Libertad!

Libertad!

domingo, 24 de junio de 2012

ACTUALIZAR PREMISAS Y RETOMAR LA INICIATIVA - CADA PAÍS DE MEDIO ORIENTE TIENE UNA "PRIMAVERA DIFERENTE"


Por el Lic. Samuel Leillen* 
Llama notablemente la atención, que desde que se iniciara la así conocida "primavera árabe", todos los analistas, expertos y comentaristas, en especial en los ámbitos académicos, coinciden que "aún es temprano" para resumir conclusiones o para vaticinar procesos. Incluso muchos reconocen que aún no son capaces de determinar cuáles fueron los orígenes y qué fue lo que realmente condujo a este terremoto institucional y conceptual tan excepcional.
Resulta igualmente notable que de boca de muchos políticos y algunos periodistas se suceden titulares que sólo ayudan a recordar que estamos en la zona origen de los "cuentos de las mil y una noches". Ellos todo lo saben, todo son capaces de prever. Es muy difícil saber contenerse y esperar a que la polvareda se asiente.
Sintomático de este panorama fue el encuentro organizado por el INSS – Instituto para Estudios de la Seguridad Nacional, en el que participaron dos expertos de notable prestigio internacional: el Dr. Robert Satloff, Director del Instituto Washington para Política del Medio Oriente (Washington Institute for Near East Policy)  y el Profesor Asher Susser, del Centro Moshé Dayán de Estudios del Medio Oriente y África.
Ambos expositores tienen varios parecidos: gozan de prestigio analítico que trasciende fronteras; una brillante carrera académica con largos años de aportes importantes; son autores de muchos libros y artículos de difusión internacional; muy solicitados en mesas redondas, seminarios, entrevistas televisadas; sus opiniones son requeridas por los factores responsables de las políticas oficiales de sus respectivos países.
¿Cómo ven ellos el próximo futuro después de esta tormentosa "primavera" árabe?

ERRORES  DE  INTERPRETACIÓN
El Dr. Satloff consideró equivocada la calificación de "primavera" a este capítulo de la historia de la región, iniciado en pleno invierno del 2010-2011. Se copió el título de la "Primavera de Praga", período de liberalización política de la entonces Checoslovaquia, que duró desde el 5 de enero hasta el 20 de agosto de 1968, cuando el país fue invadido por la también entonces URSS y sus aliados del entonces Pacto de Varsovia (a excepción de Rumania). Buscaban modificar los aspectos totalitarios y burocráticos del régimen soviético y avanzar hacia la existencia de partidos políticos y sindicatos, promoviendo la libertad  de prensa y de expresión. El intento duró 32 semanas.
Lo ocurrido en el Medio Oriente no fue resultado de una generalizada  preocupación por la democracia. No se puede utilizar un solo rótulo común para todos: los sucesos en Yemen no pueden servir para interpretar lo sucedido en Túnez; los acontecimientos en Egipto no pueden ser antecedente para vaticinar el futuro de Irán; los finales de los gobiernos de Muamar el Gadafi, Hosni Mubarak,  Zine El Abidine Ben Ali, Ali Abdullah Saleh, difícilmente puedan predecir el futuro próximo de Bashar al-Assad.
El siguiente error consiste en la utilización generalizada del adjetivo "árabe". No se trata de una población homogénea, de una sola etnia, de una vivencia política común, de un futuro compartido. La falta de unidad, la diversidad de preocupaciones y de intereses, la variedad de los objetivos, es lo que dificulta el análisis y el comentario.
Pero debemos aceptar como realidad el éxito del islamismo político: es el logro más destacado de los sucesos que conmovieron al año 2011. En adelante, habrá dirigentes islámicos en todos los países desde el Atlántico hasta el Golfo Pérsico, desde Marruecos hasta Irán, con excepción de Argelia e Israel. Este es un cambio cardinal.
CIRCUNSTANCIAS Y SOLUCIONES
Esto conduce a que Israel deba enfrentar una situación que no existía anteriormente, opinó el  Dr. Satloff. Históricamente, David Ben Gurión no tuvo ninguna relación con los países árabes. Sólo después de la Guerra de 1967 comienzan las tratativas con los países árabes y después de la revolución islámica de 1979 surgen los problemas que plantea Irán.
Luego de analizar someramente lo ocurrido en diversos países, recalcando las dos sorpresas de los sucesos en Egipto – por un lado la conducta del ejército egipcio, la toma del poder y el llamado a elecciones y por el otro lado la acentuación del islamismo que amenaza afectar al restablecimiento político, económico y social de Egipto - el Dr. Satloff se detuvo en puntualizar qué orientación debería tomar la acción futura de Occidente:
  • Apoyar el surgimiento de los radicales sunnitas.
  • Revertir el divorcio de Occidente con todas las civilizaciones de la región. En el Medio Oriente, aparte de los países árabes, hay otras tres civilizaciones: Turquía, Persia e Israel. EE.UU e Israel estaban muy relacionadas con todas, situación que no persiste en nuestros días.
  • Relacionar a Israel con Arabia Saudita, en base a  preocupaciones estratégicas e   intereses comunes enmarcados en un objetivo primordial de "energía a cambio de seguridad".
Los americanos tienen mucho más intereses en el Medio Oriente que lo que se suele atribuirle. Prestemos atención a que se realizan mucho más manifestaciones populares frente a las embajadas de Rusia y de China que frente a las embajadas de Estados Unidos, y esto es suficientemente elocuente.

