viernes, 8 de mayo de 2009

8 de mayo, "Día de la Cruz Roja Internacional"

Eumenes Fuguet Borregales (*)

Diario El Carabobeño
Historia y Tradición

Importante institución humanitaria Internacional de carácter voluntario, cuya conmemoración a nivel mundial toma su efeméride de la fecha natal del insigne altruista, el comerciante ginebrino Henri Dunant, nacido en Suiza, el 8 de mayo de 1828, formado en familia de arraigados principios religiosos y humanitarios.

Un proyecto de fábrica de harina en Argelia lo lleva hacia el norte de Italia, el 24 de junio de 1859; al aproximarse a la población de Solferino ubicada al noroeste de Italia, quedó impresionado luego del combate de dieciséis horas realizado entre los ejércitos franceses e italianos; 116.000 soldados al mando de Napoleón III, derrotaron a 100.000 efectivos de las fuerzas austriacas al mando de Francisco José I, en su fallida invasión.

En el campo de batalla se encontraban tendidos unos treinta mil soldados entre muertos y heridos de ambos bandos sin recibir ningún tipo de asistencia sanitaria, correspondiéndole a este ilustre magnánimo auxiliar a los moribundos contando con la colaboración de los vecinos de pueblos cercanos con limitaciones de agua, víveres y medicamentos.

La dolorosa experiencia a causa del espectáculo de dolor e impotencia por auxiliar a tanta gente, motivó a Dunant escribir en 1862, su famosa obra "Recuerdos de Solferino", publicación que por su cruel relato llamó la atención a miles de lectores, concibiendo la idea de formar sociedades de socorro en tiempo de paz, para atender a los heridos en conflictos armados; tuvo una especial acogida de cuatro ciudadanos suizos: general Guillermo Henry Doufour, abogado Gustavo Moynier, Dr. Luis Appia y Dr. Teodoro Maunoir, los cuales se organizaron y comprometieron fundar el 17 de julio de 1863, el "Comité Internacional de Socorro a los Heridos Militares", conocido también como el "grupo de los cinco", origen del "Comité Internacional de la Cruz Roja", Dunant generó con su llamativa visualizando evitar dificultades a la hora de atender los heridos en combate; durante los días 26 al 29 de octubre de 1863, se efectuó en Ginebra una conferencia para tratar los aspectos planteados por Dunant; al año siguiente el Consejo Federal Suizo, realizó en la misma ciudad una Conferencia Diplomática, donde participaron dieciséis países, los cuales redactaron el "Convenio de Ginebra", para mejorar la suerte de los militares heridos en campaña firmado el 22 de agosto de 1864, cuyos principales puntos establecen: proteger a los militares heridos en la guerra, mantener el carácter neutral del personal sanitario y de los hospitales de campaña, considerar a las ambulancias y hospitales como neutrales, la adopción de la Cruz Roja sobre fondo blanco como símbolo protector y el establecimiento del Comité Internacional de la Cruz Roja (C.I.C.R). El benefactor Henri Dunant recibe por su humanitaria labor el Premio Nóbel de la Paz en 1901. Primero en ser otorgado; fallece este digno servidor de la humanidad en Suiza el 30 de octubre de 1910.

Fue tan valioso el apoyo prestado durante la Primera Guerra Mundial, que el C.I.C.R recibió en 1917 como merecido reconocimiento, el único Premio Nóbel de la Paz, otorgado en el período 1914-1918.

El símbolo de la Cruz Roja, fue adaptado en tributo a Suiza, la nación de origen de los cinco ciudadanos que tuvieron la feliz idea de fundar la noble organización filantrópica. Institución similar a la Cruz Roja la constituye la Media Luna Roja de Turquía, reconocida desde 1949.

Los principios fundamentales de la Cruz Roja Internacional y de la Media Luna Roja son: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Universalidad y Unidad.

Para honrar la memoria de Dunant se instituyó en 1963, la Medalla que lleva su preclaro nombre, entregada cada dos años a connotados servidores públicos; el doctor Pedro José Manrique Lander, distinguido cirujano, ex presidente de la Academia Nacional de Medicina, recibió esa presea en 1993; único venezolano en recibir esa valiosa recompensa al igual que otros tres latinoamericanos. Recordando a los voluntarios que ayudaron en la atención de los heridos en Solferino, el 24 de junio se conmemora el "Día Internacional del Socorrista".

La Cruz Roja funciona gracias a la activa participación de millones de voluntarios repartidos en casi doscientos países integrando una noble institución, sin fines de lucro, para prestar asistencia obviando raza, credo político, religión o condición económica a todas las personas que la necesiten.

La Sociedad Venezolana de la Cruz Roja, con sede en todos los estados, fue activada en Caracas el 30 de enero de 1895, como parte de los actos organizados para conmemorar el centenario del general Antonio José de Sucre, Gran Mariscal de Ayacucho, "el prócer más puro de la Independencia americana", nacido en Cumaná el 3 de febrero de 1795, ejecutor en noviembre de 1820 en Trujillo, de los famosos Tratados de Armisticio y Regularización de la Guerra, catalogados por el Libertador como "el más grande monumento de la piedad aplicado a la guerra", adelantándose 44 años a la creación de la Cruz Roja y a los Tratados de Ginebra, reconocida su labor en la reunión del Congreso Mundial de Historia realizado en Bucarest el año 1980, con la connotación de "Precursor del Derecho Humanitario Internacional".

El Primer presidente de La Cruz Roja Venezolana fue el inglés Sir Vincent Barrington, figurando en la Junta Directiva connotadas personalidades como: Agustín Aveledo, Francisco Risquez, Luis Espelozín y Luis Razzeti, entre otros. La Cruz Roja del Estado Carabobo, fue fundada el 30 de noviembre de 1918, su primer presidente fue el Dr. Juan Alejandro Betancourt, el actual es el Dr. Jesús Mendoza Romero. El himno, letra y música, autoría del Dr. Guillermo Romero Lizarraga, cuyo coro dice: "Del clarín de Solferino/a nuestro campo inmortal/vibren gloriosas notas/de nuestro himno regional".

(*) Gral. de Bgda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada