Libertad!

Libertad!

martes, 26 de enero de 2010

"Mane Tecel Fares…"

Rafael Muci-Mendoza
La caída de Babilonia se precipitó por fiestas profanas celebradas por el virrey Baltasar. Mientras Ciro, rey de Persia atacaba Abisinia y se dirigía a Babilonia, el nieto de Nabucodonosor y defensor de la ciudad, para manifestar su confianza en las fortificaciones protectoras, se consumía en orgías. En uno de esos festines en que se bebía con los vasos sagrados del templo y ante el estupor de todos, apareció una mano misteriosa que escribió el anuncio de la caída de la ciudad: ¨Mane Tecel Fares¨. Llamado Daniel, profeta bíblico a descifrarlo, dijo, ¨¡Oh rey! Has pecado contra el Señor, tu padre robó los vasos del Templo y tú los has profanado; tu sentencia ha sido dictada como sigue: Mane significa "contado": el Señor ha contado tus días de reinado, y tocan a su fin. Tecel denota "pesado" en la balanza y hallado falto. Fares expresa "dividido" tu reino entre medos y persas. La profecía se cumplió, y así, Baltasar murió la noche siguiente y su reino fue dividido.

El símil no parece inverosímil. Dios les concedió la riqueza del suelo que no la del intelecto y la voluntad. Sin esos ingredientes, la fortuna fue derrochada entre francachelas y compra de conciencias, entre vicios e hipocresía. Confiado en la fortaleza de un liderazgo mentiroso, cada vez más marchito y dividido su entorno, el embriagado, no quiere mirar el aterrador mensaje inscrito en su hoja de vida. El fin de un reino inventado; la constitución profanada: pesada y hallada exhausta; sus cercanos, suerte de fieras del mismo pelaje tiran del botín robado al pueblo y a dentelladas se eliminan…

La salud del venezolano, vergonzosa. Los médicos, revolucionarios más genuinos, sentimos muy adentro la desesperada búsqueda de consuelo de la gente llana que son nuestros enfermos.

rafael@muci.com, rafaelmuci@gmail.com

http://www.eluniversal.com/2010/01/25/opi_art_mane-tecel-fares_25A3324051.shtml
Publicar un comentario