REOCUPACIONES REGIONALES
El Prof. Asher Susser recordó que el Presidente Obama declaró en su oportunidad que lo importante es "estar del lado correcto de la Historia", y esta es una expresión que nos debe preocupar, pues carece de sentido y refleja desconocimiento absoluto de la región. No es propia de un líder de la mayor potencia mundial.

Durante la primera mitad del siglo XX, todas las miradas de Occidente estaban dirigidas al Medio Oriente, pero los países árabes decepcionaron, fracasaron ante las expectativas del mundo entero. La "primavera árabe" acentuó esta frustración: en lugar del surgimiento de nuevas democracias, se agravó el separatismo, se agudizaron las diferencias étnicas, se fortaleció el radicalismo islámico.
Fisuras internas atentan contra la integridad y la estabilidad. Arabia Saudita intervino militarmente en Bahrein para evitar que el país se convierta en un reducto shiíta. Los kurdos en Turquía, Siria e Irak están ansiosos por formalizar su autonomía. Siria está enfrascada en una masacre de visos étnicos. Jordania, país pobre e inestable, enfrenta amenazas estructurales. Sudán se dividió en dos países, el futuro de Libia como unidad nacional es incierto, Yemen sigue en sus constantes luchas internas.

PARÁMETROS DE ANÁLISIS
Se ha exagerado mucho la importancia del facebook y semejantes en el estallido de las revoluciones, acentuó el Prof. Susser. No podemos analizar como si las cosas hubieran sucedido en Occidente: se trata de sociedades distintas, donde el factor formativo de la opinión pública y el manejo de las muchedumbres se hace desde las mezquitas y no a través de la cibernética – la gran parte de la población no sabe ni leer ni escribir.
Debemos considerar siete factores determinantes de los sucesos:
1 – Los Ejércitos: El Ejército Egipcio decidió abandonar a Mubarak sin modificar el régimen. Contrariamente, el Ejército Sirio sigue siendo leal al Presidente Bashar Assad, y no vacila en cometer estragos contra la población civil.
2 – La Comunidad Internacional: No actúa en forma consecuente: por un lado no permitieron que Gadafi matara a sus ciudadanos, pero por su parte Rusia y China protegen a Siria de toda intervención extranjera.
3 – Las Economías: están en estado deplorable. Tras el levantamiento popular en Túnez, el sector turístico, que daba empleo a unas 500.000 personas y generaba casi 3.000 millones de dólares anuales, se desplomó y cuentan que sus hoteles están desolados. El hambre amenaza a todos, en particular a Egipto: Israel deberá estar muy preocupada si en su frontera habrá un país de  83 millones de habitantes hambrientos y descontentos.
4 -  El Sectarismo: se acentuó agudamente, y actúa como factor negativo. No le permite a Libia recuperar su estructura institucional y agravó las tensiones internas en Egipto,  ensangrentó los hechos en Siria y amenaza impedir la recuperación de Irak.
5 -  La Religión: Tendrá que encontrar el camino adecuado. En Irán es el factor dominante. En Egipto es el factor en ascenso después de haber sido reprimido por el régimen anterior. Es de esperar que sabrán encontrar soluciones inteligentes al dilema de existir como partido o gobernar. 
6 – La Legitimidad: aparentemente, las anteriormente tituladas "democracias" fueron las afectadas. Los reinos y los principados – Marruecos, Jordania, Arabia Saudita, Emiratos Árabes - se han conservado en sus puestos. Las monarquías demostraron que "no mienten"…
7 -  Las amenazas latentes: por ejemplo, Egipto no tiene enemigos externos, y nadie puede amenazar a los sectores que se rebelan; en Irán, los enemigos externos unifican a la opinión pública. La corrupción es típica de todos.

PERSPECTIVA ISRAELÍ
En cuanto a Israel, puntualizó el Prof. Susser que el país ha retornado a la situación de 1949: una región sin paz, con grave inestabilidad circundante, con fermentos revolucionarios repetitivos, enfrentando una reiterada tendencia árabe de boicot. Las conclusiones resultan pesimistas y las perspectivas peligrosas.
  • Israel debe superar sus dependencias de los países vecinos, tanto del gas de Egipto como del agua de Turquía.
  • Israel debe desligarse, en la medida de lo posible, de los palestinos, con quienes no hay posibilidades reales de ningún acuerdo. Por ello las conversaciones de paz resultan infructuosas y/o ilusorias.
  • Israel debe reducir la fricción con la población palestina, resultando imperiosa la solución de dos estados. Hay que crear una dinámica de dos países, que conviven paralelamente, aspirando a una concordancia positiva de voces contrapuestas.
  • Israel debe retomar la iniciativa, crear nuevas realidades: la falta de acción no asegura que no haya reacciones sorpresivas. Para ello se exige revisar nuestras premisas. Nos debe ser claro que no podemos influir en lo que sucede a nuestro derredor,  pero debemos redefinir nuestras prioridades.
* El. Lic. Samuel Leillen es Estadígrafo, Asesor financiero, Publicista, Conferencista y Miembro Honorario de la Cámara de Comercio Israel América Latina y de CEVI – Cámara de Economía Venezolana Israelí.
 
Publicado en "AURORA", 6.6.2012
Publicado en "POR ISRAEL-Dori Lustron", 7.6.2012
Publicar un comentario