Libertad!

Libertad!

viernes, 29 de abril de 2016

Opiniones sobre la Carta Democrática de la OEA

28 de abril, 2016 \ 

thumbnail
P
Jorge Quiroga es un habitual en Venezuela. El ex presidente boliviano, desde su posición como vicepresidente del Club de Madrid, ha visitado en varias oportunidades el país. Fue uno de los pilares extranjeros que permitieron a la MUD ejercer presión sobre el Gobierno para que los resultados de las elecciones del 6 de diciembre fueran respetados. Nuevamente, estuvo en Venezuela martes y miércoles de esta semana, visitando la Asamblea Nacional y reuniéndose con el liderazgo opositor. En esta oportunidad, fue acompañado por el ex mandatario de El Salvador Armando Calderón Sol.
Anton Calderón, Jorge Quiroga y Francisco Poleo, juntos en las afueras de la residencia del alcalde metropolitano, Antonio Ledezma.
A primera hora de la mañana del miércoles intentaron visitar al alcalde Antonio Ledezma, preso en su casa. “Tuto”, como se conoce al boliviano, bromeó con la amplia comitiva del Sebin que resguarda el hogar diciéndoles que “esta es la del desempate. He venido dos veces. Una me dejaron entrar y otra no”. Sin embargo, a pesar de esperar durante casi hora y media, el desempate fue negativo para las intenciones de los ex presidentes, a quienes acompañaba también Tony Clement, parlamentario canadiense.
En esa espera, en la entrada del edificio en donde reside Ledezma, ENPaís aprovechó para conversar con Quiroga y con Calderón sobre la aplicación de la Carta Democrática de la OEA, gestión que realizan parlamentarios venezolanos opositores. Los mandatarios tuvieron posiciones encontradas. A favor está Quiroga, quien recomienda “por razones de equilibrio regional, esperar un par de semanas a que termine el proceso en curso de destitución congresal-jurídica en Brasil. Usted dirá que Brasil es solo uno de 34 países, pero es bastante mas igual que el resto por el peso específico que tiene y muchos de los atropellos contra la democracia que ha perpetrado el régimen de Venezuela han sido apañados, protegidos y encubiertos por Brasil”.
Jorge Quiroga, Tony Clement y Mitzy Capriles de Ledezma, en las afueras de la residencia del Alcalde Metropolitano.
El Foro de Sao Paulo es uno de los temas recurrentes de Quiroga y no fue menos en nuestra conversación, acusando a Lula de utilizar ese paraguas para proteger el proyecto castro-chavista. “Quitar a los guardaespaldas que ha tenido el régimen venezolano en la cancillería brasileña, va a hacer un gran bien a la democracia de Venezuela y también a la de mi país”, sentenció Quiroga, procediendo a “sacar la calculadora”. “Con el cambio de fuerzas en Brasil, en la región estarías potencialmente con 7 países a favor y 3 en contra. Mucha de la gente que entrará al gobierno en Brasil es gente que ha venido a Venezuela, que conoce, que se ha pronunciado una y otra vez en defensa de la democracia. En la OEA habría que partir del diagnóstico de los votos que consiguió Colombia cuando el gobierno de Maduro empezó a marcar casas de colombianos y deportarlos. En ese momento, se convocó Consejo Permanente y hubo 17 votos. Faltó uno. Si partes de ese punto y consideras que cambió el gobierno de Argentina y que en dos semanas cambia el gobierno de Brasil, garantizado que cambia la correlación de fuerzas en defensa de la democracia venezolana en Sudamérica y en la OEA potencialmente también.

Calderón Sol, por su parte, fue tajante al establecer que “no creo que invocar la Carta Democrática pueda llevar a alguna gestión exitosa. Por el contrario, no creo que se deba invocar porque no es operativa. Depende de los gobiernos, de los ejecutivos, depende de los cancilleres de los presidentes. La Carta Democrática es bien intencionada, es una poesía para la democracia y para el humanismo, pero no tiene algo en concreto. Es inoperante. No va a tener resultado. En Centroamérica, muchos estados dependen del petróleo de Venezuela y todavía tienen diferencias con América del Sur. Deberíamos concentrarnos en ver cómo podemos hacerle conciencia al mundo de que tenemos que defender los Derechos Humanos del pueblo venezolano”.
El triángulo virtuoso
Quiroga está de acuerdo con que en Cuba se está produciendo una reconciliación con Estados Unidos, aunque difiere en que Venezuela esté incluida más allá de su manutención con barriles de petróleo a los Castro hasta que el “Tío Sam” inunde la isla con sus dólares. Ese proceso y el de la paz en Colombia están opacando la crisis venezolana, según la consideración del ex presidente. Sin embargo, explicó que eso es “insostenible, inviable. El mundo va a entender que la única forma de lograr la esperada paz en Colombia y la reconciliación entre Cuba y EE.UU es defendiendo la democracia en Venezuela. Es el triángulo virtuoso. Ese cambio se va a dar porque el sur está cambiando dramáticamente. Argentina y Brasil van a ser bandera de la democracia. Macri removió a los Kirchner, Correa se echó a un lado y no se va a presentar a la reelección porque la economía se le está viniendo abajo, a Evo Morales le ganamos el referéndum, Maduro perdió las elecciones parlamentarias y la ‘operación lava jato’ destapó la corrupción en Brasil. Estos 5 meses han cambiado lo que han sido pilares y sustentos de este proyecto hemisférico que es el Foro de Sao Paulo. EE.UU y El Vaticano se van a percatar de que no pueden seguir mirando al otro lado. El gobierno venezolano es tan incompetente que al pueblo le ha inyectado CIDA. Es decir, Criminalidad, Inflación, Desabastecimiento, Apagones. Es una catástrofe humanitaria”, sentenció Quiroga antes de partir hacia la Plaza Brión a observar el firmazo a favor del Revocatorio.
Publicar un comentario en la entrada