Libertad!

Libertad!

jueves, 14 de abril de 2011

Sobre las primarias


Antonio Ledezma


La fecha de las elecciones primarias debe ser la que mejor le convenga al país. Es natural y saludable que existan discrepancias, pero lo fundamental es que actuemos con sensatez y que nos pongamos al servicio de la unidad con el deber de desempeñar nuestros puntos de vista.

Se hace necesario acelerar el proceso para acordar el cronograma de las elecciones primarias en las que se escogerá al candidato que se medirá con el Presidente de la República en diciembre del próximo año.

También es necesario un debate entre los precandidatos de la Unidad Democrática y, en tal sentido, extiendo una invitación a todos aquellos que deseen participar en las elecciones primarias a un diálogo en los escenarios públicos o en los medios de comunicación social.

Que se comiencen a realizar debates entre los que ya aspiramos la candidatura presidencial, y que cada uno de nosotros pueda decirle a los venezolanos cómo vamos a reconstruir las instituciones, qué mensaje esperanzador podemos llevarle a Venezuela, cómo vamos a gobernar e impulsar un proyecto de Estado que le devuelva a nuestro país su condición de Estado descentralizado, donde se garanticen las libertades públicas y tengamos instituciones autónomas y no domesticadas al servicio de un caudillo.

La fecha de las elecciones primarias debe ser la que mejor le convenga al país. Es natural y saludable que existan discrepancias, pero lo fundamental es que actuemos con sensatez y que nos pongamos al servicio de la unidad con el deber de desempeñar nuestros puntos de vista.

El pluralismo constituye una fortaleza, no una debilidad. Las ideologías cuentan, y vamos a ser responsables con la gente en la fecha de las primarias, y si va la modalidad de la tarjeta única. Las organizaciones políticas están conscientes de consolidar esa unidad que tanto reclama Venezuela.

En la Mesa de la Unidad Democrática no debe quedar excluida ninguna institución adversa al Gobierno, y el candidato presidencial será escogido democráticamente en elecciones primarias, y no por consenso. La unidad se tiene que reforzar con más unidad.

La unidad debe abrir las puertas a todos los sectores que quieran unir su esfuerzo a la defensa de la democracia venezolana, porque sólo unidos vamos a poder ganar. Creo que la unidad es una ofrenda para que se pueda rubricar esa victoria que el pueblo aspira a conquistar.

El próximo período gubernamental será de transición, toda vez que el nuevo Presidente de la República se va a encontrar con un país muy endeudado, sus instituciones menguadas, donde se ha promovido la fractura sentimental. El nuevo Presidente deberá gobernar con amplitud.

Alcalde Metropolitano
Publicar un comentario