Libertad!

Libertad!

sábado, 12 de diciembre de 2009

TRAIDORES ROJOS CORRUPTOS, caricaturesca



CHINORRON





Chinorrón

Ahora son traidores
Rojos corruptos


E l Presidente de la República, según la agencia AP, "pidió la ayuda de sus
seguidores para desenmascarar a los corruptos que estarían infiltrados en
las filas de su gobierno y a quienes tildó de traidores de la revolución".

Ante esas aseveraciones lo mejor es esconder una risita si uno pertenece al
PSUV, porque desde las mismas filas del movimiento bolivariano nadie cree en esas frases lanzadas como granadas de un soldado que se bate en retirada.

Más le valdría batirse como una mayonesa casera, para que sus palabras alcanzaran un cierto grado de credibilidad. Porque lo verdadero es que nadie, ni siquiera los integrantes del primer anillo de seguridad, creen que él, como Presidente, se estaba chupando el dedo mientras los hermanitos Chacón guisaban con los dineros de los ministerios y empresas del Estado.

La arremetida actual sólo persigue colocar en la picota a unos intermediarios de negocios con los dineros del Gobierno, pero los verdaderos capos siguen
incrustados en las altas esferas.

Sin embargo, a ellos ni con el pétalo de una rosa. Y es que si se aproximan
a la candela pueden quemar a la familia presidencial, y esto no puede ni
debe ser posible en momentos en que se aplaude la insurgencia de Ezequiel
Zamora.

Es el resentimiento personal y el odio social elevado a la categoría de una gesta heroica, pero que sólo es una vulgar coartada para arruinar y
luego destruir a quienes trabajan la tierra.
El Presidente se atrevió a decir, según la AP, que "los traidores tienen
muchas formas de camuflarse" (...)

y que se debe desenmascararlos (...)
"Vender los valores es traicionar la revolución. Robarse aunque sea un bolívar. No trabajar. Ser un flojo. Eso es traicionar la revolución".

A buena hora se dio cuenta de cómo funciona su administración bolivariana centralizada, sin una Asamblea Nacional que pida explicaciones a los ministros y jefes de las empresas del Estado, con una Contraloría que parece un morrocoy con gripe asiática.

Según el equilibrado despacho de AP que comentamos, el jefe del Estado dijo que está decidido a "castigar a los banqueros que sabotearon, robaron,
saquearon y estafaron a mucha gente".

Además, "pidió a sus colaboradores agilizar la toma de las empresas y bienes de los banqueros, tanto de los que están presos como de los que huyeron".

Que el Presidente se entere a último minuto de lo que todos los venezolanos
sabíamos sobre sus amigotes y los relacionados comercial y financieramente con la familia presidencial (y que nos perdone Mario Puzzo, el autor de El Padrino) es de novela. Si un mandatario no tiene idea de lo que hacen sus subordinados es porque su sistema decontrainteligencia no está funcionando.

Cuando Chávez llegue a Cuba confirmará que el ex embajador cubano enVenezuela, Sánchez Otero, estaba en el guiso con Fernández Barrueco. Y que la esposa del cubano manejaba los negocios de comercio de alimentos. Y que ganaron mucho dinero.
¡Cosa más grande!


EL NACIONAL - VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 2009







Publicar un comentario