Libertad!

Libertad!

domingo, 30 de enero de 2011

ENTREVISTA // MARCEL GRANIER

, PRESIDENTE DE EMPRESAS 1BC
"Cuando Chávez deje el cargo creeré en su llamado al diálogo"
"Hechos gravísimos no se cubren y esto lo facilita una llamada del director de Conatel"

REYES THEIS | EL UNIVERSAL
domingo 23 de enero de 2011 12:00 AM
En el edificio de RCTV en Quinta Crespo pareciera que todos los días fueran domingo. Sus espacios vacíos dan muestra que la muerte del canal se ha ido consumando poco a poco. Hoy se cumple un año de la salida de la grilla de la televisión por suscripción de RCTV Internacional y el presidente de Empresas 1BC, Marcel Granier, encuentra similitudes entre la situación del medio y la del país.

-¿Cuál es su impresión al presenciar la muerte progresiva de RCTV?

-Como veo la muerte progresiva de las instituciones en el país. Cada año que pasa veo que el país tiene menos libertad, menos justicia, menos independencia de los poderes, muchísima más corrupción, mucho más ineficiencia, mucho más sectarismo, entonces vamos como en paralelo con las instituciones del país.

-¿Por qué el ensañamiento con RCTV?

-Porque era un medio independiente que le llegaba a todo el país, que no estaba dispuesto a transar con las políticas ilegales del régimen, no estaba dispuesto a ocultar hechos importantes para el país, como el tema de la inseguridad, del deterioro de los servicios públicos, de la calidad de vida, del endeudamiento, del saqueo de Pdvsa. Todos esos eran temas que el medio no ignoraba sino que cubría y además había ese factor al cual el régimen le da mucha importancia, y es que a pesar que ellos ya dominan seis cadenas de televisión nacionales no llegan a una sintonía del 5%, mientras RCTV le llegaba a todo el país, y tenía una audiencia promedio del 40%.

¿Cómo cataloga el papel que jugaron los cableoperadores para la salida del aire de RCTV Internacional?

-Lamentable.

-El Presidente llamó al diálogo en su discurso en la Asamblea Nacional...

-Creo que esa es una máscara que él se pone. No creo que sea sincero, ninguno de los llamados al diálogo que ha hecho se ha concretado. Tenemos doce años oyendo ese cuento, en algunas oportunidades con un crucifijo en la mano, arrodillado, pidiéndoles perdón a la Iglesia, y sin embargo, ese diálogo nunca se ha concretado. Con el comunismo no hay diálogo.

-¿Qué cambio tendría que ocurrir para que podamos creer en el llamado al diálogo del Presidente?

-El día que deje el cargo, ese día podremos creer en su interés en el diálogo.

-Analistas estiman que el llamado al diálogo era un discurso dirigido a la comunidad internacional.

-Yo creo que la mayoría de la comunidad internacional está muy satisfecha con las políticas de Chávez. Él ha arruinado a Venezuela, lo cual ha significado muchos negocios para otros países. Nunca he visto una manifestación eficaz de repudio. Simplemente están aprovechando la oportunidad, que Venezuela tiene un Gobierno traidor a los intereses del país, entregado a los intereses cubanos y se aprovechan de esas circunstancias para venderles, por lo general, productos de mala calidad. La impresión que tengo es que hay una situación de saqueo de Venezuela. Cuando vemos cómo se ha multiplicado la deuda externa y cuando uno le pregunta a los banqueros por qué hacen eso, se ríen y comentan que las tasas de interés que paga Venezuela son cinco veces más que las que paga cualquier otro país de América Latina. "¿Cómo no le vamos a prestar? Además, tenemos donde cobrar", dicen.

-Entonces, ¿no se debe guardar esperanza que la comunidad internacional haga algo por la democracia venezolana?

-Mientras Venezuela le siga entregando su petróleo puntualmente y en los sitios que esos clientes internacionales designen, y mientras Venezuela siga pagando la deuda u ofreciendo en garantía bienes como Pdvsa, Citgo, o el oro venezolano, creo que no habrá ningún problema.

-¿Cuál es su opinión sobre la aprobación de las modificaciones a la ley Resorte y de Telecomunicaciones?

