Libertad!

Libertad!

viernes, 4 de marzo de 2016

Entrevista a Henry Ramos Allup , Presidente de la Asamblea Nacional

Los cubanos son un cogobierno en Venezuela

 Si el Gobierno se resiste habrá confrontación de poderes y nosotros en la Asamblea no vamos a retroceder, advierte Ramos Allup

Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional, advierte que en Venezuela hay un cogobierno de los cubanos y desde el programa de Carlos Fernández, le dice al Ejecutivo que acepten las decisiones legislativas o habrá confrontación de poderes.

-¿Adónde nos lleva la crisis?
-He escuchado semejante opinión como la que te voy a citar, que los responsables de esta crisis son la disminución de los precios del petróleo y la Asamblea Nacional. Bueno, todo el mundo sabe que el responsable único, absoluto, pleno de la crisis, es este Gobierno que tiene 17 años acabando con Venezuela y para salir de este atolladero hay que cambiar el Ejecutivo por vía democrática, constitucional, pacífica y electoral.

-¿Y ahora qué?


-El Gobierno posiblemente no acepte nada, entonces por eso es que yo digo la confrontación es inevitable, pero no porque la provocamos nosotros. El Gobierno podría rechazar alguna propuesta de la Asamblea Nacional si se tratara de una propuesta extra-constitucional o anti-constitucional, pero estamos en la paradoja que un Gobierno que dice que hay que respetar la Constitución, es el primero que la irrespeta con su Tribunal Supremo de Justicia, con su cúpula militar y con sus propios actos. Ahora, nosotros no nos vamos a detener a cualquier riesgo, no importa que se nos diga ‘carros chocones’, no importa, incluso, que algunas voces falsas conciliadoras que de vez en cuando opinadores, etc., dicen moverse en el campo de la Oposición, dicen que no se confronte, pero qué va a hacer a Asamblea Nacional para no confrontar. ¿No legislar, no controlar, no debatir? Ese es el punto, cada vez que la Asamblea, fíjate, por ejemplo, lo que pasó cuando apenas se asomó la Ley de Viviendas. Ah, bueno. El Gobierno dice que es inconstitucional y que no la va a aprobar porque no le da la gana. La Ley de Amnistía, el Gobierno dice que no la va a aprobar porque no le da la gana. Estamos por aprobar, comenzamos a discutir la Ley de Producción Nacional y sabotearon.

-¿Y es verdad que había gente armada?

-Había gente armada. Y la consigna era: ‘La Patria no se vende’. La patria no se vende en boca de exactamente quienes hacía pocos días habían rematado a precio de gallina anémica, el 49% de una petrolera estatal, filial de Pdvsa en Anzoátegui, por 500 millones de dólares, raspando la olla, los que han endeudado a Pdvsa, los que han endeudado la República, los que están como víctimas arrodillados en el Fondo Chino, etc., etc. O sea, los que han acabado con el país, los que han hipotecado el país, los que no vigilan la frontera oriental y que han prácticamente abandonado la reclamación del Esequibo. Los que abandonaron toda la frontera occidental en manos de la narco-guerrilla terrorista colombiana. Los que han permitido que internamente los cubanos estén prácticamente siendo cogobierno en Venezuela. Esos son los que dicen que la Patria no se vende. Bueno, ellos dicen que la patria no se vende, exactamente los culpables de haber vendido, destazado, reventado y fragmentado la Patria en un átomo que será muy difícil de juntar otra vez.
-¿Por eso es que se plantea un cambio de gobierno, por todo eso que tú describes?
-La crisis no es solamente económica y social, la crisis es fundamentalmente una crisis política que nos ha llevado a todo esto, es la implantación de un modelo absolutamente fallido, demencial, ruinoso, fracasado en todas partes del mundo, hecho a la imagen y semejanza de Chávez. Entonces, como el Gobierno se niega a rectificar, a corregir nada, insisten en ese modelo comprobadamente fracasado, es imposible que tú puedas rectificar y corregir y mejorar y solucionar los problemas que tenemos si sigue el Gobierno ahí, porque insiste tercamente en seguir por las mismas que nos han traído a este fracaso.

-¿Si el Gobierno impugna la decisión de la MUD en el TSJ?

-Es que se viene refugiando allí, mira, estamos por hacer una publicación, una especie de recuento de todas las decisiones que ha tomado el Tribunal Supremo de Justicia en los últimos meses. Mira, la decisión en el caso interno de Copei; la decisión de legalizar a favor de un grupete controlado por el Gobierno, esa estafa que fue el Minunidad; las normas que acaban de crear o que crearon hace unos meses para la recolección de firmas de los partidos políticos, para que prácticamente no se legalicen y que si se legalizan; entonces van contra la MUD, porque dicen que la MUD legaliza los partidos, la MUD tendría que legalizarse también, bueno, y entonces ahí está lo del impedimento de la doble militancia. La decisión con relación al Decreto de Emergencia, estaban legislando para tratar de limitar las facultades de la Asamblea para citar funcionarios, etc., cosa que no se ha hecho, no se ha concluido porque algunos magistrados tienen reservas y ya no se están atreviendo a tanto. En fin, apenas concluyamos el proceso de revisión de la elección fraudulenta, delictiva de los magistrados exprés, seguramente dirán que ese acto es nulo. Si vamos a ampliar la Ley del Tribunal Supremo de Justicia, vamos a modificar la Ley del Tribunal Supremo de Justicia para ampliar la Sala Constitucional, cosa que hizo Chávez en su momento porque tenemos la prueba y la documentación, seguramente dirán que eso también es inconstitucional para no perder el control del fusil, que es la Sala Constitucional. En fin, un Tribunal que no merece el respeto de nadie, absolutamente de nadie, ni siquiera de la totalidad de los magistrados, porque tenemos hasta declaraciones de exmagistrados a quienes la propia presidenta del Tribunal Supremo de Justicia obligó a renunciar, porque les dijo, ustedes tienen que renunciar antes de que se les venza el término porque como van a producirse resultados muy malos para el Gobierno en las próximas elecciones, que fueron las del 6 de diciembre, el Gobierno necesita tener el control del Tribunal Supremo de Justicia, vía Sala Constitucional.

