Libertad!

Libertad!

sábado, 23 de abril de 2011

ANDRÉS F. SCHMUCKE G. |El homofóbico

Aún existen personas que discriminan a otras por su orientación sexual, raza, credo...

EL UNIVERSAL
sábado 23 de abril de 2011 12:00 AM
Me parece increíble que en pleno siglo XXI con lo mucho que ha evolucionado la sociedad aún existan personas que puedan discriminar a otras por su sexo, raza, credo, tamaño, peso, uso de lentes, formas de hablar o orientación sexual.

Cuando era pequeño mi miopía me obligaba a usar unos lentes que eran más grandes que mi cabeza y que me hacían ver como el intrépido volador. Fui víctima de bromas crueles y a cada rato me decían nerd, cuatro ojos, y demás motes. De grande comprendí que quienes usan esos motes son personas inseguras y un poco ignorantes.

"El racismo es una enfermedad del cuerpo, el alma y la mente" así dice una canción del grupo Desorden Público y allí hablan de una realidad que aún nos golpea. Hace poco leí un artículo, con motivo de la Semana Santa, en el periódico regional Notitarde y me sorprendió la carga homofóbica del mismo. Pensaba que en pleno año 2011 la gente podría ser un poco más tolerante con ese tema, pero al parecer me equivoqué.

En el artículo se tildaba al homosexual de antisocial, de aberración de la naturaleza y se le consideraba prácticamente un demonio en vista de que Dios no aceptaba la homosexualidad ya que las parejas del mismo sexo deberían ser castigadas (y se pone como ejemplo la historia de Sodoma y Gomorra). El artículo causó revuelo en Twitter y el autor se disculpó diciendo que habían tergiversado sus palabras.

Yo no sé si quien escribió ese texto es homofóbico (pero por lo publicado lo parece), lo que si sé es que Dios nos dio libre albedrío y el poder de decidir y si una persona decide que le atrae u propio sexo ¿cuál es el problema? Yo preferiré mil veces a un homosexual genial como Oscar Wilde que a un heterosexual como Hitler.

andyfsg@hotmil.com

@andy
Publicar un comentario