Libertad!

Libertad!

martes, 12 de marzo de 2013

La muerte no ennoblece a los canallas

 Humberto Marcano Rodríguez
 
“La muerte no ennoblece a los canallas,  menos cuando son traidores a la patria y son reos de infinidades de  crímenes de lesa  humanidad, la muerte de este golpista, militar felón que traicionó el sagrado juramento de defender la Constitución y las leyes y la SOBERANÍA  NACIONAL a costa de su vida, no lo puede  ahora ennoblecer,  no le basta una vida para  pagar tantas maldades cometidas innecesariamente, pero en realidad si nos alegramos por que en carne propia  sufrió por tanto daño hecho, la muerte de tantos inocentes desde aquel aciago día 4 de febrero del 92 no podían quedar impune y como se dice todo el daño que tu haces en la tierra , en la tierra lo has de pagar, todo el daño que haces  se te ha de revertir y siempre se cumple  ese  mandato divino, fue mucho el sufrimiento que has debido padecer, sobre todo al verte recluido en una cama sin ser el constante protagonista con  tu sarcástica sonrisa mientras ordenabas  tanto daño y que tus secuaces  salían en carrera a cumplir  tus nefastas ordenes  para satisfacer tu egolatría de mandón empoderado, dueño de vidas y castillos, y como decía  el gran poeta español, Jorge Manrique, en la elegía a su padre “recuerde el alma dormida”, Y pues vemos lo presente, como en un punto se es ido y acabado, si juzgamos sabiamente  daremos lo no venido por pasado. No se engañe nadie, no, pensando que va a durar lo que espera más que duró lo que vio, por que toda ha de pasar por tal manera”.
Se te olvidó  Hugo Chávez que tanto daño  que  hacías diariamente sin  razón alguna, en cualquier momento se colmaría el vaso y que a pesar de todo tu egocentrismo y el culto a la personalidad que tus secuaces inflaron hasta el infinito y  que tu te creíste te podría  hacer inmortal, nada fuiste, no fuiste un buen militar por felón y traidor, no fuiste  estadista por patán, no fuiste un   gobernador  como correspondía a un buen administrador de unos bienes que no eran tuyos y que tenías que rendir  cuentas claras de ellos a sus legítimos dueños, no fuiste un buen ciudadano y menos patriota, traicionaste  tu juramento entregando nuestra soberanía  a los asesinos sátrapas del Caribe los sanguinarios hermanos Castro, permitiendo  que nuestra patria, tu patria fuera invadida  por esa horda de  cubanos muertos de hambre y encima  les pagabas  con nuestro dinero para que así fuera, no llegaste a tener compasión con tantos  secuestrados políticos, y tantas familias que se vieron en la necesidad de irse del país  huyendo de tu  persecución,  nada te importó la vida de las personas que  no estaban de acuerdo a tus procederes, humillaste, perseguiste hasta el infinito  a tus adversarios, allí el caso  demoniaco de los 23.000 petroleros.
¿Cómo entonces, puede la muerte ennoblecer a un canalla de tu  catadura?
Son muchas las cosas y de tantas algunas  diremos por las cuales  se te ha de recordar, parodiamos a Diosdado Cabello, cuando dijo  que tu serías recordado por tantas cosas y que en ellas siempre estarías.
 
Serás recordado por los centenares de muertos  que dejaste en tus dos fracasados alzamientos  el 4 de febrero  y el 27 de noviembre del 92,  por los  muertos y heridos causados  el 11 de abril, por tu cobardía cuando te escondiste en el museo militar, por el vil asesinato de ese mártir  Franklin Brito,  por los miles de exiliados y perseguidos  politices, por  todos los secuestrados políticos  de los cuales aún muchos gimen en tus prisiones, por los valientes Comisarios y Policías   Metropolitanos condenados injustamente siendo inocentes y que tu ordenaste  que así fuera, por el daño y  la condena a la Juez  María Afuini, por los 23.000 petroleros  que para calmar tu saña  y tu odio por la meritocràcia de resentido social botaste  y has perseguido a pesar der todos los  años transcurrido, por la aplicación de esa macabra lista del otro demonio llamado Luis Tascón causante de ese  genocidio laboral  que dejo y sigue dejando tantas personas sin trabajo, por la  aplicación de la otra lista la Maisanta  que echo de sus cargos a infinidades de empleados públicos y dejo sin pensión a otro numeroso  grupo  de  jubilados.
Serás recordado Hugo Chávez por haber despilfarrado más  DOS BILLONES DE DÓLARES, endeudando mucho más al país  y haciendo millonario a un grupo de áulicos   traficantes de conciencia, por haber destruido a una de las empresas petrolera mayor del mundo PDVSA, que además de  destruirla la dejas endeudada casi en la quiebra total, por haber destruido las Industrias básicas de Guayana, la floreciente industria carbonífera del país, por destruir el sistema eléctrico, la red hospitalaria y las redes escolares, por el millonario déficit que dejas habitacional, por el desastroso estados de  carreteras, calles y avenidas, por el estado  en que se encuentran todos los hospitales públicos faltos de insumos médicos y de limpieza, por todas las expropiaciones innecesarias ordenas y que   nunca pagaste, por haber destruido los sistemas productivos del país,   por estas cosas y quizás por muchas más se te  ha  de recordar, pero no con cariño, sino con odio, porque eso fue lo que tu sembraste en la familia venezolana, en 40 años de democracia con la alternabilidad en el poder, a pesar de las guerrillas comunistas no se sembró odio en el país, pero tu si lo hiciste.
Se te recordará por el desastre  que creaste en el sistema carcelario y de justicia, por los miles de muertes anuales en manos del hampa desatada  por tu incapacidad para gobernar, por el desempleo, el hambre y la miseria  que has creado, por la falta de empleo  con la  creación de ese  nefasto régimen de humillantes misiones.
Por todas estas cosas me lleno de  furor cuando he observado  a tantos  sinvergüenzas, pescueceros de dirigentes políticos de la  llamada oposición  con cara de velorio muy compungidos ofreciendo lastimosamente  sus palabras de HIPÓCRITAS condolencias y entiendo perfectamente la posición asumida de  aquel escritor de los años sesenta  Argenes Rodríguez en su libro “Escrito con Odio” . Por eso sostengo LA MUERTE NO ENNOBLECE A LOS CANALLAS, soy real y verdadero y no puede  fingir lo que no siento y lo que he escrito es lo que verdaderamente siento por este golpista, que tanto daño le ha hecho a mi patria.”
  
Twitter: @Hmarcanor.

Este  boletín también lo están publicando en las siguientes páginas web:
Publicar un comentario en la entrada