Libertad!

Libertad!

viernes, 8 de abril de 2011

Una vez más: la unidad


Heinz R. Sonntag


Jueves, 7 de abril de 2011


La inclusión no puede ser meramente formal, debe ser substancial,
para que representantes de estas comunidades tengan la posibilidad de
participar en las discusiones y decisiones de la MUD

La gran mayoría de los ciudadanos de nuestro país, y no tan solo los lideres y voceros de los partidos políticos reunidos en la Mesa de Unidad Democrática (MUD), esta comprometida con un cambio real y profundo del sistema político para salir del totalitarismo que el actual régimen nos ha impuesto en sucesivos pasos durante los últimos 12 años.

Este anhelo de una democracia real, con independencia de los poderes del Estado (el legislativo, el ejecutivo y el judicial) y respeto absoluto a los derechos y garantías seguras de cada individuo y de toda la sociedad como comunidad o nación, se expresa en las luchas de los universitarios, los trabajadores y numerosos otros actores y se ha hecho crecientemente mayoritario durante los últimos – digamos – cinco anos, especialmente con la derrota a manos de los votantes de las “reformas constitucionales” del 2 de Diciembre de 2007 (que, en realidad, hubieran cambiado la Constitución de 1999 substancialmente, hasta su re-escritura).

El Ejecutivo y la Asamblea Nacional que feneció el 5 de enero de 2011 hicieron caso omiso a ese anhelo, expresado claramente vez en las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre de 2010, en las que “evitaron un desastre mayor” del 53 % de la oposición solo por las manipulaciones del CEN y la aprobación a toda prisa de una nueva Ley Electoral. En adelante, ellos y su PSUV se están portando como si los electores les hubiesen otorgado la mayoría de dos tercios en la Asamblea y luz verde para cada cantidad de “leyes”, para empezar con la Habilitante, que están cambiando la fisonomía constitucional del Estado.

Hago este recorrido por el pasado reciente para insistir una vez mas en la urgencia de aclarar lo que muchos pensamos debe ser la Unidad. Reitero lo que he escrito en artículos anteriores: la unidad debe incluir también a las Organizaciones no gubernamentales (ONGs), las Asociaciones Civiles, los Colegios Profesionales, las representaciones de los universitarios (estudiantes y profesores), las federaciones empresariales, los sindicatos democráticos etc. Esta inclusión no puede ser meramente formal, sino que tiene que ser substancial, en el sentido de que representantes de estas comunidades tengan la posibilidad de participar en las discusiones y decisiones de la MUD.

Esta cooperación es especialmente significativa en el diseño del programa y de la visión del futuro de nuestra sociedad que incluye su sistema económico, su institucionalidad sociopolítica y su cultura (en el sentido antropológico y amplio de la palabra: la educación en todos los niveles, el conjunto de los valores de convivencia y cohesión sociales, las instituciones culturales como los museos y otras manifestaciones). Solo así lograremos construir un “modelo” atractivo que pueda oponerse con éxito al actualmente existente (cuyos lideres, especialmente el máximo, ya han tenido demasiado tiempo para propagar, con todos los instrumentos y medios del Estado y la “hegemonía comunicacional”, el modelo suyo como si fuese el único posible).

Además, la presencia de esos actores es también indispensable en la planificación y programación de la campana electoral, sobre todo para las elecciones presidenciales. Sospecho que el número de militantes y votantes pertenecientes a partidos políticos es bastante mas reducido que el de los pertenecientes activos a la sociedad civil organizada. La contribución activa y entusiasta de estos últimos puede ser un factor importante para la victoria.

A mi me parece que han pasado los tiempos en los que los partidos reclamaban y ejercían la hegemonía en el sistema político. Claro que reconozco la importancia de los mismos para el funcionamiento de la democracia. Pero también constato que las sociedades contemporáneas son más complejas que antes, lo cual debe reflejarse en la forma de hacer política: en la multicipidad de organizaciones, en la desaparición de hegemonías, en las formas de comunicarse entre ellas etc.

¡Viva la Unidad!



heinzsonntag@cantv.net
Publicar un comentario