Libertad!

Libertad!

viernes, 18 de febrero de 2011

Langostas en La Romana

Argimiro Torres*

Que vaina la parejita
La mano que le pasó
¡Se Enchavó su fiestecita...
... ¡Si Señor!!

En un Resort Paradisíaco
Por los lados de Punta Cana
Como cosa de elegíaco
Sucedió allá en La Romana

LLegaron los invitados
A ese geográfico cabo
Pero vinieron malhados y
Enfermáronse del rabo

Por comer unas langostas
Que vinieron cerca de ahi
Desde un paraje de Haití
Terminaron en imposta

Comieron de seguidilla
Manjares del mar caribe
En superficie de ese mar
Habían manchas amarillas

Regia fiesta glamorosa
Sin duda fue ese trajín
No llegó a ser hermosa
Por esa bacteria ruín

Tan atrevida comida
Tuvo principio y final
No duró toda la vida
Aún comer ese animal

Con glamour de gran candor
Luego de igual despedida
Vino esa bestial pesadilla
Cólera en tiempos de amor

¡Y si casás en Punta Cana
En la República Dominicana
Aunque te mueras de ganas
Cuida... comer langostas en
La Romana!

*Médico poeta
Publicar un comentario