Libertad!

Libertad!

martes, 5 de junio de 2012

¿Cuánto vale un muerto?...


MARÍA ISABEL PÁRRAGA B.

Un gobierno que se dice socialista y humanista pretende ponerle un PVP a los muertos de su desidia.

Como al parecer no pueden o ¿no quieren?, controlar a los asesinos, la intención es entonces intentar "tapar la boca" de los familiares a punta de billetes

 

El grito de esa madre cuando a media noche le avisaron del asesinato de su hijo, partió en dos la madrugada y ya más nunca volvió a ser la misma. Esa hora menguada cambió la historia de esa mujer, ya en el ocaso de su existencia y apagó la alegría de toda una familia quienes a partir de ese momento comenzaron a sentir el miedo en primera persona. La estadística del luto también tocó la puerta de esa gente y de la otra, la de más allá, la de Caracas, la del resto del país, la de los barrios y las urbanizaciones. Los gritos de las madres, de las esposas, de las hijas, de las hermanas siguen rompiendo la tranquilidad de las noches y vistiendo de negro a las familias. Sin embargo, el líder de una revolución que NUNCA se ha ocupado de esas cosas al parecer tan poco trascendentes para ellos como la vida o la seguridad, ante la evidencia del descontento no han tenido otra "genial" idea que anunciar un nuevo plan o misión en el cual la promesa básica es la "indemnización" o lo que es lo mismo "pagar por el muerto". Como al parecer no pueden o ¿no quieren?, controlar a los asesinos, la intención es entonces intentar "tapar la boca" de los familiares a punta de billetes. Poco más de lo mismo. Los "realazos" para solventar la ineficiencia. Resulta que ahora los muertos tendrán tarifa. La Misión Seguridad a Toda Vida Venezuela, además de un nombre muy cursi, suena a más de lo mismo pero con un chorro de dinero para secar las lágrimas. Es irónico, un gobierno que se dice socialista y humanista pretende ponerle un PVP a los muertos de su desidia de más de una década. Capitalismo más que salvaje, inhumano. Te pago tu muerto y te quedas tranquilo y si lo lloras en público, te quejas y reclamas, a lo mejor no te doy absolutamente nada.

Lo increíble es que no sean capaces de hacer un "mea culpa" y luego de negar que aquí haya inseguridad y achacarle, como siempre, los índices de inseguridad a una suerte de "clima" generado por los medios de comunicación, salgan ahora como si se no hubieran tenido nada que ver con el asunto, como si los casi cincuenta muertos sólo en Caracas, el desastre de las cárceles, los secuestros como industrias y los hurtos y robos como el pan de cada día fueran responsabilidad de una gestión anterior, cuando ellos ya son más de dos gobiernos pasados.

Esas madres, hijos, padres, esposas y esposos, hermanos y amigos que rompen la tranquilidad de las tantas y tantas noches con gritos de dolor ante la muerte de sus seres queridos ¿cómo se sentirán cuando les digan que sus muertos valen tanto y que tienen que registrarse en un censo para cobrar su misión? Suena a un nuevo insulto, ¿no?
  EL UNIVERSAL
lunes 28 de mayo de 2012
Publicar un comentario en la entrada