lunes, 17 de mayo de 2010

NUEVO HIMNO DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
Y así mancillando su virtud y honor.
Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
Y así mancillando su virtud y honor.

Llegaron cadena…
llegaron cadenas.
Del pueblo opresor
¡del pueblo opresor!

Y el venezolano, a Castro aceptó.
Y todo el petróleo, a él entregó…
y a pedir limosna, el pueblo quedó.

Y todo el petróleo,
y todo el petróleo…
a él entregó,
y a pedir limosna, el pueblo quedó:
¡y a pedir limosna, el pueblo quedó!

Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
Y así mancillando su virtud y honor.

Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
Y así mancillando su virtud y honor.

II

El pueblo cansado,
el pueblo cansado…
del país salió:
¡del país salió!
Y ya en el exilio, la patria olvidó.
Y a los que quedaron, el loco obligó,
a comer piltrafa, bofe y salchichón.

Y a los que quedaron,
y a los que quedaron,
el loco obligó,
a comer piltrafa, bofe y salchichón:
¡a comer piltrafa, bofe y salchichón!

Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
Y así mancillando su virtud y honor.

Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
Y así mancillando su virtud y honor.

III

Pasaron los años,
pasaron los años…
y nada cambió:
¡y nada cambió!
Y el mundo miraba, a otra dirección.
Mientras que el petróleo, su valor perdió,
y ya Venezuela, poco le importó.
Mientras que el petróleo,
mientras que el petróleo,
su valor perdió,
y ya Venezuela, poco le importó:
¡Y ya Venezuela, poco le importó!

Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
Y así mancillando su virtud y honor.

Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
Y así mancillando su virtud y honor.

IV.

Y así fue la historia,
y así fue la historia…
De nuestra nación:
¡de nuestra nación!

Que fue reducida por la destrucción,
Por la cobardía y por la traición,
y por el flagelo de la corrupción.

Que fue reducida,
que fue reducida,
por la destrucción…
y por el flagelo de la corrupción:
¡y por el flagelo, de la corrupción!

Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
Y así mancillando su virtud y honor.

Pobre y triste pueblo, que Cuba ocupó
así mancillando su virtud y honor.

Música: popular canción de cuna española del Siglo XIX

Letra: Robert Alonso

1 comentario: