Libertad!

Libertad!

miércoles, 29 de diciembre de 2010

De Ledesma a Don Chucho

De Ledesma a Don Chucho

Alonso de Baruta, su sacrificio inútil, su coraje inigualable, su ejemplo siempre vivo...

RAFAEL MUCI-MENDOZA | EL UNIVERSAL
miércoles 29 de diciembre de 2010 12:00 AM
Año de Gracia, 1523. Nace Alonso Andrea de Ledesma en la Villa de Ledesma, España. Su afán aventurero le avienta a estas tierras, participa en la fundación de Caracas y en 1567 fija su residencia en el pueblo de Baruta. En mayo del 95, a los 72 años, es único protagonista de un episodio de la épica que le convierte en el Quijote de Baruta: el pirata Amyas Preston comandando seis barcos artillados asalta el puerto de Guaicamacuto, a media legua de La Guaira, para adentrarse por las deshabitadas montañas de Chacao y así evitar a los españoles asentados a la entrada de Caracas. En solitud, al tenerlos ante su vista, montado a caballo con armadura y lanza en ristre, Don Alonso les enfrenta. Preston se asombra de su valentía y pide capturarlo vivo; sin embargo, ante su embate caen muchos piratas; ordena entonces le disparen; suenan estrepitosos los arcabuces y nuestro héroe cae a tierra. Al retirar su armadura el valiente jinete no es más que es un anciano alto de blanca barba. Limpian su cadáver, le ponen sobre un escudo y disparan sus armas al aire. Alonso de Baruta, su sacrificio inútil, su coraje inigualable, su ejemplo siempre vivo...

Año de desgracias, 2010, lejos de nuestra comodidad. Sur del Lago de Maracaibo. Trescientos guardias nacionales con el ministro de tierras a la cabeza, irrumpen en un emporio de riqueza agrícola y pecuaria fraguado en el trabajo sin pausa. Esta vez les adversa El Quijote de El Pionío, Don Jesús "Chucho" Meleán, 92 años, quien se resiste, defiende sus tierras y sus doscientos empleados con las armas de la razón. ¿Será inútil su ejemplo?

La resistencia será viril cuando la ejerzan hombres de veras ¡Ah malaya! ¿Es que no hay varones capaces de poner nuestra libertad por encima de la sumisión...?

rafael@muci.com
Publicar un comentario