-¿El factor de la cúpula militar?

-Yo lo he dicho y lo sostengo, los dos pivotes sobre los que se está afincando el Gobierno son la cúpula militar y el Tribunal Supremo de Justicia. Dudas no caben. Ahora bien, fíjate lo que ha ocurrido en el caso de la cúpula militar. Recientemente el Gobierno ha tenido el arrojo, el descaro de constituir una especie de supra-Pdvsa en manos de los militares que tienen ahora competencia en materia de petróleo, de minas, de servicios, etc., etc., relacionados con la industria petrolera y minera. Todo el mundo se sorprendió porque nadie creyó que fueran capaces de llegar a eso, a tanto. Y otra cosa, mira, ayer en el diario El Nacional se despliega ampliamente el cuestionario que existe en el seno de la Guardia Nacional, un cuestionario con preguntas y respuestas que tienen que meterse al caletre los oficiales que quieran ascender. Bueno, allí no solamente se trata de un adoctrinamiento forzado, que se tienen que confesar revolucionaria, chavista, socialista, etc., es decir, legalizar la conversión de la Fuerza Armada en un apéndice del PSUV, del partido de gobierno que esta es la atracción militar del partido de gobierno. Bueno, es insólito, para que los oficiales puedan ascender se tienen que aprender el caletre a favor del Gobierno, a favor de su partido y contra la Oposición.
-¿Y eso se permeabiliza al resto de la fuerza o de otro?

-Afortunadamente la inmensa mayoría de la Fuerza Armada, que está sometida a las tribulaciones y a las angustias y a las presiones y a las carencias y a los peligros a que estamos sometidos todos los venezolanos, resienten de lo que está haciendo la cúpula militar y además, resienten de que casos gruesos que están perjudicando a la Fuerza Armada como totalidad, que se ha venido involucrando expresamente en la opinión nacional e internacional a altos oficiales en hechos de corrupción y narcotráfico, y eso no se investiga ni se toca, porque la Fuerza Armada como totalidad, unos por acción, otros por omisión y otros por silencio por aquel principio que no se debe observar porque la Constitución los libera de eso, de la obediencia legalmente debida, se han convertido prácticamente en cómplices inertes o inermes de lo que ocurre en el seno de la Fuerza Armada. Eso es muy grave porque han partidizado a la Fuerza Armada Nacional, aunque la Fuerza Armada como totalidad ni comparte lo que está haciendo su cúpula, ni comparte lo que está haciendo el Gobierno.

-Ese que es un factor tan importante dentro de lo que es el escenario político, le guste a unos o no les guste, de aprobarse una salida de carácter democrático constitucional, ¿Esa cúpula militar la aceptaría?
-Tiene que aceptarla porque ningún gobierno surgido de un golpe de fuerza, ningún gobierno surgido de un elemento distinto a la expresión de voluntad de la soberanía, se puede sostener ni nacional ni internacionalmente. Es que no sobrevive, así como los años ‘50 y antes e incluso los años ‘60, cualquier gobierno surgido de un golpe de fuerza tenía el beneplácito y hasta el respaldo por acción o por silencio de las grandes potencias, hoy día no. El ámbito internacional no va para que exista gobierno alguno que no sea surgido del voto popular.

-El alzamiento de Chávez el 4 de febrero, ¿Recuerdas?

-Por supuesto, hasta Fidel Castro. Y mira, y en estos días, porque hace falta rememorar un poco las cosas, en estos días he visto la resurrección casi épica de los sucesos de ‘El Caracazo’, sería bueno que por fin, después de tantos años, oficiales que hoy son generales, que en la época de ‘El Caracazo’ reprimieron y eran tenientes, subtenientes y capitales, ojalá todos los documentos de épocas fueran desclasificados y la Fuerza Armada finalmente desde esa época para acá, que no han dicho ni pio, dijeran cuál fue su verdadera actuación.
-¿Tú crees que se puede jugar a una convulsión social como elemento colateral o coetáneo a provocación?
-Nadie jugaría a eso, pero ahí están dadas todas las condiciones para que aquí se produzca un estallido, carestía de alimentos y medicinas, costo de la vida, inseguridad, colapso de los servicios públicos, en fin, todo está dado para que se produzca un estallido social que afortunadamente, no se ha producido hasta ahora.

Por Oliver Parra             Quinto Día
Publicar un comentario en la entrada