Libertad!

Libertad!

sábado, 7 de mayo de 2016

Entendimiento y nuevo gobierno




Simon Garcia
 Tal Cual.
Del hecho al dicho:
Entendimiento y nuevo gobierno.
SIMON GARCIA.
Maduro, aunque mantenga poder, ya es un perdedor. El modo antidemocrático como reacciona frente a su fracaso, continuará agravando las calamidades que están sufriendo los venezolanos y echando abajo al país.
Es casi imposible mejorar el dilema cuando el presidente sólo quiere arrebatarle al país el único salvavidas que queda para alejarse del naufragio. Mientras que la estrategia alternativa de cambio es el intento de lanzar otro salvavidas constitucional que lleve a la orilla, pacíficamente, al gobernante. Evitar que se ahogue es obligación para los demócratas porque es lo más conveniente para reiniciar la reconstrucción del país, una vez que sea revocado.
El modelo, la gestión y las políticas que sigue imponiendo Maduro nos arroja la vergüenza de ser el país con más homicidios del mundo y de padecer los estragos de la inflación más alta del planeta. Que no se trata sólo de la caída de los precios lo demuestra el hecho de que en ningún otro país existe la crisis de agua, electricidad, seguridad, producción o valores que nosotros soportamos. No una crisis, si no todas la susceptibles de ser pensadas. Juntas y sin frenos.
Maduro será revocado. Su intentona de configurar un golpe de Estado apenas podrá retardar unos meses la fecha. El presidente va a perder la elección de gobernadores. Y si insiste en su golpe disfrazado contra el régimen democrático y en desmantelar las instituciones del Estado y de la economía habrá que apelar a la convocatoria de una Asamblea Constituyente, a pesar de la minoritaria y conservadora voluntad autocrática de un poder fuera de la ley.
Las fuerzas democráticas de cambio, las que existen en la oposición y las que subsisten minoritariamente en el oficialismo, no pueden perder el rumbo. El objetivo inmediato y urgente de aplicar medidas para contener y luego revertir la crisis, restableciendo la vigencia de la Constitución Nacional, exige un entendimiento entre quienes forman parte de opciones que se han enfrentado, dura y desigualmente, durante años. El entendimiento es un acelerador del cambio.
Maduro retrocede lanzando granadas contra el entendimiento, bloqueando los caminos constitucionales que abren las posibilidades de cambio. Está perdiendo el juicio democrático y haciendo todos los esfuerzos para pasar a la historia como el gran responsable de la peor época que hayamos vivido. En vez de estimular la cooperación entre los dos únicos poderes públicos que tienen su origen en los votos, Maduro resuelve quitarle la luz, retenerle el presupuesto y desconocer las atribuciones constitucionales a la Asamblea Nacional.
El gobierno se ha convertido en el obstáculo activo para resolver cualquiera de los grandes, medianos y pequeños problemas que padecemos. Un tapón que impide la paz, la reconciliación y la unificación de los ciudadanos. El gobierno es la catástrofe. Es el activador de la crisis humanitaria.
El entendimiento es la base para una transición plural y progresiva, el primer paso hacia la formación de un gobierno según la relación de fuerzas y la deseable participación de la minoría electoral en la reconstrucción de la sociedad. Es también el medio que los ciudadanos pueden practicar autónomamente para tejer y definir desde la base de la sociedad, las condiciones para recuperar el derecho a vivir mejor.
Un entendimiento para resolver. Un entendimiento que hay que procurar antes y después del revocatorio.
@garciasim

COMENTARIO DE UN LECTOR
 Luis Loreto Paisano, lástima que estas sabias líneas les entren por un oído y les salgan por otro a los "gobernantes" de turno. El afán de mantenerse en el poder, sin ningún proyecto de país, los ha convertido en adalides de la destrucción, la miseria, la muerte y pare usted de contar.
Publicar un comentario en la entrada