-Ambas están clarísimamente dirigidas a permitirle al Estado ejercer más presión sobre los medios. ya hemos visto que hechos gravísimos no se cubren en la inmensa mayoría de los medios de radio y televisión, hemos visto cómo se ignora la destrucción de la calidad de vida del venezolano, el endeudamiento en que está incurriendo el país, cómo se ignora el saqueo de Pdvsa y del Banco Central y todo eso lo facilita una llamada del director de Conatel a cualquier medio.

-¿Esas leyes cómo influyen en el trabajo de los medios y periodistas?

-En una pérdida de independencia cada vez mayor. En la radio y televisión y sobre los periodistas que mantienen una independencia, ha empezado una presión seria sobre sus anunciantes, vemos como esos periodistas y esos medios han venido sufriendo una merma importante en sus volúmenes de publicidad.

-¿Será posible el control de Internet?

-China e Irán lo han hecho, no creo que este Gobierno esté en capacidad de hacerlo, pero agentes chinos, cubanos e iraníes vendrán a Venezuela cuando el Gobierno le pague esos servicios.

-¿Por qué cree que el Gobierno no se ha atrevido a sacar a Globovisión del aire?

-Porque no tienen cobertura nacional, porque no le llegan a todos los venezolanos.

-¿Todo este entramado para censurar puede modificar la percepción del venezolano sobre las cosas que están sucediendo en el país?

-Yo creo que la gente seguirá viendo las cosas como están, pero ha ido perdiendo su capacidad de reacción. Yo no creo que los cubanos estén satisfechos con la situación en Cuba. La inmensa mayoría de los cubanos han vivido en carne propia el deterioro de su calidad de vida, el deterioro de la salud, de los servicios públicos, pero no tienen cómo expresar esa protesta, no tienen adonde ir, no tienen quien se haga eco, no pueden convocar manifestaciones de protesta.

-¿Qué expectativas tiene con la nueva AN?

-Creo que empieza muy mal: sin poderes, castrada por un acto inconstitucional de la Asamblea anterior (la ley Habilitante), con un desconocimiento del voto de los ciudadanos, y con una violación de una de las normas fundamentales de parlamentarismo de cualquier democracia como lo es la inmunidad parlamentaria.

-¿De qué sirve una AN que no puede legislar?

-Ellos tienen un reto importante de llevar esa mayoría que obtuvieron en las elecciones a hacerla efectiva en la calle. Ya que esa Asamblea no puede sesionar en el recinto parlamentario con todas las trampas y violaciones a las leyes, tiene la oportunidad de ir a la calle y legislar allí con la gente.

-¿Cómo percibe la situación en el corto plazo. ¿Lo malo que van las cosas puede generar algo positivo?

-Nunca lo malo puede producir algo bueno, lo buenos se produce cuando la gente se decide a reivindicar sus derechos y a construir un país. Este régimen no va traer nada bueno, se ha ido por el camino de la entrega a los intereses extranjeros. El Gobierno a resuelto mantenerse en el poder por el cohecho, el soborno o el populismo. Soy optimista en la medida que seamos capaces de reaccionar y llevar estos problemas a la calle, de convocar a los venezolanos para hacer un esfuerzo de unirse todos los que no quieren a esta dictadura comunista, que tiene a Venezuela sometida a las políticas de Fidel Castro.

-¿Cómo ve el ánimo de la gente?

-Creo que está todavía muy confundida porque no ha habido una posición muy clara de los sectores de oposición. Es necesario que la gente vea a la oposición unida en torno a una bandera muy importante como el restablecimiento de la convivencia organizada, de las leyes, de las instituciones de la libertad, de la protección de la familia y vea que esa voluntad de unión es real es palpable. Pero para ello es necesario que vayan todos unidos con una sola candidatura, con una sola tarjeta, lamentablemente hasta la fecha eso no se ha logrado. El día que haya esa conciencia de que tienen que ir todos unidos y la gente vea que ese esfuerzo es sincero, creo que se superará la situación y los días del régimen estarán contados.

-¿No se confabularon los propietarios de medios con otras élites para sacar a Carlos Andrés Pérez de la Presidencia y esto abrió las puertas a la actual crisis?

-No que yo supiera. La defenestración de Pérez fue el fruto de su desencuentro con Acción Democrática, que terminó produciendo un rechazo dentro de instituciones donde AD tenía mucha influencia, como el Congreso y la Corte Suprema.
Publicar un comentario