se mete en la lucha social. Una de las tareas de los activistas opositores es demostrar que tras 12 años con Chávez, la situación ahora es peor Su intención es "despolarizar" las protestas. Reconoce que muchas de ellas son integradas por chavistas

Por: Xabier Coscojuelas

La Mesa de la Unidad Democrática "es una dirección política que debe dar coherencia al discurso de sus activistas en las diversas, particulares y específicas luchas sociales" que se producen en todo el país, señala Enrique Ochoa Antich, designado recientemente como coordinador de la instancia opositora para incidir en la conflictividad social.

Una crítica recurrente hacia los partidos que conforman la MUD, es su ausencia de las luchas sociales que se dan en Venezuela con una fuerza que contradice el discurso de inclusión y de superación de la pobreza que se emite desde las alturas gubernamentales. Esas luchas lucen dispersas, aunque en muchos casos las razones que las impulsan sean las mismas.

Darles coherencia, articularlas y lograr que sus protagonistas adquieran una conciencia política que se traduzca en votos hacia la oposición en 2012, es la tarea fundamental de Ochoa Antich y quienes le acompañan en la referida coordinación.

–¿Cómo lograr que las organizaciones sociales se fortalezcan?
–­Primero, manteniendo con ellas una relación de respeto, reconociendo su autonomía. La MUD procurará elevar la conciencia reivindicativa hacia una conciencia política por el cambio que debe producirse en 2012, pero eso no significa "subalternizar" a las organizaciones sociales a sus intereses político-partidistas-electorales. Segundo, denunciando y combatiendo la pretensión del gobierno de "estatizarlas", es decir, convertirlas en lo que Lenin llamó "correas de trasmisión", simples oficinas del Estado en la sociedad.

–Señala que no hay interconexión entre las diferentes luchas que se dan, ¿cómo conectarlas?
­–La MUD es una dirección política que debe dar coherencia al discurso de sus activistas en las diversas, particulares y específicas luchas sociales de que se trate. Y nuestra tarea política es lograr que estos afluentes desemboquen en un mismo e inmenso caudal de cambio político de cara a las elecciones presidenciales de 2012. En cada lucha, un activista democrático debe lograr demostrar que si antes estábamos mal, hoy estamos peor y para eso sólo se requiere comparar las cifras de 1998 con las de hoy: de 2.000 homicidios al año ­que era un escándalo­ a 15.000, de un déficit habitacional de 700.000 viviendas a uno de 2.500.000. Demostrar que si en 12 años el salario ha aumentado 300%, el costo de la vida lo ha hecho 900%.

"Recordar que igualar la pensión al salario mínimo fue una una conquista del Comité de Pensionados que logró en 1997 y no un regalo de Chávez. Plantea evitar llevar la polarización a esas peleas, pero la mayoría de los que protestan son chavistas".

"Exactamente, y con esas luchas "chavistas" (pido comillas porque no son chavistas ni antichavistas sino del pueblo) tenemos que interactuar. Pretendemos crear Comités Populares de Vivienda para hacerle seguimiento a la Misión Vivienda: donde quepan todos los venezolanos: de oposición y partidarios del gobierno, para vigilar que se hagan las obras. La MUD debe comprometerse a desarrollar y mejorar planes como la Misión Vivienda, en el que participen los constructores privados. Este gobierno tiene ya el récord de ¡siete! Misiones Vivienda en 12 años, todas fracasadas".

"Hay que demostrarle al pueblo que los fracasos gubernamentales en todas las áreas no se deben sólo a la ineptitud de un ministro sino a un sistema autocrático, centralista, estatista, que de suyo es ineficiente. Y convencer a todos de que ese sistema debe ser sustituido por otro democrático, descentralizado, y con una economía social de mercado".

–¿Como evitar que los partidos se "apropien" de estas luchas y lograr que trabajen en conjunto?
–­Los partidos deben aprender la lección del pasado. Una de las razones por las que llegamos aquí fue la hipertrofia partidocrática que pretendía controlarlo todo. La mejor garantía es la MUD misma, pues es una alianza de partidos en la que cada uno es contrapeso y controlador del otro. Pero al final es un problema de voluntad política. Yo confío en que los partidos democráticos la tengan.

–Habla de promover la propuesta programática de la MUD, ¿cuál es esa propuesta?
–­Lo central es un Gobierno de Unidad Nacional del que deberá formar parte el chavismo. Creo que debemos asumir con audacia esa propuesta. Sólo si la unidad democrática electoral se transforma en unidad nacional, podremos sacar al país de la crisis. El programa de la MUD debe tener tres grandes propuestas: refundar la democracia, reactivar el aparato productivo, y reconstruir materialmente al país. Claro, cada una de estas generalidades debe concretarse.

"Por ejemplo: propongo el Fondo Petrolero de Pensiones de modo que cada venezolano al cumplir 18 años reciba una acción de Pdvsa exclusivamente para que durante 40 años sea capitalizada y le garantice a todos una pensión mínima, no igual al salario mínimo sino dos o tres veces superior. Ésta es una de las banderas por las que lucharemos desde la Comisión de la MUD para la Lucha Social".
Publicar un comentario