Libertad!

Libertad!

domingo, 28 de marzo de 2010

¿Hay alguien en casa...?

Rafael Muci-Mendoza
Nos están imponiendo a rajatabla pautas de mala vida que malviven los cubanos
A menudo me encuentro con el contraste entre esos venezolanos que aceptan con desdén la invasión cubana y aquellos otros, que con la fuerza de la verdad y el patriotismo, se oponen a ella. Nos están imponiendo a rajatabla pautas de mala vida que malviven los cubanos. Es como si llegáramos un día a nuestra casa y la encontráramos ocupada por otra familia y sin hacer valer nuestros derechos hasta con la propia vida, les dijéramos con el rabo entre las piernas, está bien quédense, nos vamos a otra parte. Tal cual una colonia de chigüires (capibaras) los cuales matados a palazos en la cabeza, aun cuando lanzan al viento agudos chillidos, los restantes del rebaño no se defienden con sus dientes de roedor ni salen corriendo en estampida. Pasivamente, se quedan esperando su destino inclemente.

¿Qué nos pasa a los venezolanos? Conductores miserables e irresponsables han dilapidado cerca de un millar de millón de dólares; cada día se pisotea la Constitución; estamos en pasmosa ruina, las invasiones están al orden del día; presos políticos a despecho de la Constitución; falta el agua y la electricidad, destruyen los hospitales públicos y encima de todo nos echan las culpas, nos endilgan toda clase de penosos epítetos por culpas que pertenecen a su enfadosa indiferencia y a su manifiesta traición a la patria.

¿Hay alguien en casa? ¿No hay nadie que oiga, que haga, que le duela? Jueces tristes y sumisos. Militares con bozal de prebendas. Universidades profanadas. Hombres sin adminículos colgantes; mujeres sin ovarios; hijos con quien todos se meten; al menos tenemos estudiantes contestatarios y aguerridos. ¿Cómo podría triunfar una revolución sin estudiantes a ella adheridos? No hay nadie en casa, no hay honra, no hay valor,

¡A gozá en Semana Santa!


rafael@muci.com, rafaelmuci@gmail.com

http://www.eluniversal.com/2010/03/24/opi_art_hay-alguien-en-casa_1801707.shtml
Publicar un comentario