Libertad!

Libertad!

lunes, 8 de diciembre de 2008

                             OBAMA EL EQUILIBRISTA

 

Mientras que las estrellas del mundo del espectáculo se disputan su participación en el acto de toma de posesión de Barack Obama, el cual espera reunir entre 3 y 4 millones de personas, el nuevo mandatario estadounidense hace los nombramientos más importantes de su gabinete ministerial.

    El complicado entorno económico-financiero, las variadas y altas expectativas de la población norteamericana y los distintos conflictos en los que por su naturaleza de potencia global está envuelto EEUU, ha colocado al Presidente Obama en una muy particular situación a la hora de escoger a sus más cercanos colaboradores.

   Hacia dentro deberá conciliar y unir esfuerzos que le permitan lidiar exitosamente con las dificultades económicas y políticas y reencaminar la economía nacional, y hacia fuera, debe recuperar la imagen bastante deteriorada de EEUU, minimizar resistencias, reforzar y/o restablecer alianzas, así como abrir un intenso diálogo con muchos regiones, en especial, nuestro hemisferio, sobre muy álgidos temas.

   Las tareas para este nuevo Presidente son extremadamente complejas y con soluciones difíciles a mediano y largo plazo. Los dos frentes, el interno y el externo, se disputarán su atención, aun cuando lo que ocurra en uno traerá ineluctablemente secuelas en el otro y viceversa. La fijación de prioridades, como es natural, encerrará muchos riesgos. Concentrarse en un frente puede conducir a descuidar el otro, y esto puede traer consecuencias no deseadas.

   Obama deberá moverse entre los efectos sociales internos de la crisis económico-financiera y la dinámica del mercado energético mundial, entre la crisis crónica del Medio Oriente, Irak e Irán y los movimientos geopolíticos de Rusia, entre la paralización de las negociaciones comerciales en la OMC y los problemas del cambio climático, entre el desarrollo y ascenso del autoritarismo en Latinoamérica y los problemas de inmigración, entre la hambruna en África y sus guerras tribales y el problema con Corea del Norte.

    Son los gajes del oficio de potencia global.

    Para la Secretaría de Estado Obama ha designado a su ex rival, Hillary Clinton, quien goza hoy de un poder decisivo en el Partido Demócrata; para 

Publicar un comentario