Libertad!

Libertad!

jueves, 6 de noviembre de 2008

El asesinato de Julio Soto: ¿a favor de quién?

De un vecino de Juan Pueblito

Es harto conocida la estrategia del régimen de crear un ambiente determinado en el cual él mismo ejecutará acciones, por lo general violentas, que serán achacadas velada o explícitamente a la "oposición conspiradora".Desde la masacre del 11 de abril, por la cual el luego trisoleado le pidió la renuncia a chávez "la cual aceptó", en señalamiento concreto a su responsabilidad directa en esos cobardes asesinatos de pacíficos marchantes, el régimen ha perfeccionado su técnica terrorista. Ahora prepara el ambiente, crea ante la opinión pública la ilusión de una situación determinada supuestamente descubierta por sus servicios de inteligencia, ante la cual deberá la ciudadanía estar alerta por sus propósitos desestabilizadores. Curiosamente, el diputado Isea, abanderado oficialista de la investigación del supuesto "magnicidio" (¿microcidio? ¿coprocidio?) advirtió muy premonitoriamente el martes 30/9 pasado que la conspiración "oposicionista" había entrado en una segunda fase: la de la criminalización de chávez. Es decir, actos criminales le serían achacados, los cuales, lógicamente, serían cometidos por la oposición para inculpar al supremo líder robolucionario.
Bueno, ayer, coincidencialmente, asesinan al estudiante Julio Soto de una forma salvajemente pública y cobarde con todas las características de un acto de sicariato –genial descubrimiento oficialista- de advertencia, de amenaza y de ejemplo de que lo que viene podría ser así o peor, dejando a la interpretación ya condicionada de la opinión el origen y objeto de tan asqueroso acto. No es detalle de agudeza pensar que siempre hay en estos casos un contra y un a favor. La gran mayoría de los actos criminales sucedidos en el contexto político actual han tenido esta característica. La masacre del 11 de abril fue en contra de la oposición y a favor de … quien? Los francotiradores no fueron apresados y los pistoleros de Llaguno fueron premiados. A favor de quién? En casi todas las marchas posteriores a esa masacre hubo muertos de la oposición a manos de oficialistas que nunca fueron castigados. En contra de la oposición y a favor de… quién?.Disparos a la ciudadanía opositora en la plaza Altamira ocasionaron más muertes y heridos, algunos supervivientes incapacitados, ¿por quién o quienes?, a favor de … quién? El caballero Gouveia, un demente supuestamente, que la noche anterior había aparecido en un video al lado de un vehículo de Bernal en la Campiña, cerca de PDVSA, mató a unos cuantos opositores e hirió a otros a mansalva, en una pacífica concentración en la plaza Altamira. Absurdo acto evidentemente en contra de la oposición, pero…¿a favor de quién? El tal demente que el líder inmarcesible calificó de "caballero" esa misma noche, no era el mismo del video referido según el CICPC, por que antropométricamente no se correspondían ambas personas. Pero… el otro, el doble, el que no era Gouveia, nunca fue presentado en los medios ni para despejar las dudas. Todo esto en contra de la oposición y a favor de… quién? Por que precisamente por demente, es fácil convencer a alguien de quienes son sus enemigos y en donde están. Y… ¿quién lo convenció? ¿la oposición? Ah… Y así continúa la historia. Una declaración técnica de un militar, Usón, es una prueba de conspiración; los medios conspiran contra el gobierno: una periodista, Patricia Poleo, de oposición muy molesta para el régimen aparece señalada en un supuesto plan "magnicida" (¿micro? ¿copro?) y tiene que abandonar el país. En contra de la oposición, pero... a favor de… ¿quién?La trampa del revocatorio se inicio año y medio antes, pero el divino, ante el enorme peso de las firmas recabadas, advierte ocho meses antes de su realización que se esta preparando un megafraude. Este fue efectuado, sí, pero en contra de la oposición. A favor de... ¿quién?Maritza Ron, opositora, protestó los resultados del referedum revocatorio y un degenerado rojo rojito la asesinó ante los ojos del país y de todo el mundo. Un tiempo después fue fotografiado, libre, en el sepelio del Fiscal Anderson . A favor de quién, de la Sra. Ron? Ah...Varios ministros y jalabolistas (deporte robolucionario) del régimen alertan en contra de la guerra mediática de Globovisión: decenas de maleantes con pintura, bombas lacrimógenas y pancartas ofensivas y obscenas rodean la planta una noche y dejan el lugar como sólo ellos saben hacerlo.
Decenas de magnicidos han profetizado la "inteligencia" cubana y la brutalidad vernácula. A los pocos días aparecen bazookas inservibles, escopetas, celulares, etc, que no disparan y no conectan pero que "pertenecen a la oposición"En otras oportunidades advierten sobre futuros actos terroristas del "oposicionismo"; a los pocos días bombas por aquí, bombas por allá, el régimen busca febrilmente a los criminales, y aparece uno de ellos muerto por la misma bomba que colocó en Fedecámaras: un policía metropolitano activo entrenado en Cuba como explosivista. Error. Silencio. Desaparece por algún tiempo el prefabricado ambiente dinamitero.El "a favor" y el "en contra" no abandonan nunca la violenta realidad venezolana. Y todos, absolutamente todos, sabemos en donde colocar estas expresiones.El régimen ha salido raudo a "investigar hasta sus últimas consecuencias", a "patria, socialismo y muerte" el horrendo asesinato de Julio Soto y ha exigido "no politizar" el caso. Bueno, como hemos visto: el ambiente fue profetizado; la acción, en contra de la oposición, fue ejecutada, porque, digan lo que digan, Soto era de oposición.
Preguntémonos si el asesinado -Dios lo ampare- hubiese sido un líder robolucionario. ¿Pediría el régimen no "politizar" el caso?
Publicar un comentario