Libertad!

Libertad!

viernes, 15 de marzo de 2013

Mentirosos



Freddy Carquez*
Una vez más Nicolás la irresponsabilidad y la falsificación se dan la mano en el comportamiento Gubernamental, porque aquí en Venezuela los únicos responsables de lo que ha ocurrido durante los últimos 14 años en la dirección del Estado, son Ustedes. Nadie más que la dirección política del PSUV  se ocupó de la salud del Presidente, responsabilidad y consecuencias que deben asumir con toda claridad, basta de secretismo.
De igual manera ocurre con la política económica y sus efectos sociales, porque está a la vista la conflictividad desatada por el Gobierno durante  años sobre el sector productivo, con los desastrosos resultados  que están a la vista,  la economía de puertos. Vuestro Gobierno es absolutamente responsable del profundo deterioro de la implosión de nuestra capacidad productiva.
Y cuando nos aproximamos a la situación de la vida cotidiana de nuestros compatriotas, resulta inocultable como agobia a nuestra población el problema de la inseguridad, millares de venezolanos son victimas sistemáticas de la ineficiencia de tu gobierno (asesinatos, robos y secuestros),  fenómeno que en los últimos años ha crecido exponencialmente.
Y en esa perspectiva de la vida cotidiana, una vez más necesitamos revisar aquellos indicadores que constituyen el ABC de las clásicas referencias sobre la vida real de nuestros ciudadanos, y necesariamente debemos continuar por el empleo y los salarios, para encontrarnos que aún un segmento importante de nuestra sociedad, que excede al 30% carece de un trabajo estable, pero además en el 70% de los venezolanos que se desempeñan como empleados su poder de compra se ha erosionado en forma dramática, salarios muy por debajo de la canasta básica.
Cuando revisamos el escenario social con mayor amplitud, podemos apreciar que el drama de la vivienda sigue en pie, nunca antes  en unas cuantas décadas la ineficiencia alcanzó el tamaño que ha tenido en la gestión presente, ha sido solo en la campaña electoral última cuando por razones claramente clientelares el Ejecutivo hizo una inversión importante destinada a contribuir en la solución del problema.
De paso, ha sido un aporte limitado en sus beneficios, porque una parte de esa inversión fue a manos de empresas constructoras extranjeras, para nada necesarias en Venezuela porque entre nosotros sobran quienes se pueden  ocupar de la construcción de viviendas, con mayor efectividad y calidad que los extraños invitados.  
Pero cuando nos asomamos a la situación sanitaria las dificultades se multiplican, y si dudas de lo que estoy diciendo, te recomiendo que en compañía de tu gabinete vayas a la emergencia de cualquiera de los Hospitales públicos de Caracas y revises desde la atención inmediata médica o quirúrgica hasta la capacidad de asumir soluciones especializadas.
Pero además te recomiendo que investigues a donde van en caso de problemas de salud tus compañeros de partido, particularmente el cuerpo dirigente, sin pensarlo dos veces no salen de los grandes Centros Privados de la Capital. Además, pregunta también por el costo de los medicamentos y del material tecnológico indispensable en los procesos quirúrgicos y traumatológicos.
Y cuando entramos en la materia educativa basta con revisar el tratamiento que el Ministerio le ha dado a las necesidades reivindicativas y de formación de los recursos humanos del sector. Es vergonzosa la distorsión que se ha pretendido desarrollar en la comprensión de la evolución histórico-política de la nación.
En el campo de la construcción de conocimientos, soporte indispensable para el progreso, consulta con tu acompañante de formula, (Arreaza), porque basta con  solo pasearse por las sistemáticas agresiones para-policiales a la UCV o la liquidación de la carrera universitaria, así como se ha hecho con la formación especializada en salud, o como se hizo con el cuerpo técnico petrolero. Es muy evidente que Ustedes le han disparado a la inteligencia.
*Maracay, 14-03-2013 
Publicar un comentario en la entrada