Libertad!

Libertad!

domingo, 22 de mayo de 2011

Escupitajo presidencial...

Rafael Muci-Mendoza
Nobleza obliga, pero cuando no hay nobleza, ¿Quién obliga...?
Mis pacientes del Hospital Vargas no entienden... No comprenden cómo perdiendo visión o acentuándose día tras día un déficit neurológico cuando una intervención neuroquirúrgica podría ayudarlos, nuestro centro está en ruinas. No alcanzan a entender la invasión de gatos en sus pasillos, ¿será que hay tantas ratas? Uno de los logros de mi hospital ha sido la esterilización quirúrgica de las gatas y en una cartelera al lado de la Dirección una foto de un animalito anestesiado proclama orgullosa el felino hecho... ¡Vaya logro...! Desde 2005 el presidente ha regalado a Uruguay "de manera solidaria y cristiana" -Maduro's dixit- cerca de 15 millones de dólares para remozar un hospital universitario. Es un escupitajo a la cara del necesitado. Nobleza obliga, pero cuando no hay nobleza, ¿Quién obliga...? Cuatro largos años de perversidad e indiferencia han sido insuficientes para que 189 obras de remodelación en 53 hospitales iniciados al mismo tiempo se hayan completado... ¡No hay empatía, solo mentiras!

Desde muy temprano en nuestros estudios, los médicos nos hallamos como pocos profesionales universitarios, en permanente contacto con la miseria, la discriminación y las injusticias sociales. Y no tardamos mucho en comprender que la caridad no es dar limosna, sino, sobre todo, denunciar y nunca tolerar las causas de la pobreza; que compasión no es sólo sentir lástima del que sufre, sino, sobre todo, sufrir y padecer con él; que sentido de justicia no es sólo indignarnos cuando se nos trata injustamente, sino, sobre todo, estremecerse de indignación cada vez que se comete una injusticia con cualquier ser humano.

Los comunistas quieren poder para satisfacer vanidad personal y castigar con saña hasta reducir a sus pies a aquellos por quienes "lucharon".

rafael@muci.com; rafaelmuci@gmail.com
Publicar un comentario